| 2/2/2017 12:00:00 AM

El estadounidense con 'alma latina' que la saca del estadio con OFI

Su tercer emprendimiento, que lanzó en el país con su socio colombiano Ricardo Parra, acaba de recibir US$5 millones para iniciar un proceso de consolidación y expansión.

Pocos hubieran apostado en 2004 a que Peter Ostroske tendría un gran futuro en el mundo empresarial. Sin embargo, hoy es el CEO y cofundador de OFI, una exitosa compañía de comercio electrónico creada en Colombia y que acaba de iniciar operaciones en México, especializada en el suministro de servicios para empresas de todos los tamaños. Este emprendimiento acaba de recibir US$5 millones de fondos de capital para avanzar en su proceso de expansión.

En 2004 Ostroske se graduó en ciencias sociales de la Universidad de Chicago y su especialidad era la filosofía y los libros antiguos, por eso, al culminar sus estudios, él mismo se veía como un teórico que aplicaría a trabajos más académicos.

Pero el huracán Katrina, que golpeó con fuerza a su ciudad natal, Nueva Orleans, no solo le cambió la vida a miles de sus coterráneos sino también el curso de su carrera profesional, pues este fenómeno natural lo motivó a ingresar al grupo de voluntarios Americorp, que buscaba responder a este desastre.

Lo invitamos a leer: ¿Qué pasa? El 67% de las ‘startups‘ que fracasan en Colombia son lideradas por mujeres

Tras vivir esta experiencia decidió que estaba preparado para emprender cualquier tarea en la vida. Lo primero que hizo fue juntarse en 2006 con un grupo de amigos para crear una marca de ropa para deportes acuáticos, Old Harbor Outfitter, que gustó mucho y llegó a las principales tiendas de deportes a lo largo de la Costa Este de Estados Unidos. El éxito comercial de la marca les permitió a los fundadores venderla a un distribuidor en 2010.

En ese año Ostroske decidió cursar un MBA en la escuela de negocios de Wharton, en momentos en que el auge de los negocios por internet entusiasmaba a los estudiantes. Antes de finalizar sus estudios tuvo la oportunidad de viajar a Brasil, donde se enamoró de la cultura latina y decidió que volvería para emprender. Al terminar los estudios, ingresó en Monashees, uno de los principales fondos de capital de Brasil, y luego decidió crear su propia compañía especializada en comercio electrónico y enfocada en la moda, un tema en el que ya había reunido experiencia con su primer emprendimiento.

Así nació Olook, una compañía enfocada en comercio electrónico, que vende zapatos y en cuya construcción de marca puso en práctica sus conocimientos prácticos y teóricos, pues en el mercadeo de la marca vinculó a celebridades que lucían su calzado. El éxito de este emprendimiento le permitió además incorporar ropa y accesorios de moda rápida, que tiene un público importante en Brasil.

También le podría interesar: Adiós al Selfie Stick, un dron miniatura toma mejores fotos por usted

En 2014 vendió su participación en esta compañía y su meta en ese momento era incursionar en un mercado que en su opinión luce muy atractivo: los servicios B2B; es decir, enfocados en otras empresas –no al consumidor final–. Esta vez se basó en estudios internacionales que mostraban que este segmento de mercado tiene un gran potencial y un número más reducido de competidores. Su idea era prestar servicios a otras empresas, pero utilizando también el comercio electrónico. Tras analizar las opciones que ofrecían Brasil, México y Colombia, decidió instalarse en este último país, donde encontró a Ricardo Parra, un socio local con amplia experiencia en temas de venta y logística empresarial, con quien creó OFI.com

La empresa, que comenzó a operar en abril de 2014 con tres personas, hoy cuenta con cerca de 100 colaboradores en Colombia y otros 15 en México, donde abrió operaciones hace solo un mes y tendrá un lanzamiento oficial en febrero próximo. La meta apunta a pasar de vender US$7,3 millones en 2016 a unos US$100 millones en 2020.

OFI vende software, hardware, servicios en la nube, impresión, papelería, aseo y cafetería. En Colombia ya cuenta con cerca de 2.000 clientes en Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla, que van desde grandes compañías como Olímpica y Coca Cola Femsa hasta Pymes que buscan apoyo en sus procesos.

Peter Ostroske se contagió tanto de la cultura latina, que asegura que su vida está en esta región del planeta y difícilmente se devolverá a su país. Su esposa, de origen brasilero, le ha ayudado a prepararse en este proceso de ‘adopción latina’ pues le ha enseñado a bailar samba y es su principal seguidora cuando de jugar fútbol se trata. Juntos exploran en Colombia destinos de aventura, como el parque de Los Nevados, donde pasó una semana de vacaciones a final de año. OFI es su más reciente emprendimiento, pero nadie sabe cuál será la próxima aventura empresarial de este latino de corazón.

Lea también: Tres rutas de financiación que tienen los emprendedores colombianos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.