| 4/16/2010 12:00:00 PM

Estaciones de servicio se reacomodan

Las estaciones de gasolina son un negocio que se estaría concentrando en algunos jugadores ante la llegada de los hipermercados y el empeño de varios actores por consolidar su presencia en las principales ciudades.

A pesar de que el consumo de gasolina en los últimos seis años ha caído 7%, las Estaciones de Servicio (EDS) siguen siendo un negocio muy apetecido a juzgar por la entrada de nuevos jugadores como los hipermercados, la consolidación de grupos pequeños y medianos y la venta de algunas estaciones por parte de grandes jugadores del sector.

Carrefour, que arrancó en 2007 con la apertura de estaciones en sus tiendas, planea abrir este año diez nuevos puntos de venta, principalmente en Bogotá, adicionales a los 35 que tiene en las principales ciudades del país. El Grupo Éxito, que también en ese año creó una unidad estratégica de EDS, planea tener antes de 2015 más de 50 (hoy tiene nueve) operadas directamente y ubicadas de manera estratégica. Además, no se descarta que en los próximos años otros actores de retail se unan a esta tendencia.

También se sabe del interés de Biomax por fortalecer su presencia en el canal minorista en regiones como Antioquia, la Costa Atlántica y en las principales ciudades del país. La cadena tiene hoy una red de 260 estaciones. Otra empresa colombiana, Brío, incorporó 56 nuevas estaciones a su red en 2009 y planea agregar otras 100 este año para completar 320 EDS urbanas. A la vez, existe la tendencia hacia la conformación de empresas con alrededor de 20 ó 30 estaciones en diferentes regiones del país, como Atahuyacoop, en la Guajira; Distracom, en la Costa y el Suroccidente; Casa Motor, en Huila y Tolima, y Combuscol, en las principales ciudades, entre otras. Este es un negocio en el que cada vez son más importantes las economías de escala ante los bajos márgenes (que para el minorista es hoy alrededor de $470 por galón, según datos del Ministerio de Minas y Energía).

Por otra parte, se habla del repliegue de grandes mayoristas como Exxon Mobil y Chevron Texaco, quienes estarían saliendo de estaciones propias para liberar capital y concentrarse nuevamente en su negocio principal y más rentable: la exploración y producción de petróleo. Sin embargo, sería también una estrategia que estas compañías están realizando en el mundo para endosar su pasivo ambiental y transferir la responsabilidad que tiene toda EDS en la contaminación de suelos y aguas subterráneas.

A su vez, Petrobras, que compró hace cuatro años las 36 estaciones de Shell, hoy cuenta con cerca de 74, y planea abrir otras 10 este año en las principales ciudades y corredores viales. "Es un crecimiento modesto pero consistente, pues no buscamos una gran participación de mercado sino tener lo mejor para poder poner nuestra marca y ofrecer un servicio diferenciado", afirma Abilio Ramos, presidente de la compañía, quien niega estar en conversaciones para adquirir las estaciones de Terpel.

Todos estos movimientos muestran que el consumo de gasolina crece a un ritmo cada vez menor ante la utilización de vehículos más eficientes, la conversión del transporte público a gas, los nuevos sistemas de transporte masivo, la aparición de los biocombustibles, las restricciones generadas por modelos como el pico y placa, la mayor utilización de motos y la mejora tecnológica en procesos industriales. Todos estos factores han hecho que el negocio esté en pleno reacomodo.

Espacio para todos

La entrada de los hipermercados, con un nuevo modelo de autoservicio y en búsqueda de mayor posicionamiento en las ciudades, está generando un cambio en la estructura del mercado, que se estaría concentrando en algunos jugadores que compiten agresivamente por precio y servicio.

"Es un modelo que nos ha funcionado muy bien en mercados como Brasil, España y Francia, donde tenemos más de la mitad del mercado. Aquí los resultados han sido satisfactorios, pues las ventas son crecientes y hemos posicionado rápidamente nuestra marca gracias a un precio asequible, tecnología de punta y la seriedad de nuestra marca", aseguran voceros de Carrefour.

Algo similar afirman representantes del Grupo Éxito, para quienes sus ventajas son "la reputación de la marca, el servicio personalizado, la calidad y exactitud en la medida y los precios competitivos".

Estas tendencias causarán sin duda la desaparición de pequeñas estaciones en las áreas de influencia de estos nuevos jugadores, afirma Felipe Salazar, experto del sector. Por esto, Fendipetróleo ha insistido en la necesidad de cambios regulatorios ante un mercado que consideran saturado.

Según cifras del gremio de minoristas, en la actualidad operan alrededor de 4.600 estaciones en todo el país, frente a las 2.220 que había en 2002, lo cual hace que "el negocio hoy sea mucho menos rentable que en el pasado", afirma Juan Carlos Yepes, presidente del gremio.

Sin embargo, según Abilio Ramos, de Petrobras, si bien hay espacio para el crecimiento de las cadenas de retail, este será limitado pues la competencia en el negocio se da por zonas y nichos de mercado. Para Ramos, el gran diferencial es el servicio, ya que finalmente la gasolina que todos venden es la misma. De hecho, la empresa está considerando expandir un piloto que tiene de sus tiendas de conveniencia Espacio 1, a través del modelo de franquicias.

Arnoldo Casas, gerente de inversiones de Profesionales de Bolsa, explica que hay muchos nuevos participantes en este mercado, pero con negocios altamente focalizados y especializados.

Y aunque podría considerarse que hay una saturación en las áreas urbanas -el mejor mercado, pues es donde está la población de estratos altos con vehículo-, hay que recordar que la penetración del auto en Colombia aún es baja y que las nuevas obras de infraestructura vial seguirán abriendo espacios para el crecimiento de este negocio.

El más beneficiado con estas movidas en las EDS debería ser el consumidor final. Pero, la alta carga impositiva que tiene el precio de la gasolina (cerca de una tercera parte es el impuesto a las ventas, el impuesto global y la sobretasa) hace que a pesar de estar ante un negocio tan competido y en proceso de reacomodo, estemos pagando, según Fendipetróleo, una de las gasolinas más costosas del mundo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?