| 8/7/2016 12:00:00 AM

Tres organizaciones destacadas por su innovación y excelente gestión

Porvenir, Solla y el colegio San José Zona Norte son los más recientes ganadores del premio que otorga la Corporación Calidad a las organizaciones que son innovadoras y excelentes en su gestión.

Las mejores organizaciones del país no son solo aquellas que venden más, tienen mejores indicadores de rentabilidad o son las más amigables con el medio ambiente. Son aquellas que han alcanzado la excelencia en su gestión. Es decir, las que lograron comprometer a todos sus colaboradores en dar lo mejor de sí mismos y conseguir que la excelencia no sea un acto sino un hábito.

Ese nivel no se reconoce con certificados de calidad, pues estos apuntan a un tema específico, sino con una evaluación, y cada año la Corporación Calidad premia a las organizaciones que llegan a la excelencia. La administradora de fondos de pensiones y cesantías Porvenir, la fabricante de alimentos concentrados Solla y el colegio distrital San José Zona Norte son los más recientes ganadores del Premio Nacional a la Excelencia y a la Innovación en Gestión.

En el caso de Porvenir, el proceso comenzó en enero de 2014, aprovechando que estaban en plena fusión con Horizonte. Miguel Largacha, presidente de la firma, explica que el reto consistía en proponer nuevas ideas para optimizar los procesos y desarrollar nuevas opciones de servicio y productos. Al final, el resultado no solo se ve en el premio, sino en una mayor productividad, mejor servicio al cliente y mejor clima organizacional.

Algo similar ocurrió en Solla, el mayor fabricante de alimentos para animales del país. Su presidente, Mauricio Campillo, quien venía de liderar un proceso de calidad en otra compañía, comenta que en Solla iniciaron en 2009 una revisión de la estrategia con el objetivo de hacer una reconversión productiva y un cambio en la cultura organizacional. La consecuencia fue una mejora en eficiencia y productividad, así como un compromiso de todos los colaboradores de la empresa con la calidad y la innovación.

Otro es el caso del colegio bogotano San José Zona Norte, que también se destaca por su excelencia, ya no en términos productivos, sino como una institución educativa que ha logrado altos estándares de calidad. Marlen Martínez, su rectora, dice que obtuvieron el premio por articular exitosamente las tareas pedagógicas y administrativas. “Nuestro objetivo es formar seres humanos felices desde la autoestima, la comunicación y la autogestión empresarial”, explica, y dice que los resultados son evidentes, pues antes sus estudiantes ni siquiera soñaban con ir a la universidad y hoy el 90% cursa carreras profesionales.

Este colegio ganó en una categoría que premia a las instituciones educativas públicas que demuestren tener un sistema de gestión sostenible y sistematizado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?