| 5/12/2016 12:00:00 AM

Ericsson se prepara para facilitar el internet de las cosas

El presidente de Ericsson se prepara para facilitar la conexión de los colombianos y ver cómo se fortalece el llamado “internet de las cosas”. Esta es su visión del mercado.

Llevar 41 años diseñando, comercializando y ‘respirando’ tecnología, siempre en la misma organización, pero desde diferentes frentes, es un lujo que no muchos se pueden dar.

Este es un privilegio de Rolando Martínez, country manager para Colombia de Ericsson, quien ha dedicado la mayor parte de su vida a esta organización que se caracteriza por ser pionera en la importación de tecnología y transferencia de conocimiento.

Su trayectoria le da la autoridad necesaria para concluir que el sector va por buen camino y que el país ha avanzado en la dirección correcta.

Lea también: IBM lleva al límite la capacidad cognitiva de las máquinas en InterConnect

Martínez ha sido protagonista de una historia que durante cuatro décadas ha transformado no solo a la empresa sino al país. Ericsson inició como proveedor de plataformas para operadores de telefonía fija y hoy ha diversificado su portafolio con el fin de consolidarse como gran jugador en lo que viene, que no es otra cosa que la conexión de las cosas.

Desde diferentes cargos ha sido testigo de los más importantes e innovadores avances tecnológicos mundiales, como también un visionario de cómo conectar la sociedad del presente y del futuro.

Prácticamente lo ha visto y probado todo en telecomunicaciones: desde las primeras centrales telefónicas corporativas, pasando por la masificación de la telefonía fija y móvil, la banda ancha fija y móvil, hasta el reinado del video en internet, el cloud y ahora se prepara para la disruptiva 5G.

Este ingeniero industrial, egresado de la Universidad Distrital y especializado en telecomunicaciones y alta gerencia, considera que el país enfrentará importantes retos tecnológicos en los próximos 5 años y él no quiere perder la oportunidad de seguir creciendo en conocimiento y liderazgo.

Cree que, si bien el Gobierno ha hecho un trabajo muy importante en conectar todos los lugares apartados del territorio nacional con la instalación de súper autopistas de banda ancha, el objetivo ahora es poblarlas con aplicaciones que sean de utilidad a los usuarios finales en áreas como la salud, educación, comercio, agricultura y, en general, todas las industrias.

Este amante del golf considera que uno de los mayores retos que tiene el país es conectar a la sociedad, y por eso, uno de los focos de Ericsson es ser un actor principal y facilitador del uso de tecnologías de la comunicación e información, conectando todo aquello que se pueda beneficiar de una conexión o lo que hoy se conoce como el “internet de las cosas”.

Desde el año pasado la compañía empezó a brindar soluciones para la red en la nube y este es ahora uno de los retos no solo para la compañía sino para él, luego de seis años al frente de la esta organización que este año cumple 120 años de operaciones en el mercado local.

Una de sus mayores satisfacciones, dice, es haber visto el desarrollo de la industria en general y poder aportar la tecnología que le brinda desarrollo al país, pero además, no solo ser proveedor de la misma sino poderla disfrutar como usuario.

Para este ejecutivo, que inició su trayectoria laboral en Ericsson en trabajos de implementación, en su momento con tecnología análoga, uno de sus grandes logros ha sido la exportación de talento humano.

Se precia de señalar que por lo menos 50 personas que han formado parte de sus equipos de trabajo hoy están en otros países ocupando cargos de relevancia dentro de la organización.

Las cuatro décadas laboradas en la multinacional le han dejado una amplia experiencia que ha cultivado gracias a su paso por áreas como ingeniería, preventa y ventas.

Su trayectoria en la organización lo ha llevado a trabajar en Ecuador, España y Suecia, países en los que fue a brindar su conocimiento, algunas veces en ventas y otras en estrategia y marketing.

Se considera un apasionado por lo que hace y dice que parte de su éxito ha estado sustentado en el trabajo con y por la gente, pues se caracteriza por construir equipos de alto desempeño y generar altos índices de satisfacción con la empresa para que los resultados sean los esperados.

Con esta política y filosofía, Martínez se prepara para que su empresa siga siendo protagonista de una industria en permanente evolución. El “internet de la cosas” será uno de los retos y Martínez quiere estar ahí para ver cómo los avances tecnológicos les siguen cambiando la vida a las personas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?