| 5/15/2009 12:00:00 AM

ETB, arranca la búsqueda

Dos grandes tendencias van a mover la decisión sobre el socio estratégico para la ETB: una, seguir el modelo de la EEB y, dos, que -en lo posible-, el jugador sea distinto a Telefónica o Telmex.

El sector de telecomunicaciones está a la expectativa de la que será una de las noticias más importantes de este año: la búsqueda y definición de un aliado estratégico para la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, ETB.

A finales de marzo, la asamblea autorizó a la junta directiva de la compañía a iniciar el proceso para hallar un jugador internacional que le dé un nuevo aire a la empresa en materia de inversiones.

Este camino, que fue el mismo que escogió Telecom en su momento y que desembocó en la llegada de la multinacional española Telefónica a Colombia, no tentó a UNE, la otra gran empresa nacional de telecomunicaciones. La compañía de Empresas Públicas de Medellín, EPM, prefiere por ahora no buscar socios ni venderse, basa más bien su estrategia en nuevas alianzas y en encontrar nuevas oportunidades de inversión.

Mientras tanto, el camino de la ETB en la búsqueda de su aliado avanza bajo dos premisas. Primero, está claro que el modelo debe permitirle al Distrito Capital mantener mayoría en su participación accionaria, como en el esquema que tiene hoy la Empresa de Energía de Bogotá, EEB; y segundo, que -en lo posible- el nuevo aliado sea un tercer jugador que no tenga presencia en el mercado, tal como pasó con Colombia Móvil, cuya mayoría accionaria quedó en manos de Millicom.

¿Por qué vender?

"Hay que defender el patrimonio público y no una empresa pública". Con esta afirmación, Fernando Panesso, presidente de la ETB, explica la decisión de salir a buscar un aliado.

La ETB en los últimos diez años ha sido protagonista de una transformación profunda. Primero, con su entrada a la larga distancia, que le da una visión nacional del negocio; luego, con la apertura del sector, que la obliga a ser más competitiva y a enfocarse más hacia el cliente, dejando de lado su posición monopólica; posteriormente, con su evolución hacia el mercado de internet. Según cifras de la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones, CRT, a diciembre del año pasado ETB era el mayor proveedor de banda ancha del país, con cerca de 370.000 suscriptores. Y, ahora, el nuevo salto hacia la búsqueda de un aliado estratégico.

Pero, ¿es este el mejor momento para hacerlo? "Este es un negocio de largo plazo y recurrente, donde la ETB tiene más de dos millones de clientes y una posición estratégica en su negocio de internet y con evolución hacia nuevos segmentos", agrega Panesso.

La ETB cerró 2008 con ventas por $1,48 billones, un decrecimiento de 1,2% frente a 2007 y una reducción en su utilidad neta del 15,2% que llegó a $204.000 millones. Pero, en el primer trimestre de este año, las utilidades repuntaron, al aumentar en casi 20%, jalonadas por datos e internet.

Sin embargo, la competencia en el mercado lleva a que la empresa tenga cada vez mayores exigencias de inversión para mantener los niveles de ingresos. Se calcula que la ETB requiere entre US$300millones y US$400 millones anuales de inversión. Además, al año entrega en dividendos al distrito más de $200.000 millones y destina $120.000 millones para fondear el pasivo pensional, que asciende a $1,2 billones.

A esto se suman las obligaciones y contingencias que ha tenido que proveer la compañía. Solo en el último año tuvo que aprovisionar más de $300.000 millones por los conflictos jurídicos, entre los que se destaca el que tiene con MoviStar. Las buenas noticias para ETB están relacionadas con que la justicia dejó sin piso una demanda de $230.000 millones de esta empresa celular y, en ese sentido, la ETB estaría buscando recuperar el pago que efectuó a Comcel en el pasado, por más de $110.000 millones, de acuerdo con la nueva sentencia.

Además, la competencia es cada vez más agresiva: por un lado Telmex y Telefónica, que tienen bolsillos profundos; y UNE, que tiene el respaldo del Grupo EPM, cuyos ingresos, en 2008, llegaron a $6,3 billones, siendo, como conglomerado, la cuarta empresa del país.

Modelo y pretendientes

Ante este panorama, ¿cuál es el modelo a seguir y quiénes son los candidatos a ser los aliados estratégicos de la ETB? El modelo que más fuerza toma es el de la EEB que, sin perder la participación mayoritaria de la compañía, hoy tiene como aliado a la multinacional energética Endesa, con sus empresas Emgesa y Codensa, en una estructura público-privada que ha sido ejemplo en el país.

A primera vista, Telmex y Telefónica son protagonistas obligados, pues América Latina es estratégica para ellos. Sin embargo, para varios analistas, si gana uno de estos dos jugadores, quedaría con una posición de dominio en el sector de telecomunicaciones en el país. Con cifras a diciembre de 2008 de la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones, CRT, Telefónica, tendría casi el 55% de participación de líneas telefónicas, lo que representa más de 4,3 millones de líneas, y más de 650.000 suscriptores a internet, cerca del 34%. Por su parte, Telmex tendría bajo su control, además del 80% de las líneas fijas de Bogotá, el 90% de los clientes de televisión por suscripción en la capital de la República y cerca de 640.000 suscriptores de internet.

El reto para ETB, después de la exitosa operación con Millicom en celulares, es buscar un tercero. En la lista aparecen jugadores regionales, como la chilena Entel y la brasileña Telemar. Sin embargo, en el mercado se habla con insistencia de un eventual interés de Cantv, la empresa venezolana de telecomunicaciones que fue expropiada por el gobierno del presidente Hugo Chávez, y con quien la ETB tiene algunos negocios, pues hace pocos días se dio al servicio la interconexión de las redes nacionales de ETB y las de Cantv, lo que le permitió a la primera acceder al cable submarino Globenet.

El otro jugador que se menciona es China Telecom, que tiene planes de expansión y donde ETB podría ser una muy atractiva 'cabeza de playa' para ingresar al mercado latinoamericano.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?