| 3/26/2010 12:00:00 AM

Inversiones Mundial, una diversificación exitosa

Gracias a la diversificación de negocios y mercados, esta organización -compuesta por más de 30 empresas en América Latina- logró sortear la crisis del año pasado. En 2010 planea desarrollar y profundizar estrategias e inversión en diferentes frentes.

Hace cerca de cinco años, Colombia representaba cerca del 80% de los ingresos de Inversiones Mundial -holding de empresas del sector químico, comercio, pinturas, tintas, envases y más recientemente tuberías y aguas-. En los últimos años, esa tendencia ha venido cambiando y hoy la operación fuera de nuestro país ya pesa 52,4% de sus ventas, localizadas principalmente en América Latina.

Fue precisamente la diversificación -no solo de mercados, donde tiene presencia en 11 países y ventas en más de 28, sino también de nuevos negocios- lo que le permitió sortear la crisis del año pasado. En su historia de 80 años, Inversiones Mundial ha evolucionado del negocio de comercio con Cacharrería Mundial, al de pinturas -con marcas como Pintuco, Terinsa e Ico, entre otras-, también se integró hacia atrás en el tema de químicos y envases, y en los últimos años ha desarrollado el negocio de tuberías y servicios relacionados con el manejo de agua.

Este esfuerzo fue clave en darle estabilidad a sus números el año pasado, en un escenario de difíciles condiciones macroeconómicas en la región. Las ventas consolidadas fueron de $1,9 billones en 2009, lo que representó apenas un crecimiento del 1,6%, una cifra que es positiva dadas las condiciones del mercado ese año, si bien contrasta con el incremento que alcanzó la organización en 2008, que fue de 26%. A su vez, las utilidades de Inversiones Mundial llegaron el año pasado a $49.912 millones, cifra que, sumada a las utilidades de otras compañías de propiedad de los accionistas, gestionadas por la misma corporación, ascendió a $89.169 millones, un 4,1% menos que en 2008.

"Si bien Inversiones Mundial tiene una diversidad grande, es una diversificación relacionada entre sus negocios, como el de químicos y pintura; y ahora el de tubería con los servicios de agua, lo que permite que sus empresas trabajen juntas y desarrollen ventajas competitivas", dice un corredor de bolsa.

Para este año, en un escenario económico más estable y con expectativa de crecimiento del consumo, las apuestas crecen y la organización analiza nuevas oportunidades de inversión y crecimiento, y también nuevos destinos, apuntalados en su estrategia de innovación.

¿De dónde viene?

Para Ernesto Fajardo, presidente de Inversiones Mundial, una de las mayores dificultades el año pasado estuvo relacionada con la operación de los negocios en Colombia. "El impacto más fuerte fue por el lado de la demanda y de la competitividad. Al revaluarse el peso se vuelven más competitivos los productos importados y, por el lado político y macroeconómico, se vieron reducidos mercados como Venezuela y Ecuador, destinos a los que algunos de nuestros clientes de materias primas exportan. Estas situaciones aumentaron la competencia interna y los márgenes se afectaron. Aunque algunas de estas variables se fueron corrigiendo hacia final del año y en el último trimestre los resultados mejoraron, no fueron suficientes para recuperar las dificultades del primer semestre", dice el ejecutivo. A esta situación también cooperó la caída en el campo industrial y de comercio en Chile.

Sin embargo, otros mercados como las operaciones industriales en México, Brasil, Argentina, Ecuador e, incluso, Venezuela alcanzaron resultados positivos.

En el caso de sus negocios, tradicionalmente, Inversiones Mundial ha tenido en comercio, químicos y pinturas más de 80% de sus ingresos, a los que se suman otros como envases y tintas. Sin embargo, los nuevos negocios realizados en los últimos tres años le han permitido al grupo diversificar los ingresos: en productos químicos adquirió al Grupo Torres en Brasil el 67% de las compañías Novapol Plásticos y Novaforma, distribuidora de Fiberglass; en tuberías compró O-Tek e hizo ampliaciones y nuevas plantas en Brasil, Argentina y México, y adquirió Newsan Saneamento -hoy O-Tek Servicios Brasil-, entre otros.

"Hoy, los nuevos negocios pueden llegar a representar entre un 15% y un 20% del total. Esta es una cifra significativa y que tiene una proyección muy grande de crecimiento", señala Fajardo. ¿Por qué? Algunas de sus plantas, como la de Aguascalientes en México, entraron en operación apenas el año pasado y se espera que las producciones empiecen a crecer.

Además, la organización está incorporando estrategias para la ampliación de las capacidades en otros centros de producción. Por ejemplo, en Brasil, con diseños, sistemas e ingenieros propios, el grupo logró aumentar la capacidad instalada de las plantas químicas y de tubos en un 50% y colocó en el mercado 40% adicional de esa capacidad.

En el caso de comercio, Cacharrería Mundial fue uno de los pocos negocios en Colombia que tuvo un comportamiento favorable, en medio de una explosión y diversidad de canales. "Nuestro negocio de comercio está más dedicado hacia la periferia de las ciudades y llega a sitios más lejanos donde estos nuevos formatos no se han desarrollado tanto. A esto se suman nuevas herramientas tecnológicas, alrededor de la sistematización, de la mejora en la comunicación y de rapidez en la entrega", agrega Fajardo.

El futuro

Después de un año de dificultades y ajustes de la operación en términos de productividad, de manejo de costos y de cuidar el capital de trabajo, la agenda para la organización este año será muy movida y podría resumirse en cuatro grandes áreas: oportunidades, modelos, nuevos mercados e innovación y desarrollo.

En el capítulo de oportunidades, por una parte, la organización está mirando opciones de ampliar el espectro alrededor de los negocios que tiene hoy. "Estamos analizando oportunidades de inversión en el negocio de pinturas en otros países y crecer el área de servicios en el tema de tuberías. La volatilidad del clima hace que el manejo del agua se vuelva crítico. No se trata, entonces, solo de fabricar tubos sino de entender cómo se moviliza el agua", dice Fajardo. De otro lado, también estudia opciones de negocios alrededor de sectores como construcción, comercio y ambiente.

¿Bajo qué modelo abordará la organización estas oportunidades: individualmente, joint ventures o alianzas? La respuesta, como en una encuesta, sería todas las anteriores. Al mirar el comportamiento histórico de Inversiones Mundial, se observa que ha funcionado bajo diferentes modelos en su desarrollo de negocios: en países como Brasil, Venezuela y Argentina opera con socios, mientras que en Ecuador la inversión es individual. "Una de las cosas que ha hecho exitoso a este grupo es tener la posibilidad de poder trabajar con aquellos dueños de compañías que, o no se quieren salir del negocio, o tienen algo por aportar en el proceso de crecimiento; pero también manteniendo buenas relaciones con los que se quieren salir de sus negocios", dice un consultor. Hoy, Inversiones Mundial tiene alianzas con Sun Chemical, Crown y Amiantit -todas estas le dan acceso a tecnología de punta- y Mexichem, entre otras.

En cuanto a nuevos mercados, Inversiones Mundial es lo que se considera una multilatina. Una multinacional con presencia en los principales mercados de la región. Aunque alguien muy cercano a la compañía manifestó que el foco sigue siendo Latinoamérica y no tiene en los planes de corto plazo expandirse hacia otras regiones del mundo, para Fajardo no hay limitación. "El futuro de las compañías de la organización es el de operar en diferentes países, trasladando las mejores prácticas que tenemos, como lo hemos hecho en mercados tan competitivos como Brasil, Argentina y Chile. Eso significa que también lo podemos llevar a otros países. Todo depende de la oportunidad y del tiempo en que se presenten, pero sí lo estamos analizando", dice el presidente del grupo.

Y, finalmente, está la apuesta por la innovación y el desarrollo. La capacidad de innovación de la empresa ha estado demostrada en los últimos años, desde generar un nuevo negocio -el de tuberías, que hoy es O-Tek, a partir del negocio químico-, hasta procesos de rehabilitación de tuberías sin métodos destructivos, pasando por tintas de seguridad y digitales, insecticidas y procesos de B2B en Cacharrería Mundial.

Para desarrollar la plataforma de innovación, las empresas del grupo adoptaron la metodología stage gate, en la que se invierte cerca de 2% de las ventas totales. En 2009, aproximadamente 7% de las ventas del grupo se originaron en desarrollos de los últimos dos años. Según un informe de la compañía, con la aceleración de su proceso de innovación, se estima que en los próximos años 25% de los ingresos provenga de esta plataforma.

Si bien Inversiones Mundial no fue ajena a la crisis del año pasado y los negocios estuvieron en medio de un entorno muy complejo que no les permitió crecer como lo habían hecho un año antes, la planeación de un proceso de diversificación, así como las apuestas en innovación, no solo le permitieron superar esta etapa, sino que podrán salir fortalecidos de ella.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?