| 4/27/2006 12:00:00 AM

Expansión de un Modelo

La investigación anual del sector, que realiza la consultora Tormo & Asociados, encontró que en Colombia ya son casi 300 los negocios que le apuestan al modelo de franquicias para crecer.

El sistema estratégico de franquicias atrajo en los últimos 12 meses a 54 nuevas empresas en el país. La tendencia creciente en las compañías hacia adoptar ese modelo como mecanismo de expansión para sus redes comerciales quedó evidenciada una vez más, tras conocerse los resultados del censo que realiza anualmente la multinacional especializada Tormo & Asociados. Según el estudio, que llegó este año a su cuarta versión, en Colombia operan hoy 297 redes de franquicias y la cifra viene creciendo al 30% anual en promedio desde 2003.

Las mediciones indican que cada año en el país surgen más de 50 nuevas empresas que le apuestan a franquiciar sus modelos de negocio y que en el total de las organizaciones que lo hacen, el número de establecimientos franquiciados ya corresponde al 66% de sus redes comerciales, y apenas un decreciente 34% a sus puntos propios. La pregunta lógica es ¿por qué el auge actual del sistema de franquicias en Colombia?

Hay varias causas, pero la principal es que ofrece -desde la teoría- menores riesgos tanto para el franquiciante como para el franquiciado. "Muchas empresas tienen un concepto de negocio probado y exitoso, pero tienen limitantes para su expansión por no contar con suficientes recursos financieros; este sistema les permite crecer de forma rápida y segura. No sin riesgos, pues cualquier expansión los tiene, pero sí con menores riesgos. De hecho, es clave saber escoger al franquiciado, quien realmente será un socio estratégico para potenciar el negocio en cada localidad o territorio", explica Jorge Andrés Orozco, gerente general de Tormo & Asociados en el país.

"El franquiciado recibe una proyección financiera viable, una transmisión del know how y una asesoría permanente de parte del franquiciante. Esto disminuye el riesgo de ensayo y error, si inicia su empresa individualmente", agrega Claudia María Pinzón, directora de proyectos de Coninglés. "Invertir en nuestras franquicias les dará a los inversionistas la oportunidad no solo de tener un negocio propio con mucha rentabilidad sino que a la vez podrá recibir valores agregados como asistencia técnica; apoyo y capacitación; supervisión constante a la red; asesoría al punto de venta, y el prestigio de una marca con más de 28 años de experiencia en el mercado colombiano", complementa Carlos Alfredo Plata, de PPC.

Otra causa importante es la incorporación de nuevos sectores de actividad bajo el sistema de franquicias. Aunque los pioneros siguen siendo el retail y las comidas, el mercado internacional evidencia un desarrollo importante del macrosector servicios, el cual viene tomando fuerza como método de expansión en países desarrollados.

Multisectorial El censo realizado por la multinacional de origen español encontró que la participación de franquicias, por sector de actividad en Colombia, es ostensiblemente mayor en moda y confección (29,4%), y en comidas rápidas, restaurantes y bares (13,2%). No obstante, sus resultados demuestran también que hay opciones modernas muy desarrolladas, como las tiendas especializadas (10,8%) y los servicios especializados (10,5%), y que vienen en ascenso otras como calzado y artículos de cuero (4,1%); centros de capacitación (3%); servicios de automóviles (2,7%); panaderías, pastelerías y reposterías (2,7%); joyerías y bisuterías (2,7%), y heladerías (2,7%), entre muchas otras.

La gama de alternativas de negocio que hoy acogen en Colombia el sistema de franquicias incluye servicios financieros, hoteles, lavanderías y hasta agencias inmobiliarias, de viajes o de modelos. Precisamente, por ejemplo, en marzo pasado llegó al país Coldwell Banker, una de las compañías más grandes del mundo en servicios inmobiliarios bajo el sistema de franquicias, concentrando sus servicios en desarrollo y venta de proyectos, y en arrendamiento, adquisición, venta, y administración de todo tipo de bienes raíces comerciales y no comerciales. La multinacional tiene más de 3.800 oficinas afiliadas en el mundo. Unas semanas atrás había llegado Century 21, en el mismo negocio.

Esa ha sido otra de las causas del actual auge de las franquicias en el país, pues el mejor ambiente de inversión de los últimos años reactivó el interés de empresarios del exterior, y la participación extranjera volvió a tener su original papel protagónico como motor de este esquema de negocio en Colombia. No en vano, según la investigación de Tormo & Asociados, en los últimos 12 meses el número de franquicias externas creció 34%. Claro que los formatos nacionales también crecieron (8%), impulsados por los sectores de comidas, tiendas especializadas y servicios especializados. El resultado, según la procedencia de las franquicias, las de origen nacional representan hoy el 52,2% del mercado colombiano y las extranjeras el 47,8% restante.

"Las estables situaciones económica y política de los últimos años han propiciado el interés internacional para crecer en Colombia, y el crecimiento económico interno lo ha permitido. La gente aquí, al igual que en el resto del mundo, visualiza el modelo de franquicias como una opción de negocio con éxito probado", afirma Gabriela Soberón, directora de ventas y operaciones para Perú y Colombia de la cadena de gimnasios Curves, la cual -según sus estadísticas- franquicia en el mundo un nuevo punto cada 4 horas.

Autoempleador La última causa del actual auge franquiciador en el país es el alto desempleo, pues este modelo ha logrado constituirse en una fuente vital de trabajo para muchas personas. Por eso, también proliferan alternativas de franquicias de bajo costo, lo cual se evidencia en la investigación anual de Tormo & Asociados, pues sus resultados muestran que ya el 19,5% de las franquicias requiere inversiones entre $5 millones y $20 millones y el 17,2%, entre $21 millones y $50 millones.

El impacto social que pueden tener las franquicias como fuente de autoempleo o empleo para el país motivó a finales del año pasado la iniciativa 'Desarrollo del Sistema de Franquicias para la Expansión de la Pyme en Colombia', la cual cuenta con una inversión de US$2,4 millones, en aportes del Banco Interamericano de Desarrollo, BID (US$1,4 millones) y de 8 de las principales cámaras de comercio del país (US$1 millón), y espera en 3 años sensibilizar a 3.000 empresas como potenciales franquiciantes y a 5.000 personas como potenciales franquiciados.

El terreno ganado en Colombia por el sistema de franquicias, en cuanto a su conocimiento y aceptación por parte de empresarios e inversionistas, es inmenso. Así mismo, su potencial. Por eso, la expectativa de los especialistas es que a partir de ahora su evolución será más rápida y que por eso en 2008 deberá haber en el país al menos 500 conceptos de negocio que lo utilicen.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?