| 3/2/2017 12:00:00 AM

Eduardo Pacheco: La visión de negocios del Grupo Colpatria

Aunque se muestra optimista con el inicio del año, Eduardo Pacheco, presidente del Grupo Colpatria, da algunas señales de alerta y cuenta el panorama de los negocios en los que participa este conglomerado.

Para Eduardo Pacheco, presidente del Grupo Colpatria, la mejor noticia del arranque de este año no fue económica sino que al Hospital Militar no hubieran llegado víctimas por causa del conflicto. “Independientemente de los que estuvimos a favor de la paz o en contra de ella, para todos hay una realidad y es que esos señores se están desmovilizando. El que al principio del año no hubiera ni un solo mutilado ni un solo muerto; eso, para mí, no tiene precio”, destaca.

Pacheco es uno de los empresarios más reconocidos en el país y uno de los ‘cacaos’ que ha venido desarrollando alianzas y profundizando negocios. Con Scotia y Axa ha logrado consolidar su presencia en el sector financiero, y avanza en el desarrollo de los negocios de vivienda e infraestructura y en la expansión e internacionalización de Mineros, donde el grupo participa. Cifras estimadas del año pasado dan una dimensión de la holding: ingresos operacionales por $3,3 billones; utilidades antes de impuestos por cerca de $497.000 millones y activos que superan los $16 billones.

Puede interesarle: Bolsa de Valores sigue en ascenso y cierra enero con buenas noticias

Además de la buena noticia en materia de paz, Pacheco cree que el nuevo fiscal, Néstor Humberto Martínez, representa “un viento refrescante” en la justicia y afirma que el programa de infraestructura del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, es proporcional a las 4G. Pero también da señales de alerta. Entrevista.

¿Cómo ve el tema de corrupción. Cree que le va a pegar a la economía?

Lo de Odebrecht no ayuda. La primera etapa es en los financiamientos que faltan. La relación con los bancos ha cambiado, no solo en los costos sino en las condiciones. Hay un endurecimiento de los bancos en el tema de las concesiones. Pero también hay que ser claros en que puede que haya unas malas manzanas. Pero hay una cantidad de gente que está haciendo las cosas bien, nosotros estamos participando por ejemplo en un proyecto en la Costa con Mario Huertas. ¿Cuándo usted había visto que una compañía como Goldman Sachs viniera, estructurara eso, le diera su aprobación y corriera sus riesgos?

Pero, ¿cree que habrá retrasos en las obras con las dificultades en los cierres financieros?

Sí. Hay dificultades, el mar no está fluyendo igual.

¿Cree que habrá proyectos huérfanos que terminen sin financiación?

No conozco. Podría ser, no me extrañaría.

Frente al crecimiento económico, algunos hablan de entre 2% y 2,5% de crecimiento. ¿Cuánto cree que vamos a crecer este año?

Si no crecemos al 5% o al 6%, no vamos arreglar el problema de la pobreza y la desigualdad el país. Cuando la discusión se vuelve si es 2% o 2,5%, que implica unas diferencias importantes, está lejos de las metas y los objetivos que este país debería tener.

¿Cómo está viendo el consumo?

En consumo las morosidades vienen aumentando en forma importante: están creciendo más de 20% en el sistema bancario y hay que tener cuidado. En la parte monetaria hemos visto una descolgada de la inflación que nadie pensó que iba a pasar. Las tasas de interés claramente van para abajo y, en esa medida, por lo menos en el frente local, habrá más consumo. Si el precio del dinero es más barato es un incentivo. Estoy diciendo que tendremos menos tasas de interés y menos inflación este año en Colombia.

¿Y vamos a llegar al rango meta de inflación este año?

No sé si este año llegamos, pero vamos a estar cerca. También la revaluación que hemos tenido debe ser un contra a la inflación, así como cuando tuvimos la devaluación y la inflación se disparó. Eso debe ayudar con los precios.

¿Cómo le fue con la tributaria?

El CEO de Scotia visitó al presidente Santos y le dijo: estamos en México, Perú, Chile y Colombia y ustedes tienen los impuestos más altos de la región. Y eso esta reforma no lo cambió. Mineros tiene una inversión en Nicaragua. Me reuní con los ministros y me dijeron: ‘en la revolución sandinista el partido Farabundo Martí tiene como objetivo eliminar la pobreza y si no hay inversión privada extranjera es imposible que lo logremos, bienvenido’. Creo que a nosotros nos falta entender que en este país si no hay inversión es imposible que arreglemos el problema de la pobreza.

Hay dos fotos de los impuestos: hoy las tasas son las más altas de los países donde opera Scotia, y el pago de impuestos con relación al PIB es de los más bajitos. Y la conclusión ahí es que la evasión sigue siendo monstruosa.

Frente al tema de la paz, la discusión que se viene es cuánto va a costar la implementación de los acuerdos. ¿De dónde debería salir la plata?

No creo que debamos poner la plata, creo que debemos tener unos incentivos tributarios para que la gente vaya y ponga plata allá. En el corto plazo tenemos turismo con gran belleza natural y hay que llevar inversiones y dar incentivos tributarios para que la gente meta la plata. Esa es la forma de llegar, pero otra tributaria...

Pasemos a los negocios ¿Cómo va el de infraestructura?

Estamos en Girardot-Cajamarca (Gica), en la primera APP que es Cajamarca-Ibagué, tenemos un pedazo en la Costa con Mario Huertas, estamos en Bucaramanga-Barranca-Yondó con Ferrovial, y somos contratistas de los israelitas que se ganaron la Perimetral Oriente; nos contrataron para hacer un pedazo de la carretera y eso está complicado por el tema de predios.

Lea también: Con cerca de $9 billones para las 4G, el Gobierno impulsará el crecimiento de 2017

¿Tiene interés en algún otro proyecto de estos?

No. Necesitamos hacer una segmentación de tiempo en esto. Es decir, si tenemos $100 no significa que le metamos los $100 en el primer año. Hemos visto que va a haber mucho trabajo, también en Bogotá, y la capital en cierta forma les puede competir a las 4G en recursos y en capacidad bancaria. Pero tenemos un compromiso con infraestructura de largo plazo y que no quiere decir que hay que meter los $100 pesos en el primer año. Hay que espaciarlo.

¿Está interesado en algo en Bogotá?

Tenemos presentadas dos APP para los concentradores de los buses, tanto en la autopista como en la 80. Son proyectos grandes y la idea es que el año entrante arranquemos.

¿Y en vivienda?

Hicimos un negocio muy importante el año pasado: llegamos a un acuerdo con la familia Haime en el desarrollo del proyecto de La Felicidad, que queda en Bogotá, y la segunda etapa la vamos a hacer nosotros. Eso es Vivienda de Interés Prioritario, Vivienda de Interés Social y algunas en otros segmentos. Son cerca de 4.000 viviendas lo que corresponde a esta segunda etapa. En general seguimos viendo vivienda casi por todo el país: Barranquilla, Medellín, Cali, Montería, Ibagué y Bucaramanga. Las regiones están moviéndose.

¿En el negocio bancario cómo les ha ido?

El banco tiene para resaltar la política de no comisiones en cuentas corrientes ni de ahorros. Eso ha sido exitoso y hay que consolidarlo. Tuvimos un lanzamiento de la banca digital del banco. En Canadá, Scotia cerró el primer trimestre en enero y fue el primero en su historia donde se hicieron más operaciones digitales que en las oficinas. La directriz es digital y en los cuatro países de la Alianza del Pacífico será prioritario.

¿Y en la cartera?

Más o menos. Ha habido tiempos mejores. Hay unos problemas grandes: Electricaribe vale $1,7 billones, el Sistema Integrado de Transporte de Bogotá vale cerca de $2 billones. Como industria tenemos unos problemas gigantescos.

Más los líos de infraestructura…

Más Ruta del Sol y el caso de Odebrecht. Hay tres o cuatro problemas que son de un tamaño importante para lo que es el sector bancario.

¿Y en la de consumo?

La morosidad de la cartera de consumo viene aumentando a doble dígito y hay que estar encima de eso.

¿Cómo fueron los resultados en seguros? ¿Cuál es el reto?

Tuvimos un buen año en seguros, con buenos crecimientos en salud, automóviles, líneas comerciales y vimos el beneficio de hacer parte de Axa. Pero el gran reto es el Soat. Llevamos tres años perdiendo cifras importantes de plata. Creo que el Gobierno ha reaccionado y nos ha apoyado en permitir auditorías en los hospitales, en crear plazos para que se informe de los siniestros. Gran parte del problema del Soat es un tema de corrupción. El año pasado perdimos $12.000 millones y el anterior habíamos perdido $25.000 millones.

En viviendas tienen operaciones en Perú y México. ¿Están viendo algo más?

A pesar de las dificultades y la sombra que tiene México en este momento, estuvimos en ese país hace tres semanas y tiene un potencial monstruoso. Una de las cosas que se verá este año es que vamos a capitalizar la subsidiaria en México. Ese es un país de otra dimensión, allá tenemos vivienda de estrato medio cuyo tamaño es gigantesco. Además, la vivienda es más barata que aquí. La vivienda en Colombia puede valer 40% más que en México. Estamos en Querétaro y Puebla y dentro de las metas que tenemos es abrir una tercera plaza este año, si el señor Trump lo permite.

Recomendado: La inversión jalonó negativamente la economía colombiana en 2016

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 523

PORTADA

¿Cómo llegó Jeff Bezos a convertirse en el hombre más rico del mundo?

Jeff Bezos, el fundador de Amazon, llegó a ser temporalmente el hombre más rico del mundo, lugar al que volverá más pronto que tarde. ¿Cómo lo logró?