| 2/1/2018 12:01:00 AM

EPM invertirá $20 billones de cara al 2025

El interés de EPM de competir por Gas Natural es la antesala a una estrategia de adquisiciones que representaría de aquí a 2025 inversiones por $20 billones.

Hace un par de años, cuando Jorge Londoño De la Cuesta llegó a la gerencia del Grupo EPM, se planearon las metas de crecimiento de la compañía. Una de las principales megas –el objetivo durante un periodo determinado– y tal vez la más retadora está en el campo financiero: alcanzar en 2025 un Ebitda de $12,6 billones.

Aunque aún no se conocen las cifras definitivas de los resultados financieros del año anterior, el Ebitda del Grupo EPM para 2017, al parecer, estuvo cercano a los $4,8 billones. Esto significa que en los próximos ocho años, para cumplir su objetivo, este poderoso conglomerado de servicios públicos debe incorporar casi $8 billones nuevos de Ebitda.

Según Londoño, cuando se hacen las proyecciones con los nuevos proyectos –especialmente Ituango, la que será la central de generación de energía más grande del país y que entrará a operar en su primera unidad este año en diciembre– y el crecimiento orgánico del Grupo, se sumarían $4 billones al Ebitda. Es decir, faltarían para cumplir la mega entre $3 billones y $4 billones.

Por eso, EPM tiene que empezar a incorporar nuevos negocios, y de allí su interés en entrar en la puja por Gas Natural. El grupo ya tiene presencia en el negocio de gas, pero su potencial de crecimiento es muy grande: representa cerca de 11% del mercado, y apenas le pesa 5% de sus ingresos.

Foto: En octubre de este año entrará en operación la planta de tratamiento de aguas residuales. En abril empieza a ingresar agua y su estabilización dura 6 meses.

“En energía tenemos un portafolio amplio en generación y distribución, pero el negocio del gas permite diversificar portafolio, equilibrarlo, darle más peso y tener presencia en un territorio clave como Bogotá, y eso es muy importante”, agrega Londoño.

De acuerdo con cálculos de la empresa, EPM, en términos de gas, de darse el negocio con Gas Natural, quedaría con entre 40% y 45% del mercado de gas en el país; es decir, un salto muy importante en este negocio, cuya operación, inicialmente, reflejaría un valor por la empresa superior a los $3 billones. Si se queda con ella, le representaría a EPM un Ebitda adicional de $500.000 millones, según las cifras financieras de la compañía de gas a 2016.

Lea también: Avanza compra de Empresas Públicas de Rionegro por EPM

Esta sería la primera de varias movidas empresariales que haría EPM para alcanzar en 2025 la meta en el Ebitda que reflejaría cerca de $40 billones de hoy en ingresos. Para lograrlo, el cálculo que tiene la empresa es realizar inversiones por cerca de $20 billones en los próximos ocho años.

Sin embargo, EPM tiene varios retos para consolidar su expansión y robustecer sus finanzas. En el primer caso, la limitación que tiene EPM en el país, especialmente en distribución y generación de energía, está relacionado con el tope regulatorio de 25% de participación de mercado, del que ya está muy cerca, o en el caso de generación con la entrada de Ituango podría quedar incluso por encima, que lo autoriza la Comisión de Regulación si se trata de una nueva obra, como en este caso.

Hoy, por ejemplo, en materia de distribución de energía, está sobre la mesa la discusión del futuro de Electricaribe y los posibles escenarios para buscar la llegada de un operador, tras la liquidación de la empresa ordenada por la Superintendencia de Servicios Públicos y cuyo mayor accionista era también Gas Natural Fenosa de España.

Para EPM, Electricaribe todavía tiene unas restricciones fuertes. Una, que un operador tenga más de 25%. Y ya EPM concentra 24% con la operación que tiene hoy. Y Electricaribe completo representa entre 21% y 22% del mercado nacional. “Si no hay modificación en ese sentido, EPM no podría ir por esa empresa”, dice Londoño.

Otra es que EPM es partidario de que Electricaribe pueda subdividirse al menos en dos regiones para igual número de operadores.

Y a eso hay que sumarle cómo quedaría la estructuración del nuevo modelo, donde primaría la inversión que requiere la región y un pago por quedarse con la operación. Esos factores tendrían que evaluarse frente al retorno esperado.

Este tipo de situaciones hace que la atención de EPM se dirija hacia América Latina que ha definido como su mercado natural, con un par de características: busca operaciones –no descarta la posibilidad de llegar con aliados, pero con el control de las compañías– y robusteciéndose en los sectores en los que está sin considerar otras áreas de negocio.

El segundo gran desafío es en materia financiera, pues los covenants que tiene EPM con la banca establecen que la relación deuda/Ebitda no supere 3,5 veces.

Foto: Ituango es uno de los hitos para EPM en 2018. La primera unidad entrará en diciembre. La inversión total fue de $11,4 billones.

En 2017, aunque no se conocen los resultados definitivos, estaría cerrando en 3,3. Para Londoño, la entrada de Ituango va a generar un efecto “doblemente positivo”, pues EPM deja de demandar deuda de un proyecto cuyo valor es de $11,4 billones, porque termina su construcción y entra en operación y comienza a generar Ebitda, de tal manera que la situación de 2019 cambia y da margen, a su juicio, para hacer las inversiones.

Puede interesarle: EPM la joya de la corona paisa analiza opciones en Electricaribe y ETB

Este grupo entra a una nueva etapa de crecimiento inorgánico que, como mencionó Londoño, le permitirá pasar a ser una EPM recargada con nuevos negocios y mayor crecimiento. Esta historia empresarial tendrá un nuevo capítulo exitoso.

Los resultados

El año pasado el Grupo EPM tuvo un crecimiento en su Ebitda entre 15% y 20% y las utilidades entre 10% y 15%. Los ingresos no crecieron porque no se dio Fenómeno de El Niño sino de La Niña y los precios de energía estuvieron bastante más bajos que en 2016.

“Este año debemos tener un crecimiento en Ebitda cercano a 10% y posiblemente en términos de utilidades el crecimiento sea más moderado que el año pasado, entre 5% y 10%, porque este año en el primer semestre se plantea bastante generoso en el régimen hídrico”, dice Londoño.

35% de los ingresos están representados en los negocios internacionales y en Ebitda cerca de 21%. Para el gerente, el año pasado fue positivo en la operación internacional. Una de las que tenía críticas era Adasa en Chile y su crecimiento del Ebitda fue de cerca de 25% y este año va a ser similar.

EPM está haciendo un esfuerzo por ingresar en nuevos negocios en energía, tanto en paneles solares como en movilidad eléctrica. En el primero, EPM hace instalaciones en techos o áreas abiertas para empresas industriales y comerciales.

Y en movilidad eléctrica ya cuenta con 20 estaciones de carga en Medellín para permitir la recarga de vehículos eléctricos. Tiene un bus eléctrico operando para empleados del Grupo EPM, y en el primer trimestre, en compañía de otras entidades, traerá dos más para operar en las rutas de Metroplus.

Foto: EPM realizó en el centro comercial El Tesoro la primera instalación de más de 1.500 paneles solares para la energía de este complejo comercial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 535

PORTADA

El efecto Odebrecht en las 4G: ¿Los cierres están en peligro?

Una diferencia entre el Gobierno y un grupo de bancos por los recursos de la Ruta del Sol II ha encendido las alarmas en el sector de infraestructura. ¿Los cierres financieros están en peligro?