| 9/29/2016 12:00:00 AM

Harinera del Valle se la juega por ampliar su presencia internacional

HV celebra 60 años de su tradicional Haz de Oros, que crece 10% mensual y hoy es la sombrilla de 11 categorías de productos industriales y de consumo masivo.

En medio de la celebración de las seis primeras décadas de la marca Haz de Oros, la compañía de alimentos Harinera del Valle decidió ampliar su radio de operación y ahora se la juega por ampliar su presencia en el mercado institucional.

Aunque en este canal la empresa ya tiene participación, con su producto de harina industrial, los planes de la compañía ahora apuntan a competir con las premezclas de consumo masivo. Por eso, productos como la harina premezclada para tortas, ponqués, brownies y muffins, entre otros, serán comercializados a los restaurantes y hoteles.

Los pancakes en cantidades de 25 kilos fueron los primeros en llegar a ese canal. Carlos Mario Jaramillo, director de Asuntos Corporativos de la empresa, considera que, si bien se trata de un canal muy competido, pues hay grandes jugadores como La Recetta, HV está en la búsqueda de un aliado estratégico que le permita complementar su portafolio para llegar a este tipo de establecimientos.

Esta decisión está enmarcada en los objetivos y focos de la organización: innovación, excelencia operacional y enfoque en el cliente. Precisamente este último apuesta a que en la medida en que encuentre nuevos clientes, la compañía está dispuesta a ajustar sus procesos productivos con el fin de satisfacer esas necesidades.

Lea también: Harinera del Valle no le teme a la crisis económica

Jaramillo señala que la compañía está preparada para asumir este reto y porque tiene una gran especialidad en el talento humano, que solo en el área de producción alcanza 400 personas.

Harinera del Valle es una de las principales empresas de producción de harina industrial, con ventas mensuales de 10.000 toneladas o alrededor de 200.000 bultos, mientras en consumo masivo comercializa 2.000 toneladas.

Durante años, HV ha desarrollado una línea de productos de consumo masivo muy fuerte que incluye tortillas, wraps y mezclas instantáneas, con el fin de generar una sombrilla con productos que acompañen a los colombianos en todos los momentos del día. Solo su marca Haz de Oros cobija 11 categorías. El directivo destaca el comportamiento de las tortillas, una categoría que crece 10% cada mes. Ya es el segundo competidor de esta línea, liderada por Bimbo.

Y ni qué decir de la línea industrial. Hasta hace unos tres años, en Colombia solo había dos tipos de harina: la línea tradicional y otra con mejorantes, que tenía unas adiciones específicas. Hoy el portafolio involucra 7 tipos de harinas diferentes, especializadas en distintas necesidades del mercado.

Lea también: Nueva cara de Harinera del Valle

La marca Haz de Oros representa 50% del negocio industrial en volumen de ventas y 16% en consumo masivo.

Jaramillo indica que las oportunidades de crecimiento están dadas y por ello la empresa no ahorrará esfuerzos en innovación, como tampoco en la capacitación de los panaderos. La panificación es un mercado en desarrollo, porque Colombia solo consume 23 kilos per cápita de pan, mientras en países como Chile o Argentina la cifra alcanza los 80 kilos.

Según la Federación de Molineros, en el país hay 25.000 panaderías, número que se ha mantenido estable en los últimos años. Por eso, una de las apuestas de HV está en este nicho y para ello se ha propuesto brindar capacitación a los panaderos, dado que solo 15% de ellos tiene formación técnica. “Cada vez más se debe especializar el oficio de la panificación por la sofisticación de los consumidores”.

Los resultados de las últimas seis décadas en esta empresa vallecaucana predicen, sin duda, que los colombianos tendremos Haz de Oros, Doña Arepa y otros productos de esta firma para rato.

Lea también: Alfonso Ocampo deja la Harinera del Valle

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?