| 2/2/2017 12:00:00 AM

Biotoscana, la farmacéutica criolla que se convierte en multilatina

Con compras en Colombia, Brasil y Argentina, el Grupo Biotoscana se consolida como uno de los mayores productores y comercializadores de medicamentos especializados en la región. Esta es la historia.

La empresa Biotoscana es un emprendimiento 100% criollo que silenciosamente se convirtió en un grupo multilatino. La empresa no escapó a las movidas registradas en los últimos años en el sector farmacéutico, las cuales llevaron a que muchas firmas locales quedaran en manos extranjeras. De hecho, la compra de esta firma –creada en 1987– fue una de las primeras movidas que se dio en la industria.

En 2011, el fondo de inversión estadounidense Advent International decidió adquirirla. Un año más tarde -en 2012- se dio la compra de Genfar por parte de la multinacional Sanofi, mientras que Lafrancol fue vendida ese mismo año a la Corporación Farmacéutica Recalcine de Chile –que luego fue adquirida por Abbot.

En medio de esos movimientos empresariales, Biotoscana inició el camino a convertirse en un grupo multilatino que no solo comercializa sino produce medicamentos especializados (cáncer, VIH, enfermedades huérfanas, etc.), que son vendidos en 10 países de la región.

Tal vez le podría interesar leer: La apuesta millonaria de la farmacéutica más grande de Colombia

La intención del fondo Advent de tener presencia regional en esta actividad lo llevó a comprar en 2013 la brasileña United Medical, con la cual continuó armando el rompecabezas que le permitiría tener un conglomerado sólido en Latinoamérica.

Dos años más tarde adquirió en Argentina LKM, especializada en el mercado de oncología y VIH. Con esta compra, el Grupo Biotoscana, como se le conoce hoy, agregó a su portafolio de servicios dos plantas de producción (oral e inyectables), además de la investigación y desarrollo de sus propios productos. Las filiales de Brasil y Argentina continúan llevando sus mismos nombres pero con el apellido Grupo Biotoscana.

Para el momento de su compra, Biotoscana tenía operaciones en Perú y Ecuador y registraba ventas por US$80 millones. A partir de allí el crecimiento de sus ingresos ha sido de 25%, gracias al agresivo plan de expansión que inició su nuevo dueño.

Lo invitamos a leer: Colombia ya tiene 13 zonas francas en el sector de la salud

El común denominador utilizado por Advent en estas negociaciones fue comprar compañías familiares con un alto potencial y que tuvieran algunas similitudes, como conocimiento de los mercados locales, posicionamiento en los mismos y dedicarse al negocio de medicamentos especializados.

El presidente de la firma para el norte de Latinoamérica—que incluye Colombia, Centroamérica y México—, José Fernando Beltrán, señala que lo importante de estas negociaciones es que se mantienen las independencias y potencialidades de cada una de las compañías en su respectivo país y optimiza aspectos que son transversales.

También le podría interesar: Los desafíos de la industria farmacéutica

Ahora en México

El año pasado el grupo decidió llegar a México, en donde no encontró una empresa que cumpliera con el mismo perfil, por lo que decidió montar una representación que opera bajo el nombre de Biotoscana México. En este mercado ya cuenta con la licencia para comercializar su primer producto. En Panamá y Costa Rica también comercializa productos a través de una alianza con distribuidores locales.

Para el directivo, los buenos resultados de las operaciones registradas en los últimos cinco años obedecen a un modelo de negocio que consistió en armar un rompecabezas que fue tomando forma con cada una de las compras y que hoy consolida al grupo como uno de los más importantes de la región en medicamentos especializados, con altos niveles de innovación, rapidez en la toma de decisiones y un amplio conocimiento del mercado.

Datos de IMS Health indican que este segmento de medicamentos especializados es el de más rápido crecimiento en el sector farmacéutico global y la proyección es que representará entre 40% y 50% del mercado para 2018. Para la región, la proyección apunta a que se registre una tasa anual compuesta de 12% entre 2013 y 2017, lo que ratifica las oportunidades para este grupo que tiene su origen en Colombia.

Si le gustó este artículo también le podría interesar: Los mejores laboratorios farmacéuticos en 2016

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.