| 10/13/2006 12:00:00 AM

Internet, negocio que no para

Cada paso que se da hoy en cualquier dirección dentro de la gran red deja una estela de dólares detrás. Los gigantes mediáticos lo han entendido y buscan dejar su huella.

Muchos repiten luego de vivir una crisis, o la bancarrota, que después de la tormenta viene la calma, pero quizá nada resulte más falso que este adagio al observar el presente de internet tan solo un lustro después de la tormenta que devastó a miles de inversionistas, multinacionales de peso y emprendedores alrededor del mundo. Se ve una fuente de frenesí financiero y un caldero de negocios que no para de hervir.

Y en este universo festivo ya no son extrañas las historias de éxito que van desde el US$1 millón ganado por el británico Alex Tew con la venta de píxeles, hasta los miles de millones de dólares que los grandes peces de las comunicaciones como Fox, NBC y Time Warner, hoy convertidos en tiburones del océano virtual, están gastando para devorar empresas de internet y alimentar su fortuna.

Por la punta del US$1 millón, tenemos la historia bien reseñada alrededor del mundo, pero casi fantástica, de Alex Tew, de 21 años, que para pagar su universidad creó www.milliondollarhomepage.com, un sitio que consta de una página principal dividida en 10.000 pequeños cuadrados de 100 píxeles cada uno (un píxel es un pequeño punto de luz y color y cada pantalla tiene miles de ellos). Su idea fue vender cada píxel a US$1, con un pedido mínimo de 100 píxeles por cliente, para que pusieran anuncios gráficos de su preferencia, dirigidos (linkeados) a su propia página web.
 
De esta forma, con lo que ahora es un collage desordenado de avisos de diferentes tamaños y colores, una especie de valla publicitaria digital interactiva, Tew obtuvo más de US$1 millón en menos de seis meses, subastando los últimos píxeles (1.000) que tenía por eBay, y consiguiendo que su producto de US$1 alcanzará los US$38,1 cerca de la meta.

Claro, esta historia no habría llegado a tan feliz cierre si no hubiera sido por el impulso de los medios tradicionales y otros sitios de internet. Periódicos como el Wall Street Journal, el Daily Mirror y muchos otros de Europa, al igual que cadenas como CNN y ABC, los escritores de blogs que reportaron la idea y la fuerza del voz a voz que eso imprimió al proyecto.

Precisamente, el poder de los medios tradicionales nos sirve ahora para llegar a la otra punta, la de los miles de millones de dólares.

Los negocios de los grandes
Hace poco más de una semana, el grupo de medios estadounidense NBC Universal, propiedad de General Electric —tan familiar por estos días en Colombia—, dijo que dirigirá sus esfuerzos a que los ingresos de su negocio digital superen los US$1.000 millones en 2009, con una previsión de US$400 millones para este año.
 
El eje de su esfuerzo es la página de internet para mujeres iVillage, que compró este año por cerca de US$600 millones. La gigante de los medios en Estados Unidos, dueña de la cadena de televisión NBC y los estudios de cine Universal, según Financial Times, busca seguir los pasos de News Corporation, de Fox, que tiene MySpace.com como la piedra angular de sus negocios en la red, añadió el diario.

Pero la historia aquí es que con la apuesta de NBC, se confirma la demoledora atracción de internet para los grandes jugadores del negocio de medios de comunicación tradicionales, que hace menos de un año tuvo como protagonistas a los periódicos y sus accionistas, cuando grupos como Knight Ridder fueron cercados por la competencia de la gran red y su imán para los anunciantes.
 
La crisis de los periódicos en Estados Unidos e Inglaterra por la competencia de internet dejó entre otras, la enseñanza de que en el nuevo mundo de las comunicaciones hay que moverse rápido. Así lo han entendido Fox y ahora NBC, que compiten ya no solo por la audiencia de la televisión o el cine, sino por los habitantes de las comunidades virtuales y lo que ellos pueden comprar on line.

Buena mezcla
NBC Universal y Fox, del multimillonario Rupert Murdoch, buscan llenarse de las mieles del coctel multimedia que sabe muy dulce en internet: los nuevos medios, los medios tradicionales y anunciantes que buscan comunidades fáciles de identificar.

Estos gigantes mediáticos saben que su poder en el mundo de la televisión y el cine son la palanca perfecta para mover el mundo de internet. Con sus programas para televisión por pago y con algunos títulos para cine, Fox sabe que tiene con qué llegarles a más los millones de internautas que casi literalmente viven en MySpace (ver recuadro), y que han convertido a este sitio en una mina de oro que muchos han querido explotar y que, quienes ya llegaron tarde a su bonanza, quieren replicar a cualquier escala. NBC busca lo mismo con lo que compró, ampliando la cobertura de género de su sitio, y Microsoft estudia cómo llegarle al negocio, para lo que necesita contenidos.
 
Pero en definitiva, Fox es quien tiene el martini bien mezclado.

Pero, ¿cuál es la gracia de MySpace? Es el principal sitio de red social virtual del planeta con más de 15 millones de visitantes únicos a diario, y más del 80% del tráfico de este segmento de internet, seguido muy de lejos por Facebook (en la manga de Microsoft) con un 7,58%, y Xanga con un 3,81%, después, lejos, la red social de Yahoo (360.yahoo.com), solo alcanza un 1,13%, y la de Google, Orkut, se queda en un 0,30% (¿su primer fracaso). Lo mejor es que, a pesar del mito, internet se convierte cada día menos en un mundo de adolescentes, y cada día más en el de los adultos jóvenes: gente con billete para gastar.
 
De hecho, una de las fortalezas de este lugar y sus similares es que, lo dice la revista Fortune, de los usuarios de MySpace el 87% es mayor de 18 años y el 52% es mayor de 35 años.

Este público cautivo en un espacio determinado y segmentado por gustos musicales, o por enlaces de amistad, o por temas en común, lo que sea, pero fácilmente determinable, es lo que Murdoch compró cuando pagó más de US$600 millones, y en lo que se apoya ahora para decir que en menos de tres meses tendrá en sus manos al sitio líder en ventas y descargas de videos y películas, adelantando al sorprendente YouTube que logra 17,9 millones de usuarios únicos al día para ver videos caseros y comerciales.
 
Reto harto difícil ahora cuando esta revelación del cine y las películas por la red ha sido atrapada por Google, en un negocio de US$1.650 millones, en el cual entrega acciones del buscador a los dueños de YouTube que hoy concentra el 46% del mercado de descargas de video en internet.

Así, podemos concluir que la tormenta de internet dio paso a una mezcla embriagante que concentra la ambición, estimula las papilas gustativas y quita el sueño de los poderosos mediáticos: la venta de videos, cine y dentro de muy poco, televisión por suscripción por internet.
 
Más pruebas: NBC está preparando un servicio de video por suscripción para su cadena de televisión por cable de noticias financieras CNBC, Apple ya vende películas de Disney desde hace poco más de dos semanas y espera lograr en su primer año US$50 millones, y Microsoft ya tiene un sitio en prueba con ese fin, Soapbox (¡MS y sus cajas!).

El adagio para internet y su seguidilla de negocios basados en la música, la publicidad, luego las películas y dentro de poco la televisión queda resuelto en que tras la tormenta viene la plata.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?