| 4/14/2016 12:00:00 AM

Cartagena se visualiza más allá del turismo y se fortalece como clúster industrial

Cartagena atraviesa por un buen momento y se perfila como una de las regiones industriales más importantes del país. ¿Qué está pasando en esta ciudad?

Más allá del turismo, que ha sido durante años una de sus principales fuentes económicas, hoy Cartagena se consolida como una de las ciudades industriales del país.

La presidente de la Cámara de Comercio de esta ciudad, María Claudia Páez, hace su propio análisis sobre la situación económica de La Heroica y plantea algunos temas que son neurálgicos para el desarrollo y crecimiento de la ciudad.

En su opinión, la capital de Bolívar se abstrae de lo que está pasando en el resto del país. Tiene unas condiciones que la hacen especial, con ventajas comparativas que le permiten ser competitiva, por ejemplo, la entrada en operación de la nueva Refinería de Cartagena aumenta en 10% el PIB del departamento, que era de $32,7 billones, lo que lleva a la capital a convertirse en la tercera ciudad industrial después de Bogotá y Medellín.

Reficar llega a fortalecer la industria de una ciudad que se caracteriza por tener un fuerte clúster petroquímico y plástico que incluye tanto grandes organizaciones como pequeñas y medianas empresas.

Esta industria generó ingresos superiores a los $6,2 billones en 2015, y empleó a más de 3.000 personas, convirtiéndose en una de las más dinámicas, no solo del país sino de la región. Entre 2013 y 2015 la ciudad registró un aumento de empresas de este sector, al pasar de 97 a 168, respectivamente. De este clúster hacen parte grandes organizaciones como Mexichem, Dow Química y Propilco, entre otras.

A esto se suma la reubicación de empresas provenientes de otras regiones del país. En el listado suministrado por la Cámara de Comercio se encuentran: Bayer, Auteco, Pirelli, Yara y Dienes & Cía. El año pasado también se instalaron en la ciudad las Tiendas Ara (Jerónimo Martins), Sun International, Upsistemas, Profesionales de Bolsa, Schottel y Dentix, entre otras organizaciones.

Otro sector que jalona la economía es el turismo. Según Páez, en los tres primeros meses del año la ocupación hotelera no bajó de 90% en promedio, lo que pone en evidencia el buen momento que vive La Heroica, un desempeño en el que la tasa de cambio ha aportado.

A esto se le suma que tiene uno de los proyectos urbanos más grandes del país: Serena del Mar, un complejo que tendrá casas, hoteles y servicios de salud y fortalecerá la oferta a los turistas.

Aun así, considera que es necesario definir cuáles son los productos turísticos y cuál es el perfil de los visitantes. Dice que en este momento solo se utiliza la Bahía de Cartagena, pero la ciudad cuenta con muchos otros lugares para explotar; como, por ejemplo, la ciénaga de La Virgen, Bahía de Barbacoa y el Canal del Dique. Aquí el reto es hacer nuevos productos turísticos, pero a la vez ecológicos.

La llegada de viajeros, que en 2015 alcanzó 1,97 millones entre nacionales y extranjeros, –según la Corporación Turismo Cartagena de Indias, con base en un informe del Sistema de Información Turística de Cartagena–, ponen sobre el tapete la necesidad de implementar medidas que permitan organizar la ciudad.

La directiva considera que el centro histórico es muy pequeño y no es suficiente para soportar la cantidad de viajeros que llega en las temporadas altas. Considera que Colombia debe pensar en abrir otros espacios de turismo, como el Eje Cafetero.

Sobreoferta portuaria

Por otro lado, lo que podría considerarse como una ventaja competitiva, puede terminar convirtiéndose en un problema. Durante años, la eficiencia del puerto de Cartagena ha sido un punto a favor. Por allí se transporta más de 60% de la carga en contenedores que se genera en todo el país No obstante, la creciente competencia empieza a generar inquietud.

Para María Claudia Páez, es claro que se ha comenzado a presentar una situación que puede agravarse si no se comienzan a tomar medidas. En este momento, sobre el Río Magdalena hay 46 concesiones fluviales entre Barranca, Barranquilla y Cartagena y está la expectativa de la entrada en operación de Puerto Bahía y el Puerto de Urabá, que también serán competencia.

“El Gobierno tiene que ser responsable en torno a quién le está entregando las concesiones y cuántas está entregando. El tema de los puertos marítimos se convirtió en un gran negocio y esto ha llevado a que se haya comenzado a dar una canibalización”, asegura.

Argumenta que el comercio internacional disminuyó por diversos motivos; entre ellos, que los países están comenzando a proteger sus economías, lo que llevó a que la carga también se redujera y generara una competencia por precio.

Cartagena tiene 51 concesiones portuarias que incluyen puertos especializados de compañías como Argos y puertos multimodales destinados a la carga de productos como carbón. En este segmento se encuentran Puerto Mamonal, El Bosque y Contecar, que es de la Sociedad Portuaria. La solución, dice Páez, es complementarse, porque de lo contrario muchos no podrán sobrevivir.

Poca energía

Otro de los temas neurálgicos en el que se debe avanzar, según la directora de la Cámara, es el de energía. Se ha visto como un tema coyuntural; sin embargo, a su juicio, es estructural y clave para la competitividad de la región.

En su concepto, no hay planeación y tampoco se realizan las inversiones requeridas para que se preste un buen servicio. En este momento existe el Plan 5 Caribe, que contempla inversiones en subestaciones que deben ser repotencializadas. Los recursos previstos suman $5 billones que se deben invertir en los próximos años.

También el Sistema Local de Distribución (SLD) prestado por Electricaribe es una vergüenza, dice Páez. “Ellos cubren el abastecimiento de energía del todo el Caribe, y además son comercializadores. Todo lo meten en una misma bolsa, tanto a ciudades capitales como a pequeñas poblaciones, y ahí radica el problema. Electricaribe dice que no puede realizar las inversiones porque los pequeños no le pagan. A esto se suma que existe una norma que no hace diferenciación entre el tratamiento al sector rural y al urbano”. Considera que la falta de mantenimiento del cableado es uno de los grandes inconvenientes que se registra para la prestación de este servicio.

Así las cosas, si bien La Heroica avanza, requiere de políticas que permitan hacerla más competitiva y no le resten posibilidades de crecimiento en el futuro.

Apoyo a los jóvenes

En el marco de la celebración de sus 100 años, la Cámara de Comercio de Cartagena realizará el próximo 19 de abril el foro Jóvenes protagonistas del cambio para el desarrollo y la inclusión social, un espacio en el que se pretende articular los programas y oportunidades que brinda la ciudad y el departamento para los jóvenes, y donde puedan explotar su potencial como generadores de propuestas de cambio y soluciones para la ciudad. María Claudia Páez considera que esta población tiene todo el potencial para hacer parte de una ciudad pujante y por eso se les presentará una agenda variada con el fin de poner una semilla en sus procesos formativos. Un tema clave, por ejemplo, es que ellos empiecen a identificar las oportunidades que les ofrece la ciudad desde el emprendimiento. El encuentro se desarrollará en el Centro de Convenciones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?