| 1/24/2015 2:00:00 PM

El salvador de BlackBerry

En solo un año, John Chen transformó a BlackBerry en una atractiva compañía de tecnología. Pero tendrá que mejorar su rentabilidad para regresar a las grandes ligas.

La venta de BlackBerry se ha convertido en un rumor recurrente en el mundo empresarial. En noviembre pasado muchos aseguraban que sería vendida a Lenovo, la compañía china fabricante de dispositivos tecnológicos. En los primeros días de enero, las apuestas apuntaban a que sería Samsung, la poderosa compañía de tecnología coreana, su nuevo dueño.

Pero no solo los rumores de venta han puesto de nuevo los reflectores sobre la compañía canadiense. Durante la crisis que vivió Sony a finales de 2014, luego de que sus servidores y sus cuentas de correo electrónico fueran hackeadas, los ejecutivos de la firma japonesa desempolvaron sus BlackBerry, lograron manejar su operación bajo condiciones más seguras y salirle al paso a la difícil situación.

Creada en 1984 como Research In Motion, en 1999 comenzó una rutilante carrera que incluyó el cambio de nombre a BlackBerry con el que lanzó sus smartphones que por casi una década dominaron el mercado, pero que comenzaron a perder brillo con la aparición de los iPhone, que le mordieron buena parte de su mercado.

Pero, aunque a finales de 2013 muchos la daban por moribunda, hoy parece más viva que nunca. En solo un año, BlackBerry logró revertir los malos resultados, reestructurar su negocio y convertirse en una de las compañías más cortejadas por poderosos conglomerados tecnológicos. ¿Cómo lo hizo?

Detrás de esta transformación está John Chen, un ingeniero eléctrico nacido en Hong Kong y que se ha ganado una merecida reputación de ‘salvador de empresas’. Aunque desarrolló una exitosa carrera en compañías como Wells Fargo, Walt Disney y Siemens Nixdorf, fue su papel como CEO de Sybase –al que llegó en 1998–, el que le ha permitido probar su habilidad para revivir empresas. De hecho, al llegar a Sybase esta había perdido 70% de su valor y una década después logró su exitosa venta a SAP.

Estas credenciales lo llevaron a la presidencia de BlackBerry en noviembre de 2013, luego de una estruendosa pérdida de valor de sus acciones y de duras decisiones adoptadas por su junta directiva, como el despido del CEO Thorsten Heins y la cancelación de una venta que hubiera sido ruinosa para los accionistas.

Desde la llegada de Chen a BlackBerry, las acciones de la compañía han ganado 62%, según Bloomberg. En el último año se concentró en recortar gastos, redefinir el rumbo estratégico de la compañía y fomentar las alianzas estratégicas. Hoy la empresa tiene claro que su foco es ir más allá de la fabricación de dispositivos, y aprovechar el haber sido pionera en movilidad corporativa para desarrollar soluciones en software y servicios que mejoren su posicionamiento.

La empresa ha logrado afianzar su reputación como proveedor de software y seguridad, tanto de gobiernos como de empresas, y, aunque ha continuado lanzando teléfonos inteligentes para usuarios de negocios –a finales del año pasado lanzó sus versiones Passport y Classic–, su producción y distribución la entregó a la firma taiwanesa Technology Group.

También tiene una nueva dinámica luego de consolidar alianzas estratégicas con empresas como Samsung –en noviembre pasado– para mejorar la seguridad en los dispositivos Android, y que para algunos expertos es la gran apuesta hacia el futuro para incursionar en el denominado ‘Internet de las cosas’.

Esta interconexión de dispositivos y electrodomésticos, tanto en el hogar como en la oficina, es un nuevo campo que ofrece múltiples oportunidades a las empresas de tecnología, pero cuyo principal riesgo tiene que ver con la seguridad.

Los resultados del primer año al frente de BlackBerry han convertido a John Chen en un verdadero ‘RockStar’ del mundo corporativo. Pero tendrá que sostener sus resultados para que su fama perdure.

Entrevista
Flujo positivo en 2016
Un año después de haber asumido las riendas de Blackberry Corporation, los resultados de la compañía lucen más robustos. Chen le contó a Dinero cuáles han sido los principales resultados de su estrategia y cuáles sus nuevos desafíos.

¿Cuáles han sido los factores clave para transformar la compañía?

Lo primero fue revisar y ejercer un mayor control de nuestros gastos. Llevamos a cabo una profunda reestructuración que permitió asignar recursos específicos en las áreas correctas. También realizamos un acercamiento importante a nuestros clientes corporativos y hemos creado nuevos servicios con valor agregado. Estamos en camino de tener un buen balance en el flujo de caja para el final de nuestro año fiscal 2015 y visualizamos un flujo de caja positivo para el año fiscal 2016.

¿Qué falta para terminar el proceso?

Ya hemos terminado la reestructuración y ahora estamos concentrados en el crecimiento. Realizar los ajustes en términos de costos y la nueva estructura organizacional fue difícil, pero al mismo tiempo una fase crucial en nuestro plan de cambio.

¿Qué lecciones dejó la crisis de BlackBerry?


He estado en esta posición antes, pero para BlackBerry yo creo que las tres lecciones que hemos aprendido son: primero, que debemos escuchar a nuestros clientes; segundo, que debemos mantenernos en lo que somos y sabemos hacer y, tercero, continuar innovando para el futuro.

¿Qué tan sostenibles son estos resultados?

Hoy estamos en una posición que me permite afirmar con confianza que BlackBerry está prosperando. BlackBerry tiene más de 44.000 patentes, una amplia variedad de teléfonos inteligentes, la plataforma más segura llamada Enterprise Mobility Management, una solución integrada que hemos desplegado mundialmente y un popular servicio de mensajería que se ha convertido en un servicio de seguridad corporativa.

¿Cuáles son sus proyecciones para 2015?

Nuestro futuro es el software, el cual en 2014 nos generó ingresos por US$250 millones. En el año fiscal 2015 esperamos duplicar esa cifra. Seguimos trabajando para lograr objetivos financieros puntuales: alcanzar los fondos previstos en nuestro balance para el cierre fiscal de 2015 y consolidar un flujo de caja positivo para 2016.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?