| 7/24/2009 12:00:00 AM

Geolocalización, lo que sigue

Los servicios de publicidad basada en localización ya están en el radar de las empresas.

Casi en tiempo real, los funcionarios de Transmilenio pueden saber qué está pasando con cada uno de los vehículos que prestan el servicio de transporte masivo en Bogotá. En el centro de control, los operadores siguen desde sus pantallas de computador el comportamiento de los buses articulados, 'recorren' con ellos las distintas rutas, e, incluso, conocen la velocidad a la que van los buses articulados. El centro de operaciones de Transmilenio es solo un ejemplo de los usos que tiene el servicio de posicionamiento geográfico, que permite la ubicación de vehículos, personas y edificaciones en cualquier lugar del mundo.

El posicionamiento geográfico, ya sea a través de satélite o de la triangulación de las antenas de celulares, no solo tiene efectos en la administración de flotas de vehículos y de fuerzas de ventas, sino aplicaciones que buscan llegarle directamente al ciudadano y que revolucionan negocios tan distintos como los directorios telefónicos y la publicidad.

Según explica Alba Luz Vanegas, gerente de mercadeo de Meridian Group, una firma desarrolladora de software, los servicios de publicidad basada en localización van a tener un gran desarrollo, al igual que los de tráfico, en los que es posible dar información sobre horas pico de cada ruta.

Precisamente, Telefónica está trabajando a nivel mundial en el desarrollo de proyectos en los cuales, tanto la venta de publicidad por localización como de información, van a tener una participación importante en sus ventas, al permitir generar un mayor consumo de los servicios de transmisión de datos, explica un vocero de la compañía. La idea es que, a través del celular, la persona pueda acceder a promociones y a servicios publicitarios dependiendo del sitio donde se encuentre. Por ejemplo, si está cerca de un centro comercial, recibiría en su celular mensajes en los que le informan qué descuentos tienen las marcas que le gustan, o qué restaurantes están cerca.

Por su parte, Publicar, que a principios del año lanzó en Colombia su servicio de mapas consultables por internet, está montando un servicio de mapas móviles. La idea es que inicialmente el usuario consulte información sobre rutas o ubicación de establecimientos y, después, tener servicios push, con los cuales, dependiendo del lugar en que se encuentre el usuario, se le enviarían mensajes personalizados de los anunciantes, explica Carlos Cáceres, gerente de negocios de internet de Publicar.

En otro campo, Meridian Group trabaja con el apoyo de Colciencias para desarrollar el servicio de tráfico en Bogotá, Medellín y Cali.

Otro modelo para el uso de la geolocalización es el que acaba de lanzar Chevistar para los vehículos Chevrolet. Con el sistema, prestarán servicios de direccionamiento vial al conductor a través de un call center, en los que se le dan instrucciones para llegar a determinada dirección o punto de interés. Además, la compañía está lanzando el monitoreo en ruta, que permite hacerle un seguimiento al conductor y garantizar que llegue seguro a su destino.

La georeferenciación brinda una diversa gama de negocios, tanto para los desarrolladores de software y de contenido, como para las empresas que buscan llegar directamente al público o que tienen necesidades específicas de seguimiento de sus vehículos y trabajadores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?