| 10/26/2007 12:00:00 AM

Habitación con vista

El ingreso de la cadena Marriot es una muestra más del boom hotelero que vive el país, caracterizado por la llegada de nuevas cadenas y por los proyectos de expansión de las que ya están operando.

El reciente anuncio de la llegada de la cadena hotelera Marriott a Bogotá es solo la punta de lanza del boom hotelero que se está viviendo en el país, y que permitirá ampliar la oferta en 5.000 nuevas habitaciones para el próximo año en nuevos proyectos tanto de hoteles como de las ampliaciones. Esto representa un crecimiento de 7%, una tasa que no se había visto en esta década, ya que en promedio los crecimientos estaban entre el 2% y el 4%, de acuerdo con Cotelco.

El Marriott no es la única cadena que vendrá al país. Las cadenas Hilton, Holiday Inn Express y la española NH ya anunciaron sus proyectos. Otras ya están terminando los estudios de mercado, como el Grupo Pestana de Portugal. Además, la cadena de hoteles boutique Meridian FEN, e inclusive el Hyatt, han mostrado su interés por Colombia.

El dinamismo en el sector también corre por cuenta de hoteles ya establecidos. Actualmente están en expansión o tienen proyectos de este tipo hoteles como Estelar, que abrió uno en Medellín, va a construir otro en Cartagena y está negociando uno más en San Andrés y Cali; GHL Hoteles está terminando la segunda torre del Sheraton en Cali, mientras que el Sheraton de Bogotá se convertirá en Four Point, una categoría hotelera más elevada.
 
Por su parte, la cadena Royal tiene proyectos en Medellín y Bogotá, el Decamerón acaba de inaugurar un nuevo hotel en Panaca de la zona cafetera y tiene un proyecto en Barú; el Cosmos acaba de construir una nueva torre en Bogotá, el Pavillon Royal está terminando la segunda torre en el parque de la 93; Rosales Plaza proyecta una nueva torre y el Tequendama va a incorporar una nueva oferta, con pisos que antes estaban destinados a oficinas y el Holiday Inn tiene dos proyectos en el área de influencia del parque de la 93. Además, para el próximo año estarán remodeladas 7.000 habitaciones.

De acuerdo con Cotelco, las inversiones en el sector durante 2007 ascenderán a $300.000 millones, mientras que en 2002 apenas llegaban a los $9.000 millones. Este dinamismo ha sido posible gracias a los estímulos tributarios para el sector, que contemplan la exención de impuesto de renta por 30 años para los hoteles nuevos, y en forma proporcional a la inversión para los que se amplíen.

Aunque el fenómeno de crecimiento hotelero es generalizado, las ciudades más dinámicas y donde se espera la mayor cantidad de proyectos son Bogotá, Cartagena y Medellín, que tienen ocupaciones promedio superiores al 65%, cuando el promedio nacional es del 60%. En el caso particular de Bogotá, las ocupaciones son de 85% entre lunes y viernes, por lo que se considera no solo que es urgente ampliar la capacidad hotelera, sino que se espera que cuando las nuevas habitaciones estén en el mercado se sigan manteniendo buenos niveles de ocupación.
 
Sin embargo, como afirma Jaime Alberto Cabal, presidente de Cotelco, es importante que para mantener el dinamismo actual se conserven las condiciones de seguridad. "El mayor inetrés de los que están en el negocio es que se sigan manteniendo la seguridad, la confianza en el país y el mejoramiento de la imagen en el exterior para que el ingreso de turistas y hombres de negocio extranjeros continúe", señala el dirigente gremial.

De ahí que el anuncio del Marriott sea tan importante. "Es un símbolo de confianza en el país que va a jalar a otros inversionistas que no lo tenían tan claro. Además, su sistema de comercialización en el mundo va a garantizar un mayor flujo de pasajeros internacionales", señala Cabal. Los socios del primer Marriot, quienes también convencieron al grupo salvadoreño Poma (dueño de la franquicia) para que ingresara al país, son José de Jesús Robledo y Ricardo Forero, socios de la firma Diseño Urbano, la cual se encargará de la construcción del hotel de la Avenida El Dorado, el cual contará con 23.000 m2 de área vendible, 239 habitaciones y 1.500 m2 de comercio. "Nosotros somos socios en el primer Marriot y en el JW Marriot tenemos la primera opción para la construcción", explica Forero.

El clima de inversión en el país es tan optimista que el propio presidente de Marriott International, Edwin D. Fuller, afirmó en Bogotá, al poner la primera piedra del hotel: "Hemos encontrado valiosas oportunidades y nos hemos dado cuenta de todo lo que se puede hacer en este país. Sin duda la imagen de Colombia ahora es otra y estamos seguros que desarrollaremos múltiples proyectos".


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?