| 8/19/2005 12:00:00 AM

Enseñanzas prácticas

Un grupo de universidades centroamericanas se abre camino con agresivas estrategias de mercadeo. Buscan estudiantes y empresas.

Es posible que en los próximos años se oiga hablar más de las universidades de Zamorano, Earth o Esen que de la mayoría de las universidades colombianas. Estas pequeñas academias centroamericanas tienen estrategias de mercadeo internacional que envidiarían muchos de los centros educativos más afamados del país. Son la prueba de que los programas innovadores, el apoyo internacional y el mercadeo agresivo a veces sirven más que una tradición de siglos, incluso en un negocio como el de la educación, donde el abolengo parece ser un elemento crucial para subsistir.

La universidad hondureña Zamorano, uno de los centros de estudios agropecuarios más reconocidos de América Latina, cambió radicalmente su estrategia de reclutamiento. Ahora pone su énfasis en conquistar empresas, ya no en atraer estudiantes.

La clave es mostrarles a los empresarios que la universidad puede mejorar su rentabilidad. Les ofrecen una colaboración estratégica, esencialmente con proyectos de investigación, que casi convierten a Zamorano en departamento de desarrollo de productos de la firma. Para la multinacional Dole, por ejemplo, buscan un control biológico para la sigatoka, explica Jacqueline Foglia, directora de relaciones externas de la entidad. Así, los patrocinios a la universidad se vuelven inversiones rentables.

También les ofrece capacitación para los empleados, tema particularmente interesante para quienes tienen programas de responsabilidad social corporativa, porque les facilita cumplir sus metas de formación. Con argumentos de este tipo les llegan a las firmas de Honduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Ecuador, Colombia y Panamá.

Visitan periódicamente a empresarios y medios de comunicación de esos países y participan en eventos locales. En la feria agropecuaria Agroexpo de Bogotá, Zamorano tuvo un stand atendido por algunos de sus estudiantes colombianos. La presencia ferial posiciona el nombre, pero también apoya los programas de empleo para sus egresados, un área en la cual son especialmente activos. No dejan nada al azar. "Estuve diez días averiguando qué necesitan y qué preguntan los colombianos", señala Foglia. La meta para Agroexpo a 2007 es triplicar el número de colombianos matriculados en sus carreras.

Así, con prestigio académico, patrocinios empresariales y un programa agresivo de enganche para los egresados, los estudiantes casi llegan solos.

Como Zamorano, Earth, en Costa Rica, se especializa en el mercado internacional. Recibe cada año 100 jóvenes provenientes de América Latina, España y Uganda, para hacer estudios de desarrollo sostenible de la región tropical húmeda. Su programa es reconocido por el BID, el Global Consortium for Higher Education and Research in Agriculture, y por la ONU, que han visto allí un caso exitoso de educación.

Asisten a ferias internacionales y manejan una oficina de promoción en Estados Unidos, desde la cual consiguen fondos, pasantías y publicidad. Esta oficina es vecina de la CNN, y por estar literalmente a la mano, con alguna frecuencia la cadena de televisión lleva a sus profesores a sus programas en español. Esa exposición internacional sería imposible de pagar para una entidad pequeña con 15 años de operación. Consiguen fondos y establecen alianzas académicas con un planteamiento atractivo para donantes del primer mundo: "creímos que era posible cambiar armas por educación, intolerancia por respeto, corrupción por ética, favoritismos parciales por justicia social, abuso de nuestros recursos por respeto ambiental, liderazgo corrupto por liderazgo positivo y odio por amor".

Así, mientras otras universidades andan en acartonadas misiones diplomáticas, en busca de convenios académicos con centros internacionales para atraer a los estudiantes de su propio país, los centroamericanos, además de tener un respaldo académico fuerte, andan abiertamente detrás de las empresas y de los alumnos de toda la región.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?