| 6/20/2008 12:00:00 AM

Entrevista a Horacio Vélez, presidente de Une


- ¿Es necesario para Une hallar un socio estratégico?

En la administración anterior, se hizo un proceso de escisión del negocio de telecomunicaciones. Se dio porque teníamos inversiones en diferentes empresas y en muchas de ellas sin control, dando un perfil de riesgo más alto.

Hicimos la escisión y seguimos apostando al desarrollo del negocio con productos y servicios de mayor valor como televisión por internet, que estamos lanzando, WiMax fijo y ahora vamos por el WiMax móvil, servicio en el que tendremos oferta en octubre en Bogotá y Medellín. Hemos estado dando la pelea, pero ahora no es de nichos ni de áreas geográficas sino de economías de escala.

Ante lo cambiante de la industria, decidimos buscar una venta estratégica a un socio de mayor tamaño y condiciones tecnológicas, con influencia en América. Este es un proceso que demora, al menos, un año y medio.

- ¿En qué están?

Estamos en un proceso de generación de valor, de consolidación e integración completa de los negocios que faltan y que debe terminar antes del 30 de octubre, como lo de Edatel, Pereira y EPM Bogotá. Paralelamente corre el proceso de banca de inversión.

Lo que estamos haciendo es dando más valor, defendiendo los mercados naturales y estas empresas de telecomunicaciones de las ciudades, como Medellín, Cali y Bogotá, son el ahorro de los ciudadanos. Este cobre es el de los abuelos y ahora vale un platal porque se puede potenciar.


- ¿Podría significar vender toda la compañía o en cualquiera de los casos, el municipio de Medellín mantendría una participación? ¿Cederían el control?

Mi tarea es hacer una venta con control. Nadie va a ser una inversión de portafolio para correr el riesgo de gestión que hace sector público.

- En el entorno, ¿qué retos y restricciones está observando?

Si queremos nuevas redes no podemos abrir el bucle y decir que vamos a desagregar porque no vamos a cumplir las metas del sector. El valor agregado es lo único que tiene sentido para que estas empresas se mantengan. La posición de todos nosotros es que una apertura de bucle, programada para febrero del año entrante, generaría una completa injusticia con el capital público en estos municipios e inclusive al gobierno que tiene el 48% en Telefónica. La regulación no puede ser una manera de llevarnos a unas ventas precipitadas o a la consecución de alianzas por supervivencia. Nosotros, especialmente ETB y Une, tenemos mucho que decir en nuestros territorios.

Además, la competencia lastimosamente confunde a los suscriptores diciendo que esos negocios ya se van a hacer que para qué se van con Une si ellos nos van a comprar y eso genera.


- ¿Cuál es el ambiente político para una iniciativa de estas en el Concejo?

La situación es distinta ahora. Una compañía de este tamaño que puede valer US$2.500 millones, representa dineros muy importantes para ponerlos en riesgo a una libre competencia y a cambios de alta tecnología. Pero antes de vender un peso de Une debemos decir para dónde va la plata. El alcalde ha dicho que se va eventualmente para un fondo especial para el desarrollo de la región y de Medellín. Antes de cualquier cosa se convocará a la sociedad civil para discutir cuáles son esas grandes prioridades que se van a atender con esos recursos.

- ¿Cuál es el cronograma previsto?

A octubre estaremos pidiendo el permiso al Concejo en las últimas sesiones ordinarias y entregaremos las primeras cifras de valoración para febrero o marzo y tantear el mercado para segundo semestre de 2009. Nuestros usuarios no pueden tener ninguna preocupación como lo quiere hacer entender la competencia y nosotros estaremos en el mercado por un año y medio o dos.

Vamos a invertir de aquí a junio del año entrante $1 billón en redes y equipos. Ya tenemos Viejo Caldas, Bucaramanga, Cartagena y Cali y vamos a integrar a Bogotá con Une, lo que nos pone como una empresa nacional con muchos atributos. Estamos avanzando, ganando mercado, generando valor, más ebitda año por año, poniendo la niña con sus mejores galas si se da una eventual venta en año y medio, pero con el convencimiento que las regulaciones, si no son manejadas prudentemente, corremos riesgo.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?