| 11/14/2013 5:00:00 AM

Desembarco francés

La francesa AXA se acaba de quedar con el 51% del negocio de seguros del Grupo Colpatria. ¿Qué representa la movida para el mercado colombiano?

El Grupo Colpatria consolidó en los últimos años una nueva y definitiva estrategia en su crecimiento: vincular socios estratégicos para el desarrollo y profundización de sus negocios. Inicialmente logró atraer a uno de los mayores bancos canadienses –Scotiabank– para que participara en dos de sus negocios estratégicos: banca y pensiones. Esta firma internacional se convirtió en su socio y se quedó con 51% de la participación en ambos renglones.

Ahora, Colpatria acaba de repetir esta historia con la venta del 51% del negocio de los seguros, al grupo francés AXA, con el que celebró un joint venture por esa participación de sus compañías de seguros, capitalización y medicina prepagada, en una operación que ascendió a US$350 millones y se espera que en dos o tres meses se surta el proceso de aprobación por parte de las autoridades colombianas.

AXA es considerada una de las marcas más importantes de seguros en el mundo. Tiene 102 millones de clientes en 57 países de Europa, América del Norte, Asia, Oriente y América Latina y administra activos por US$1.457 billones. En 2012, las compañías de Seguros Colpatria tuvieron ingresos por $1,9 billones, 14% por encima del año anterior, con un sostenido crecimiento de 18% entre 2009 y 2012. La Unidad de Inversión tiene una utilidad neta recurrente cercana a $89.000 millones, emplea a 2.400 personas y distribuye sus productos a más 1,3 millones de clientes en toda Colombia. “En esta alianza, más que los recursos de la operación se contempló un joint venture que sume al crecimiento del negocio, a partir del aporte del nuevo socio que permita competir local y regionalmente”, le dijo a Dinero Eduardo Pacheco, presidente del Grupo Colpatria, tras la operación.

La operación con AXA le representa al Grupo Colpatria dos movimientos estratégicos: uno al interior de la estructura del Grupo; y otro hacia el futuro en el aprovechamiento de oportunidades para desarrollar este negocio que pesa 25% en los ingresos de este conglomerado empresarial.

Para el desarrollo de esta operación fue necesario depurar algunos negocios e inversiones que estaban en la Unidad de Inversión Colpatria, donde también estaban incorporados los negocios de seguros y medicina prepagada. Por ejemplo, allí se encontraba la participación que tiene este grupo en Mineros S.A. “Efectivamente, se hizo un ejercicio de spin off –escisión– para dejar en el Grupo activos estratégicos no inherentes al negocio asegurador. Estos activos siguen estando en la holding del grupo, en Mercantil Colpatria”, afirma Pacheco.

Y, en cuanto a posibilidades de desarrollo de negocios, no era fácil para Colpatria conseguir un socio que se interesara en todos los segmentos del negocio de seguros en el que está presente, pues muchas de las compañías internacionales están focalizadas. Como mencionó en alguna oportunidad Pacheco, “nosotros somos la clase media del sistema financiero colombiano. Establecer dúos con gente de afuera es lo que hace la diferencia”.

Los negocios de seguros de Colpatria han venido creciendo a doble dígito y 1,2 veces por encima del sector. Ahora, con el conocimiento y experiencia de AXA, estiman que las perspectivas pueden ser mejores y no se descarta que ambas firmas vayan en procesos de expansión en la región. “Continuamos con las mismas líneas de negocio –explica Pacheco–. Estamos viendo cómo fortalecer cada una de ellas e incorporar unas nuevas, no se contempla de momento cerrar líneas de negocio”.

La otra posibilidad de desarrollo de negocios está relacionada en el tema de seguros y reaseguramientos de las obras de infraestructura que está diseñando el Gobierno en las concesiones de cuarta generación (4G). Según cálculos de la ANI, los seguros de un contrato estándar valen cerca de 5% del valor de la inversión. Si se está hablando de $47 billones para 4G, el negocio de las primas de seguros ascendería a unos $2,4 billones. Además, el sector reasegurador también desempeñará un rol fundamental.

Colpatria está participando en alianza con Ashmore y ya están precalificados en seis de los nueve proyectos de 4G iniciales y en la recuperación del Río Magdalena. También lo están en la modernización y operación de los aeropuertos de Barranquilla, Neiva, Armenia y Popayán. “Con las grandes obras de infraestructura, se ha notado que hay unas grandes restricciones de reaseguros y la llegada de un jugador mundial como AXA supone alivios, no solo para beneficio de Mercantil Colpatria en su condición de participante en el negocio de infraestructura, sino para toda la infraestructura del país”, dice Pacheco.

Apalancados en el desarrollo de su estrategia de alianzas con firmas internacionales, Colpatria está dando pasos sostenidos en su consolidación, cambiando el perfil de riesgo y convirtiéndose en un jugador relevante en el mercado y con aliados poderosos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?