| 6/9/2011 7:25:00 AM

¿Fabricato en venta?

El rumor de una eventual venta de esta textilera a una multinacional tiene agitado el mercado. Sin embargo, el camino está lleno de obstáculos.

Contrario a lo que ha pasado con la mayoría de las acciones en la Bolsa, en lo que va corrido del año, el valor de la acción de Fabricato se duplicó: arrancó en $26 y al finalizar la primera semana de junio ya bordeaba los $60, su precio más alto en los últimos cuatro años.

Si bien los resultados financieros y operativos de la textilera en el pasado reciente han mostrado una significativa mejora, para algunos expertos este crecimiento en el valor de la acción no se justifica solo por estas operaciones.

¿Cuál es la razón? En el mercado hay un creciente rumor de una eventual venta de Fabricato, que surgió tras dos hechos: uno, el anuncio de los gobiernos de Colombia y Estados Unidos de destrabar el Tratado de Libre Comercio y, otro, el retiro del presidente de la compañía, Óscar Iván Zuluaga, quien logró darle un vuelco a los números.

Las versiones extraoficiales han hablado de un posible interés de la mexicana Kaltex -dueña de 60% de Coltejer- y de la brasileña Vicunha. Las dos compañías son, hoy por hoy, las mayores competidoras en el sector textil en la región y Colombia se convierte en 'cabeza de playa' para atender la demanda local y, especialmente, a los confeccionistas que fabrican prendas para Estados Unidos. Sin embargo, problemas como el pasivo pensional o los costos laborales de empleados podrían hacerle perder atractivo a Fabricato en una operación de venta. Esto sin contar con que la aprobación del TLC entró en una etapa de condicionamiento en Estados Unidos, pues el gobierno de ese país presentó -junto al TLC- el proyecto TAA (Asistencia de Ajuste Comercial, por su sigla en inglés), un programa para apoyar a los trabajadores perjudicados por los acuerdos comerciales, que podría entorpecer la discusión.

La actualidad
Los números recientes de Fabricato hablan de una importante gestión, particularmente, el año anterior. Sus ventas superaron los $583.000 millones, 5,3% más que en 2009; la utilidad neta llegó a casi $3.200 millones, cuando en 2009 las pérdidas fueron de $97.000 millones; y el Ebitda ascendió a $33.000 millones, mientras que en 2009 reflejó un valor negativo por $15.300 millones.

Además, avanza en una profunda reestructuración interna en busca de segmentos más rentables y aumentos de productividad. Ha reducido más de 10% de las referencias de su portafolio y la producción por persona vinculada, entre 2008 y 2010, pasó de 12.800 metros a 14.800. Estas eficiencias se han traducido, por ejemplo, en la posibilidad de obtener recursos para adelantar pagos a los acreedores de la Ley 550. De hecho, de cerca de $340.000 millones que la empresa se comprometió a cancelar en 2000, solo le falta por pagar 1,6%, unos $5.500 millones.

A diferencia de Coltejer, donde solo 6% de la acción flota y sus socios mayoritarios son Kaltex e Interbolsa; Fabricato tiene más de 40.000 accionistas, circunstancia que ha hecho de la acción un objetivo de especulación. Por ejemplo, en 2006, la acción pasó de $18 a $96 y luego bajó a $20.

Tras la salida del Grupo Empresarial Antioqueño -que terminó su proceso de desinversión el año anterior en Fabricato-, el control lo han venido asumiendo inversionistas de portafolio liderados por el italiano Alessandro Corridori. Varias firmas como Invertácticas y Valores y Rentafolio, entre otras, se han alineado para darle una estructura más competitiva a la empresa y buscar un momento de salida donde puedan capitalizar su inversión. Entre ellas suman más de 40% de la compañía.

Los cálculos de estos inversionistas son claros: hoy, el precio de la acción -de cerca de $60- está por debajo del valor en libros -que ha sido ajustado a $85-. "Todavía hay mucho por hacer", le dijo a Dinero uno de los representantes de estas compañías.

Bajo este panorama, los rumores de venta no se han hecho esperar, incluso, jalonados desde el exterior. El director financiero de Vicunha, José Mauricio D'Isep, le dijo al portal Brasil Económico que en su estrategia está ingresar a Argentina y Colombia.

Hace unos años, Vicunha compró en Ecuador una planta cuya producción está en ampliación, pero si quiere exportar a Estados Unidos, Colombia es la opción, pues si no está ubicada en nuestro país, las confecciones que se fabriquen en Colombia y usen sus telas no cumplirían reglas de origen y no se beneficiarían de la disminución de aranceles.

Rafael Kalach, director de Coltejer, le dijo hace unos meses que una fusión con Fabricato eventualmente podría darse, "pero no creo que en este momento. Hay muchas sinergias entre las empresas y puede ser más productivo, pero las compañías deberían estar listas para hacerlo", dijo el ejecutivo mexicano en esa oportunidad.

Los peros
¿A qué se refería Kalach? A pesar del buen momento de Fabricato, la compañía todavía tiene problemas por resolver.

Según fuentes cercanas a Coltejer, consultadas por esta revista, hoy no hay ninguna posibilidad de integración. ¿Por qué? Porque debe arreglar su problema pensional. Tiene más de 3.000 pensionados, cuyo cálculo actuarial asciende a $120.000 millones. Hoy es cubierto con los activos, el bajo endeudamiento y un patrimonio sólido que permite responder por él, pero no se ha creado un fondo y, para un eventual comprador, no es atractivo. De hecho, cuando Kaltex llegó a Coltejer compró una empresa cero kilómetros, sin pasivo pensional y sin altos costos laborales.

El otro tema es precisamente el laboral. Fabricato tiene más de 7.000 trabajadores, de los cuales unos 1.600 están cobijados por una convención laboral que les otorga beneficios por encima del promedio del mercado. "Casi que el costo laboral de ellos, frente a un trabajador de Coltejer es de 2 a 1. Habría una posibilidad de fusión el día que las condiciones de las empresas sean similares", dice una fuente del sector.

El otro tema que los analistas miran es el de las actualizaciones del valor de sus activos. Coltejer 'castigó' sus balances hace un par de años y registró pérdidas por más de $180.000 millones. Fabricato hizo lo propio en 2009, en un valor cercano a los $45.000 millones. Sin embargo, algunos consideran que todavía falta más, aunque reconocen los esfuerzos de la compañía y el valor que tienen activos como los terrenos donde opera.

Las señales que ha dado Fabricato en los últimos meses parecen colocarla en un escenario de transición hacia una nueva etapa de crecimiento. No obstante, tendrá que aclarar el ruido en el mercadeo que ha generado su eventual venta y dejar en claro que las valoraciones de su acción obedecen a acciones estratégicas y van más allá de una simple especulación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?