| 4/30/2009 12:00:00 AM

Inversión extranjera sobre ruedas

Invacare, firma especializada en soluciones de movilidad para discapacitados, escoge a Colombia para emprender su expansión latinoamericana.

La dinámica que ha mostrado el país durante los últimos diez años y el interés por posicionarse en la región latinoamericana fueron las claves para que la compañía estadounidense MD International de Colombia, representante de Invacare, decidiera visitar el país y evaluar las posibilidades de instalarse en el territorio nacional.

Mark Sullivan, vicepresidente y gerente de la categoría de productos de rehabilitación de la firma estadounidense, expresó que "vemos a América Latina como un mercado creciente y en Colombia, además de ser un gran mercado, están pasando muchas cosas que llamaron nuestra atención". Invacare es una compañía que diseña y fabrica toda clase de equipos para personas discapacitadas, con un amplio catálogo en la categoría de sillas de ruedas, que va desde las convencionales hasta las especializadas en deportes para minusválidos.

"Contamos con una amplia gama de productos de rehabilitación y cubrimos toda la cadena con más de 1.000 productos especializados", señaló John Lescher, director de gerencia de productos respiratorios de Invacare. Colombia sería el segundo país de la región, después de México, que contaría con la presencia de los productos de la multinacional con presencia en más de cien países del mundo.

Mark Kline, vicepresidente de cuentas nacionales y de exportación, explicó que la idea inicial es generar la línea de distribución de productos de la casa Invacare, para luego evaluar las posibilidades de abrir una compañía de producción en el país como las que tienen en Estados Unidos, Europa, Australia o Nueva Zelandia. "Lo primero que buscábamos era un socio local para fortalecer nuestra presencia en el país, al cual sólo llegábamos por intermedio de empresas colombianas para las que trabajamos de tiempo atrás", afirmó Kline.

La filosofía de la compañía es pensar en la comodidad de las personas discapacitadas en el hogar, en su lugar de trabajo y para aprovechar el tiempo libre. Por ese motivo han desarrollado desde sillas de ruedas básicas, hasta equipos de alto rendimiento para competencias deportivas de minusválidos, pasando por sillas eléctricas para personas de edad.

Invacare reportó ventas en 2008 por US$1.800 millones en su operación mundial, de la que tienen una participación de mercado del 50% y a la que dedican una inversión en investigación y desarrollo de entre 2,5% y 3% de sus ventas. Además de su negocio de sillas nuevas, Invacare recibe elevados retornos por sus actividades de reparación de sillas de ruedas de otros productores. "Nuestros productos son costosos, pero su duración es superior a la de nuestros competidores, por los materiales y el diseño que incorporamos en nuestros equipos", señala Sullivan.

En la actualidad, el negocio está cambiando, dado que han incursionado en nuevas y diversas actividades. En Colombia, además de buscar la promoción de sus productos para fines comerciales, Invacare piensa trabajar en su línea de capacitación en rehabilitación, vincularse a la Asociación Colombiana de Medicina Física y Rehabilitación en los programas de fisiatría de las Universidades Militar Nueva Granada, Antioquia y Valle; fisioterapia en la Sabana y Maria Cano, además de ofrecer congresos y seminarios de actualización en rehabilitación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?