| 9/5/2014 3:25:00 PM

Ara se duplica

Desde marzo de 2013, la expansión de la cadena Jerónimo Martins avanza al ritmo de una tienda nueva por semana.

Antes de finalizar este año la cadena portuguesa Jerónimo Martins habrá inaugurado la tienda número 86 de su marca Ara en Colombia. Esta cifra confirmará el cumplimiento de los planes trazados por el grupo empresarial a su llegada al país, en marzo del año pasado, cuando anunció que al cierre de 2014 tendría cerca de 90 puntos.

También refrendará los planes de inversión por más de 100 millones de euros durante los dos primeros años. Si todo se cumple según sus planes, al final del año ya estará en más de 20 municipios ubicados en Risaralda, Quindío, Caldas y Valle, departamentos donde inició su expansión.

Pedro Veloso, director de Jerónimo Martins en Colombia, está complacido. “Con respecto a las ventas, venimos cumpliendo las proyecciones y cada vez más vamos posicionándonos como una alternativa valiosa”, dice.

Al cierre de 2013 las ventas llegaron a $54.628 millones, unos 21 millones de euros, una meta que se había trazado desde su arribo al país. Y, sin duda, este año podrían duplicarse como consecuencia de su agresiva expansión.

Con un modelo de negocio que incluye un alto componente de ofertas, promociones y la promesa de precios bajos en su portafolio integrado por más de 1.000 referencias en cada punto, la compañía se ha convertido en un duro competidor del retail en el país.

Veloso explica que “cada semana todas nuestras tiendas ofrecen una fuerte campaña promocional, con el diferencial frente al mercado de que son productos que no pertenecen al surtido regular, a precios imbatibles”. La compañía se especializa en alimentos y productos para el hogar que incluyen un alto componente de marcas propias, 96% desarrolladas con proveedores nacionales. Esta mezcla de precios bajos y productos de alta calidad ha sido bien percibida por los consumidores.

Según Rafael España, vicepresidente de Fenalco, “llegaron en un momento ideal, con grado de inversión para el país, la pobreza cayendo y un contexto macroeconómico y social favorable”.

Colombia se convirtió en un respiro para Jerónimo Martins en momentos en que la crisis económica de Portugal golpeaba a sus consumidores y la cadena necesitaba ampliar sus horizontes. “Colombia es una joya preciosa para el sector retail”, dice Veloso.

En Portugal la compañía opera los supermercados Pingo Doce, pero cuenta además con inversiones en Polonia a través de su cadena Biedronka, que le generan cerca de 65% de sus ventas. Al cierre del primer semestre del año, las ventas globales de Jerónimo Martins alcanzaron los 6.052 millones de euros, con un crecimiento de 7,2% frente a igual periodo de 2013.

Polonia y Colombia se han convertido en las grandes apuestas de aquí a 2016. Pedro Soares dos Santos, CEO de la cadena, anunció en un reciente informe que para ese año habrán abierto 1.000 tiendas en Polonia y 200 en Colombia.

Pero, al margen de las noticias en el exterior, en Colombia Ara tendrá que sortear grandes desafíos. El primero de ellos tiene que ver con la urgencia de su expansión en momentos en que el deterioro en materia de empleo acosa a los departamentos del Eje Cafetero donde tiene sus principales inversiones. Llegar a otras regiones es crucial porque el último reporte del Dane, al cierre de julio, indica que dos de las tres capitales del Eje Cafetero encabezaron la lista de las que tienen mayor tasa de desempleo: Armenia alcanzó 14,9% y Pereira llegó a 14,2%.

A esto se suman la dura competencia y la dificultad para encontrar nuevos proveedores locales que, bajo el concepto de marcas propias, fabriquen productos innovadores que pueda incorporar en su portafolio. Desafíos que tendrá que enfrentar para mantener la senda de crecimiento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?