| 12/11/2009 12:00:00 PM

ETB entra en la recta final

Tras superar la acción popular que paralizó el proceso de búsqueda de socio estratégico, ETB ya tiene su lista de oferentes e inicia, con un nuevo presidente, la etapa definitiva para asegurar su futuro.

Noviembre pasado fue el punto de quiebre para la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) en la búsqueda de un socio estratégico que contribuya con capital y aporte en el desarrollo tecnológico y de mercado.

Durante ese mes dos hechos agilizaron el proceso. El primero, que luego de casi dos meses de suspensión, por cuenta de una acción popular del sindicato de la compañía, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca levantó la suspensión y permitió seguir adelante con el proceso.

Y, por otro, que a finales de ese mes se terminó el plazo de los proponentes para convertirse en el aliado de ETB. Aunque la empresa prefiere mantener en reserva los nombres, en el sector se ha especulado con el interés de Telmex, Telefónica, Entel de Chile, Telecom Brasil y la europea Millicom -hoy dueña mayoritaria de Tigo-, quienes entrarían a competir por capitalizar la empresa bogotana.

A estos acontecimientos estratégicos se sumó la intempestiva salida de Fernando Panesso de la presidencia de la compañía. Todo indica que para algunos miembros de junta, el perfil comercial de Panesso no se ajustaba a las necesidades del momento, dada la premura por conseguir un aliado estratégico. En su reemplazo fue nombrado Fernando Carrizosa, quien en la década de los 90 fue gerente de la compañía y se ha venido desempeñando en los últimos años como miembro de su junta.

¿Por qué la premura? Si bien durante este año ETB ha tenido éxitos jurídicos, que le permitieron salvar, entre otros, $235.000 millones frente a una demanda de Telefónica, la parte operativa y el core del negocio no avanzaba. "En los últimos tres años, los ingresos operativos de la ETB han rondado por los $1,4 billones, que se mantendrán estables para este y el próximo año", advierte Fernando Carrizosa, nuevo presidente de la ETB.

Con ingresos estancados, la posibilidad de inversión se limita. De acuerdo con Carrizosa, ETB requiere inversiones anuales entre $400.000 millones y $500.000 millones para hacer una migración a una red inteligente por servicios sobre la plataforma de internet. "Esos recursos los tendría que dar Bogotá para capitalizar la empresa, pero lo social está por encima y se vuelve indispensable la búsqueda de un socio estratégico que, además de la capacidad económica, entregue el conocimiento", dice el presidente de ETB.

De acuerdo con un análisis de Interbolsa, en los primeros tres trimestres de este año, las inversiones llegaron a cerca de $290.000 millones, mientras que en el mismo periodo del año anterior fueron de casi $330.000 millones. Entre tanto, los ingresos en el tercer trimestre de este año fueron de $354.000 millones frente a $357.000 millones del mismo periodo de 2008.

"Este comportamiento negativo en el nivel de ingresos se refleja también en una caída en las inversiones trimestrales, lo cual empieza a generar preocupación hacia futuro, ya que las necesidades de inversión son cada vez mayores para mantener o incrementar la participación de mercado, teniendo en cuenta la fuerte competencia por parte de otras compañías", dice Interbolsa en un análisis.

Valor estratégico

ETB, cuyo valor en Bolsa hoy se acerca a los $3,9 billones, ha mantenido en secreto la lista y el número de proponentes que van a participar en el proceso de búsqueda de socio estratégico. Según Carrizosa, se trata de una regla del juego que busca una mayor competencia entre los oferentes. "Tenemos una pluralidad suficiente en el proceso", asegura el funcionario. Otras personas cercanas a este desarrollo aseguran que la empresa quiere controlar el proceso y no permitir que "se calibren los proponentes" ni que capitalicen el control.

A pesar de este hermetismo, se han mencionado varios jugadores en el partidor: Telmex, Telefónica, la chilena Entel, Telecom de Brasil y Millicom. El valor estratégico que tiene ETB para cada una de ellas es claro. Por un lado, permitirle el acceso al mercado más grande del país con más de 2 millones de usuarios y, por otro, capitalizar el desarrollo de la banda ancha, uno de los negocios del sector que crece, y aprovechar los negocios del futuro que se desarrollen de él.

Para las empresas que tienen operación en Colombia, será la oportunidad de consolidar su presencia y para los que llegan, ETB se convierte en la cabeza de playa para ingresar al negocio de telecomunicaciones en el país.

¿Qué sigue para los interesados? Por un lado, el proceso de debida diligencia (due dilligence); y, por otro, solucionar uno de los temas que más preocupación genera en el sector: que alguno de los potenciales inversionistas que capitalizarían la empresa alcance una posición de dominio. Precisamente, el proceso establece que las empresas que tengan presencia en Colombia y participen en él deben tener previamente el visto bueno de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC).

La otra circunstancia que está prácticamente definida es el modelo. "Bogotá es líder en la participación del sector privado en servicios públicos, como basuras y energía y se le considera un aliado. Gracias al modelo de la Empresa de Energía de Bogotá (EEB) esta compañía le entrega al año a la ciudad $400.000 millones", dice Carrizosa.

Para él, este es el modelo que puede seguir la capitalización de ETB, donde el Distrito mantiene la mayoría de participación accionaria, pero el socio adquiere el control, lo que le ha dado resultado a la ciudad.

Por ahora, muchos de los planes de ETB están supeditados a la escogencia del socio estratégico, que debe quedar definido en los primeros días de abril del año 2010. Por ejemplo, la entrada directamente al negocio de televisión, para lo cual le solicitó una licencia a la CNTV; la posibilidad de participar en el proceso de venta del negocio de telecomunicaciones de Emcali, donde ya Une entró al cuarto de datos; nuevas alianzas como la que está estructurando con Tigo en el tema de servicios móviles o profundizar la alianza comercial con DirecTV, con la que hoy tiene más de 45.000 suscriptores y para 2010 esperan duplicarlos gracias a los derechos del Mundial de Fútbol que tiene la empresa de televisión satelital.

Además, la escogencia del nuevo socio puede definir también otros negocios de ETB, como mantener o no la participación que tiene hoy en Tigo. Si, con el socio estratégico, la nueva ETB considera que no es clave esta inversión, entraría en un proceso de venta donde la primera opción la tienen EPM y luego Millicom.

ETB entra en la etapa definitiva para la búsqueda de un socio que le permita garantizar su supervivencia en el futuro y ser uno de los ejes de ingresos para Bogotá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?