| 6/23/2006 12:00:00 AM

Evasión de alto riesgo

Se calcula que 2’300.000 trabajadores no están cubiertos por el Sistema General de Riesgos Profesionales. La construcción y las empresas de vigilancia están entre las que más evaden. El gobierno anuncia más vigilancia y control.

Al año, dejan de ingresar al Sistema de Riesgos Profesionales unos $315.000 millones. Esto significa que de todas las empresas colombianas que deben cumplir esta obligación, el 30% no lo hace, motivo por el cual 2'300.000 trabajadores colombianos legalmente contratados no cuentan con esta protección. De acuerdo con un estudio realizado con recursos del Fondo de Riesgos Profesionales, en el sector correspondiente a las empresas de vigilancia privada, en Bogotá, la evasión y la elusión en un año asciende a $362 millones. Según Jairo Enrique Lasso, director nacional de Riesgos Profesionales, del Ministerio de la Protección Social, por la composición misma de la economía colombiana, las pequeñas y medianas empresas están entre las que más evaden los aportes. Así mismo, advierte que en la actividad de la construcción, donde más expuestos están los trabajadores, es donde menos protección se tiene. "Esto sucede pese a que existen los recursos en las contrataciones de obras civiles, pero infortunadamente los trabajadores no son afiliados al sistema. Situaciones similares de evasión se presentan en sectores como la minería, la metalmecánica y el comercio".

Por este motivo, el gobierno viene implementando un sistema de control y vigilancia que le permitirá a mediano plazo identificar a las empresas evasoras, y gracias al cual el año pasado se pudieron imponer 370 multas que ascendieron a $535 millones. "Al empresario le estamos llegando por dos caminos: el de la persuasión, con campañas como 'Jefe, no se haga el loco', pero también por el lado de la vigilancia y control, que es responsabilidad del Ministerio. La meta propuesta es lograr que en los próximos 4 años ingresen al sistema por lo menos un millón de trabajadores que en estos momentos deberían estar afiliados", explica el funcionario.

En este sentido, se acaba de reglamentar que a partir del 1 de agosto las empresas con 1.500 trabajadores o más tendrán que autoliquidar y pagar los aportes parafiscales y al sistema general de seguridad social (pensiones, salud y riesgos profesionales) mediante una planilla única y por internet. Las empresas con 500 o más cotizantes harán lo propio desde el 1 de octubre, las que tienen 100 o más, el 1 de diciembre y aquellas con 30 o más desde febrero de 2007. Y el plazo para que las que tengan menos de 30 y para los trabajadores independientes es abril de 2007.

Juan Guillermo Arango, gerente técnico de Enlace Operativo, una empresa del Grupo Empresarial Antioqueño que participó en el desarrollo de este sistema, explicó que ahora con este mecanismo se podrá ejercer un mayor control a la evasión con un solo pago. La idea es que de ahora en adelante las empresas hagan una sola planilla y se entiendan con un solo banco. Para implementarlo, el Ministerio convocó un grupo de trabajo en el que participaron entidades financieras, el Seguro Social y las ARP. "Nosotros aportamos la experiencia que tenemos, pues llevamos varios años utilizando una planilla integrada para Protección, Susalud y Suratep. Y se hizo un modelo ampliado de lo que se tenía", señala el experto. De esta manera, surgió una nueva figura, la del operador de información. Esta especie de intermediario recibe una planilla integrada, les hace las validaciones de cálculo y forma y luego las redistribuye a las empresas promotoras de salud, fondos de pensiones, ARP, cajas de compensación, Sena e ICBF.



Crece la tendencia

La campaña que el Ministerio de la Protección Social puso en marcha no solo busca sensibilizar a los empresarios evasores de aportar al sistema, sino también acerca de la importancia de adoptar las medidas de prevención para evitar la accidentalidad laboral, en especial en profesiones de alto riesgo, en oficios que se desarrollan en ambientes de altas temperaturas (fundición, por ejemplo) y en las áreas con riesgo biológico, minería y radiología.

Según el Ministerio, a pesar de que la elusión y evasión al sistema aún es alta, la tendencia negativa de afiliación a riesgos profesionales se está empezando a romper. Cuando empezó el sistema, en 1994, el número de afiliados era de 3'600.000. A finales de 2002, ya ascendía a 4'200.000. Y gracias a las campañas realizadas el año pasado, ya pasan de cinco millones. Los colombianos que tienen obligación de estar afiliados al sistema son los trabajadores dependientes, los pensionados que retornan a la actividad laboral y los estudiantes que realizan cualquier tipo de pasantía. Para los trabajadores independientes, su vinculación es voluntaria.

La atención en riesgos profesionales es prestada en Colombia por 14 ARP, de las cuales una es pública (Seguro Social), 12 son privadas y una es mixta (La Previsora). Y cubre tanto accidentes de trabajo como enfermedades profesionales. Los beneficios del sistema para el trabajador incluyen incapacidad temporal, indemnización, pensión por invalidez y auxilio funerario, entre otros.

Según cifras oficiales, durante 2005, las Administradoras de Riesgos Profesionales (ARP) reportaron 263.316 accidentes y 587 muertes calificadas como profesionales, con una tasa promedio de muertes de 11,68 por cada 100.000 trabajadores. En el mundo, ocurren 2 millones de muertes relacionadas con el trabajo y 184 millones asociadas a la falta de seguridad laboral. Se considera que el 4% del PIB de la economía mundial se gasta en el costo de accidentabilidad.

A diciembre de 2005, se registran 369.847 empresas afiliadas al sistema, lo que indica que en cada empresa hay 13,8 trabajadores en promedio. La de mayor afiliación es la ARP del Seguro Social, con 269.977 empresas afiliadas y 1'395.761 trabajadores cubiertos. Le siguen, en número de trabajadores afiliados, Suratep con 965.734 y en número de empresas afiliadas La Equidad, con 38.869 empresas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?