| 5/15/2009 12:00:00 AM

Grupo Cisneros producirá en Colombia

Más de US$250 millones invertirá el Grupo Cisneros para montar un centro de producción de contenidos en el país. La apuesta está casada, independientemente de si gana o no la licitación del tercer canal de TV.

La generación de contenidos con producciones hechas en Colombia se vislumbra como uno de los negocios más rentables para los próximos años en el país. No en vano el Grupo Cisneros de Venezuela tiene lista una inversión de US$250 millones para dar inicio al montaje de un gran centro de producción de contenidos este año, en el que estima generar alrededor de 3.000 empleos directos.

Así lo anunció Steven Bandel, presidente ejecutivo de la organización, durante una visita realizada recientemente al país. "El futuro está en los contenidos. La adjudicación de un tercer canal para Colombia, sumada al ingreso de la televisión digital, hará que se incremente la demanda de todo tipo de contenidos para satisfacer las necesidades de entretenimiento del público", dice.

Cisneros, en posible sociedad con Televideo, es uno de los tres participantes en la licitación por el tercer canal privado de televisión en Colombia y, aunque Bandel reconoce que hay una fuerte expectativa por ganar la licitación debido a que el canal es una pieza importante del proyecto, ya tiene listo el plan B por si no llega a ganar la licitación. "Hemos pensado en la posibilidad de una alianza con un canal local o regional. Los obstáculos se van superando, lo importante es seguir adelante con el proyecto y para ello ya tenemos listos los terrenos en las afueras de Bogotá. Le apuntamos a convertir a Colombia en el Hollywood de los contenidos de habla hispana", sostiene.

Qué hay detrás

El apetito por el negocio de contenidos empezó a evidenciarse hace aproximadamente dos años. En junio de 2007, Fox adquirió la mayoría de Telecolombia, que produce contenidos para RCN televisión y para Estados Unidos. Hoy, Fox Telecolombia representa el 60% del presupuesto de producción que invierte esta compañía en la región y ha realizado inversiones en nuestro país por cerca de US$7 millones.

Teleset, por su parte, fue adquirida en un 50% a comienzos de este año por Sony Pictures y tiene planeadas fuertes inversiones en estudios e infraestructura técnica para fortalecerse en el negocio de contenidos.

Y es que según Steven Bandel, los estudios realizados por el Grupo Cisneros indican que el mercado de contenidos en español asciende a US$1.000 millones al año y la demanda será cada vez mayor si se tiene en cuenta que en todos los países del mundo ya hay interés por tener mejores contenidos y en todos los idiomas. "En este momento estamos traduciendo una novela en español para adaptarla al mercado chino y además también tenemos compromisos de exportar contenidos a 104 países del mundo en más de 20 idiomas, siendo el hispano uno de los más relevantes", comenta Bandel.

México y Venezuela son, a juicio de los expertos, los países más avanzados en desarrollo de contenidos, pero consideran que los costos de producción son altos frente a lo que se puede lograr en Colombia, donde destacan también el talento de los profesionales.

Los estimativos de la industria indican que Colombia exporta alrededor de US$25 millones en contenidos al año. Pero con el crecimiento de la demanda y el desarrollo de nuevos canales la cifra podría ser superior y de ahí que cada vez surjan mayores interesados en hacer sus apuestas por este segmento.

Según la Comisión Nacional de Televisión (CNTV), para los canales RCN y Caracol, las ventas de contenido a los mercados internacionales han llegado a representar entre el 4% y el 19% de los ingresos operacionales en los últimos diez años. No hay cálculos exactos sobre cómo es este negocio, pero un productor entrevistado por la CNTV señaló que hasta un 30% de los ingresos percibidos por ventas internacionales pueden ir al productor de contenido y que el restante 70% se queda en el canal que hace las veces de comercializador.

Y aunque el negocio de contenidos para televisión es el más llamativo, Cisneros le apuesta a ir más allá. "Queremos estar en todo el negocio del entretenimiento y generar contenidos para internet, celulares y todo tipo de canales de acceso al público", afirma Bandel, quien no descarta que la filial en Colombia se dedique también a la organización de conciertos y al desarrollo de contenidos musicales para diferentes formatos, un negocio que en Colombia hasta ahora se ha desarrollado de manera segmentada.

El reto

La Encuesta de la Televisión Colombiana elaborada en febrero del año pasado por Ipsos-Napoleón Franco para la CNTV y ratificada en octubre de 2008 encontró que la población percibe que ya hay suficientes telenovelas, realities y dramatizados, mientras que faltan documentales, programas de humor y musicales. Esto quiere decir que, si Cisneros le apuesta a generar propuestas diferentes, podría marcar el diferencial y ganar una participación importante, tanto en el mercado local como en el de exportación.

Bandel lo tiene claro. "Con el tercer canal hay una oportunidad interesante de contraprogramar; es decir, transmitir contenidos totalmente diferentes a los de Caracol y RCN. Hoy en día los enfrentados son telenovelas, realities y noticieros en una misma franja. Nosotros le apostaríamos a transmitir en el tercer canal o en nuestro canal aliado, según el caso, una programación totalmente atractiva y diferente, que además permita atraer otro tipo de pauta publicitaria."

Las oportunidades están dadas; hay talento, se está fortaleciendo la infraestructura y las inversiones de capital prometen una competencia fuerte para los próximos años. Pero solo quienes sean capaces de innovar verdaderamente en materia de contenidos tendrán la oportunidad de crecer y sobresalir en este negocio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?