| 9/5/2003 12:00:00 AM

Forjadores de empresa

El sector de la confección tiene mucho qué agradecerles a Julio Ernesto Urrea y a Carlos Manuel Echavarría, dos industriales visionarios que dejaron huella.

En menos de 24 horas, la industria colombiana de la confección vio partir a dos de sus más representativos maestros. La muerte de Julio Ernesto Urrea Urrea en la noche del miércoles 27 de agosto y la de Carlos Manuel Echavarría Toro, en la mañana del día siguiente, fueron curiosamente la última de las coincidencias en las vidas de este par de empresarios pioneros.

Paisas, emprendedores, galardonados por sus méritos en varias ocasiones, de muy bajo perfil, innovadores y visionarios, los dos fueron capaces de construir marcas y posicionarlas en el exterior, cuando Colombia aún no estaba consciente de su inmenso potencial en el sector de la confección.

Recorrieron caminos paralelos por cuenta de su reconocida sensibilidad social y decisión para generar empleo. "Doctor Uribe, voy a darle una pequeña buena noticia: aquí se han generado 4.000 empleos en cinco meses", confesaba Echavarría al Presidente de la República, mientras era condecorado con la Orden de Boyacá hace unos meses.

"Ambos construyeron empresas con visión internacional, y llegaron con sus productos a mercados tan exigentes como Estados Unidos, España y Francia", agrega Carlos Eduardo Botero, director de la Cámara Textil-Confección de la Andi.



Julio Ernesto Urrea

Vivió 77 años. Fue fundador y presidente de Leonisa, una de las marcas de ropa interior mejor posicionadas en Colombia, que supo llevar con éxito a mercados externos en los que hoy sus productos tienen gran reconocimiento. La calidad de las prendas fabricadas por su empresa contribuyó al prestigio del producto colombiano ante el mundo y hasta les abrió nuevos mercados a compañías más pequeñas del mismo sector.

Durante su vida se destacó por un agudo sentido social que lo llevó a fundar Actuar Famiempresas, una entidad creada para facilitar el nacimiento de microempresas en el país, y la cual le mereció hace varios años el Premio Nacional de Solidaridad del periódico El Colombiano.

También fue concejal de Medellín y miembro de juntas directivas de empresas y entidades solidarias como Codesarrollo, Club Kiwanis, Empresas Varias de Medellín, Club de la Edad Dorada, Empresas Públicas de Medellín, Club de Ejecutivos, Porcícola Nacional, Incolda y la Corporación Autónoma Regional Rionegro Nare (Cornare).



Carlos Manuel Echavarría

Vivió 67 años. Fue fundador y presidente del Grupo Crystal Vestimundo, compuesto por las empresas Calcetines Crystal, Calcetería Nacional, fábrica de medias Crystal, Sotinsa, Nicole e Incotex. Su emporio confeccionista emplea a más de 10.000 personas, una de sus principales obsesiones. De igual forma, ayudó a crear y colaboró en varias entidades sin ánimo de lucro como la Patrulla Aérea Colombiana, los Misioneros de María Mediadora, los Hogares Claret, la Escuela de Capacitación en Costura y el Seminario Redemptoris Mater.

Quienes lo conocieron destacan su capacidad como inventor de maquinarias y nuevos sistemas de producción en la industria calcetera. Creador de marcas tan reconocidas como Crystal, Punto Blanco, Gef y Baby Fresh, fue uno de los principales impulsores del Atpdea.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?