| 2/19/2014 8:00:00 PM

Nuevo gigante

El Grupo Poma, dueño de la cadena hotelera Marriot en Colombia, incursiona también en el negocio de los centros comerciales. Esta es su nueva apuesta en Bogotá.

Fernando Poma tiene razones para celebrar. Cinco años después de haber ingresado al mercado colombiano, el Grupo Poma –empresa de su familia y en la que se desempeña como vicepresidente–, ya está presente en tres sectores clave de la economía: hotelería, inmobiliario y financiación de vehículos.

El grupo salvadoreño, presente en 11 países de América Latina desde hace 50 años, maneja los hoteles de la cadena Marriot, dos en Bogotá –el JW y el Marriot de la Calle 26– y uno en Cali que inaugura oficialmente el próximo 26 de febrero y cuya inversión fue cercana a los US$40 millones.

La división hotelera la maneja el Grupo a través de Real Hotels & Resorts.

También está en el negocio inmobiliario –a través del Grupo Roble– con el Bogotá Corporate Center, un complejo de oficinas que innovó al utilizar un modelo poco convencional en Colombia, mediante el cual solo arrienda, pues no vende espacios.

Y acaba de entrar al negocio de financiación de vehículos con su compañía Autofácil, que en Centroamérica opera junto con los concesionarios de cerca de 15 prestigiosas marcas.

Para aprovechar al máximo la buena racha del grupo en Colombia, acaba de dar un paso en firme para ingresar a un nuevo sector de negocios, los centros comerciales, al concretar una alianza con el empresario colombiano Daniel Haime.

El nuevo centro comercial estará ubicado en el sector de La Felicidad, al occidente de Bogotá. “Todavía no tenemos los permisos, pero estamos trabajando en el tema porque queremos tenerlo listo en 2015”, asegura Poma.

Aunque no se ha definido el formato, todo apunta a que será un centro comercial estilo ‘Metromall’, una de las marcas con las que opera el Grupo Poma en Centroamérica, donde cuenta con 20 centros comerciales.

La inversión en este centro comercial podría superar los $200.000 millones, según estiman expertos en el negocio de centros comerciales.

El sector de La Felicidad, desarrollado urbanísticamente por el constructor Pedro Gómez, en alianza con otras firmas edificadoras, tiene un potencial aproximado de 70.000 personas que residen en el área, lo que lo convierte en un promisorio proyecto.

El proyecto está en proceso de obtener los permisos por parte de la Alcaldía.

Para Fernando Poma, un tema fundamental en la decisión de seguir expandiéndose en Colombia tiene que ver con la estabilidad jurídica, el buen momento por el que atraviesa la economía del país y, sobre todo, la confianza que les genera.

El Grupo planea seguir invirtiendo en negocios hoteleros este año y después de inaugurar el hotel Marriot de Cali, en donde invirtieron US$40 millones, ahora el turno es para Medellín.

En la capital antioqueña planean construir un nuevo hotel de 170 habitaciones, que tendrá un costo aproximado de US$40 millones, y se levantará sobre un lote ubicado en el sector conocido como ‘La Milla de Oro’, en El Poblado.

Este hotel ya está en planos y entrará a operar a finales de 2015. También analizan terrenos en Barranquilla y Bucaramanga, donde esperan desarrollar proyectos similares.

Aunque el vicepresidente del Grupo Poma reconoce que en algunas ciudades hay saturación en materia hotelera, explica que la fórmula para destacarse es a partir de marcas fuertes y servicios muy diferenciados, como los que ofrece Marriot.

También el negocio de distribución de automotores les interesa aunque, por ahora, reconoce Poma, en Colombia ya todas las marcas tienen contratos con concesionarios y no hay disponibilidad para nuevos jugadores.

En Centroamérica, el Grupo Poma tiene Excel Automotriz, que distribuye alrededor de 15 marcas de prestigio, entre ellas BMW, Mitsubishi, Nissa, Toyota y Kia.

Los ingresos del Grupo Poma crecieron 10% en 2013 –en los 11 países donde opera– y la meta para este año es lograr una tasa parecida, asegura su vicepresidente. Sin embargo, de mantener los resultados de negocios en Colombia, esta cifra podría ser superior. Una apuesta de largo aliento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?