| 8/5/2015 7:00:00 PM

Los funcionarios que le ponen orden al sector financiero colombiano

Cada gran cambio en la regulación del sistema financiero colombiano pasa por las manos de este grupo de servidores públicos. Estas son sus funciones.

La evolución de los sistemas de pago en el mundo y la constante aparición de nuevos productos para los consumidores financieros traen retos para las entidades encargadas de fijar las reglas de juego a las que se deberían ajustar bancos, fondos de pensiones, aseguradoras, fiduciarias, comisionistas de bolsa y fondos de inversión.

Mientras que la Superintendencia Financiera realiza las labores de supervisión de las entidades vigiladas, ellos, en la Unidad de Protección Normativa y Estudios de Regulación Financiera, se encargan de presentarle al Ministro de Hacienda propuestas tan importantes como los cambios en los regímenes de inversión de fondos de pensiones y aseguradoras, la definición de estándares de información que deberían entregar los bancos a sus clientes y metodologías para calcular la rentabilidad mínima de fondos de pensiones.

Justamente, una reciente decisión de la Unidad en la que se modificó el régimen de inversiones de los Fondos de Pensiones para invertir en infraestructura produjo una polémica y en el Congreso la decisión ha generado debate. Esto demuestra la importancia de las medidas que adopta este grupo de personas.

Contar con una adecuada regulación financiera es un elemento esencial para la competitividad del país y para la promoción de la competencia del sector en un mundo cada vez más global. Por ello, este equipo revisa constantemente la experiencia internacional sobre cada uno de los complejos temas en los que tiene potestad, dialoga con las entidades involucradas en cada proceso y mide el potencial impacto sobre el sistema financiero antes de realizar modificaciones normativas.

Algunos de los grandes aciertos que ha impulsado la Unidad son el cambio, después de 20 años sin alteraciones, de un nuevo régimen de reservas para las compañías de seguros, la autorización a los fondos de capital privado de invertir hasta 100% de sus recursos en fondos inmobiliarios y la definición de las reglas de juego para las Sociedades Especializadas en Depósitos y Pagos Electrónicos (Sedpe), cuyo principal objetivo es ensanchar la inclusión financiera en Colombia.

De su diligencia y atino depende la estabilidad del sistema financiero.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?