| 8/19/2015 7:00:00 PM

La devaluación del peso colombiano no afectó las vacaciones de las personas

El alza en el dólar no afectó sensiblemente la temporada de vacaciones de mitad de año, aunque sí provocó algunas modificaciones en los destinos. Los ojos están ahora en el fin de año.

Ni maletas desempacadas ni ‘chingues’ devueltos al clóset. Pese a la fuerte devaluación que registra el peso colombiano, la temporada de vacaciones de mitad de año tuvo un buen comportamiento en materia de ocupación hotelera y de aerolíneas. Sin embargo, el evidente cambio en las tendencias de viajes vaticina que las cosas ya no serán como antes ni para los viajeros ni para las empresas del sector.

En términos generales las cifras de turismo se mantuvieron al alza en el primer semestre. De acuerdo con la Aeronáutica Civil, en junio el número de pasajeros por vía aérea creció 11,76%, y fueron los viajeros domésticos los que registraron una mayor dinámica, con un crecimiento de 13,63%, mientras los internacionales aumentaron 8,03%. En el semestre, las cifras también son positivas: según la Aerocivil, el número de pasajeros aumentó 10,95%.

Aunque estas cifras mantienen el optimismo del sector, todos miran con cautela los cambios importantes que vive esta industria, que incluyen nuevos destinos de viajes –para protegerse del dólar caro–, un reenfoque en los destinos nacionales, pasando por el mayor interés en las promociones y la reactivación del ‘todo incluido’.

Uno de los cambios más notorios tiene que ver con la búsqueda de nuevos destinos en el exterior para mitigar la devaluación. Si bien Estados Unidos sigue siendo el mayor mercado de turismo para los colombianos –con cerca de 30%–, las rutas hacia México y países del Caribe están mostrando una dinámica inusitada.

Diego Bermúdez, gerente regional de la aerolínea Copa, explica que el crecimiento de viajes hacia México es todo un fenómeno turístico pues ya logró desplazar a Panamá del segundo lugar de preferencia entre los colombianos. Esta dinámica obedece a varios factores: por un lado, la eliminación de la visa, pero también la apertura de rutas a ciudades con gran atractivo turístico en ese país, como Cancún, y las de Copa a Puebla y Villahermosa. 

Rocío Rodríguez, gerente de la agencia Cielos Abiertos, destaca que este destino alcanzará este año un crecimiento de 30%, lo que le ha permitido convertirse en el segundo más visitado por los colombianos, con 15% de los viajes de turistas nacionales al exterior.

También el Caribe y Centroamérica han ganado participación, pues es claro que los colombianos siguen viajando al exterior aunque cada vez buscan optimizar más sus gastos en vacaciones. Por eso Avianca anunció hace solo unas semanas el aumento de tres vuelos semanales hacia República Dominicana, con lo cual sube en 2.000 el número de sillas disponibles y llegará con 11 vuelos semanales a Santo Domingo y 10 a Punta Cana, mientras que Copa lanzó su plataforma digital Copavacations para capturar nuevos viajeros.

Puerto Rico es otro de los destinos más dinámicos: el año pasado creció 73% el número de viajeros a ese país y este año las tasas siguen al alza.

La reducción de costos en los viajes corporativos y la repotenciación del ‘todo incluido’ también regresan con fuerza. En el primer caso, Rodríguez señala que los viajes de incentivo –por convenciones empresariales o para premiar el desempeño de sus empleados– muestran una caída importante en lo corrido del año. Incluso, afirma, mientras hasta el año pasado algunos de estos viajes estaban programados en Estados Unidos o Europa, lo que se ha visto en este es que se ha optado por países del Caribe para realizarlos. 

Aerolíneas y agencias coinciden en que en el turismo corporativo algunas empresas han decidido recortar el número de beneficiados, incluso en la proporción en que ha subido el dólar.

Vuelta a Colombia

Pero los cambios de rumbo no solo se han dado en el exterior. Otra tendencia fuerte en la temporada vacacional tiene que ver con el renovado interés por los destinos nacionales.

Hernán Passman, gerente de la aerolínea Latam en el país, explica que la demanda por los destinos nacionales crece porque la mejora en el ingreso de los colombianos durante la última década hizo que muchos comenzaran a comprar paquetes vacacionales y hoy no están dispuestos a renunciar a este placer. Esto explica la nueva dinámica del turismo interno. 

Para el directivo, los colombianos “ahora está buscando alternativas más económicas para el turismo y, en este sentido, quienes ya en el pasado viajaron a Miami o a otros destinos en el exterior están buscando como alternativa los nacionales”. De acuerdo con Passman, las rutas con mayor pedido este año son San Andrés –que solo en el primer trimestre aumentó 76%–, Santa Marta –con 57%–, Cartagena –40%–, Cali –con 22%– y Cúcuta –21%–.

Los cambios en las tendencias de viajes tienen a los empresarios del sector en alerta, para replantear estrategias, aprovechar las oportunidades que se están generando, pero también para ajustarse a la nueva realidad.

Hasta el momento, las compañías aéreas han mantenido una guerra de tarifas y fuertes ofertas que han terminado recortando sus márgenes de rentabilidad. Sin embargo, para las propias empresas esto tiene un límite, pues no pueden mantener indefinidamente su estrategia de recorte de márgenes mientras el dólar sigue escalando. 

Para el presidente de VivaColombia, Juan Emilio Posada, aunque 70% de la estructura de costos de las aerolíneas se ha visto afectada por el aumento en el precio del dólar, las compañías hasta el momento no han trasladado estos mayores costos a las tarifas nacionales. Sin embargo, nadie en el sector descarta que se adopten algunos ajustes en las tarifas a medida que el precio del dólar siga escalando.

De acuerdo con Posada, “es lógico que el mercado ajuste tarifas, esto va a pasar en algún momento y tendrá un impacto en la demanda, dependiendo de cómo se haga este incremento”.

Otra de las estrategias de las compañías del sector apunta a innovar en rutas. En este caso, no solo logran atraer nuevos viajeros colombianos a esos destinos, sino que de paso se benefician con los descuentos y prerrogativas que en materia de reducción de costos les otorgan esos países a las aerolíneas. 

La búsqueda de turistas extranjeros, que se benefician con la devaluación en Colombia, también hace parte de los esfuerzos del sector en estos momentos, cuando crece la expectativa por el comportamiento de la temporada vacacional de fin de año.

Si bien el sector de viajes y turismo está adoptando ‘todas las formas de lucha’ para mantener su crecimiento, del comportamiento del dólar y de la confianza de los colombianos para mantener sus decisiones de viajar dependerá que esta vuelva a ser una temporada dinámica.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?