| 6/23/2006 12:00:00 AM

Energía de exportación

La Bolsa de Energía Colombiana es una de las más dinámicas y competitivas en Latinoamérica. Los recursos hídricos y el clima permiten manejar precios bajos y altos volúmenes de energía que le han servido para convertirse en un jugador importante en la región.

En marzo de 2003, Colombia y Ecuador dieron inicio al sistema de Transacciones Internacionales de Electricidad. A abril pasado, las empresas del sector ya habían recibido ingresos adicionales por US$415 millones, gracias a sus exportaciones de electricidad, y se espera en 2006 un crecimiento de 4,4% según XM, Los Expertos en Mercados S.A., filial del grupo ISA, que maneja la bolsa de energía en el país.

"Desde hace tres años, Colombia y Ecuador transan energía eléctrica, llegando a vender a ese país cerca del 12% de su demanda, lo que redunda en un aumento de la generación en Colombia en la misma magnitud y en mayores ventas en la Bolsa de Energía", afirma Luis Eduardo Villamizar, director de energía del Ministerio de Minas y Energía.

El dinamismo de la demanda ecuatoriana ha llevado a las empresas a buscar nuevos mercados. Si bien la bolsa de energía es la que en la práctica envía el suministro a los mercados externos, quienes llevan la delantera en el proceso son las filiales del grupo ISA en Perú y Bolivia, países donde ha construido la infraestructura de transmisión. Hoy, ISA posee y opera interconexiones con Venezuela a 230.000 voltios, con Ecuador a 180.000 voltios, mientras que en Bolivia y en Perú tiene el 44,2% de las redes de transmisión. Hasta mayo de 2006, las importaciones ecuatorianas de energía de Colombia son US$128 millones anuales en promedio.

Ahora, ISA pretende unir la media luna andina, con el proyecto centroamericano Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central —SIEPAC—, que interconectará a Colombia con Panamá, y desde este punto, con los países centroamericanos hasta llegar a México. El proyecto se encuentra en el proceso de interconexiones eléctricas internacionales y buscando la creación de un despacho coordinado resultante de la armonización regulatoria de acuerdos operativos y comerciales. La meta es tener lista la interconexión en 2008.

Según la Organización Latinoamericana de Energía, las ventajas de Colombia para generar la integración suprarregional, en la que los recursos energéticos se usen eficientemente, está soportada por una bolsa de energía consolidada, fomentando la participación del capital privado, en un tamaño del sistema eléctrico mayor a 10.000 MW y un mercado abierto, experiencia en la reestructuración, metodologías para las transacciones internacionales y el desarrollo de un sistema electrónico de contratos.

Lo interesante de este modelo de exportación es que interrelaciona todos los actores de la cadena. Si bien ISA es la que ha construido la infraestructura de interconexión con los demás países, los agentes y usuarios obtienen los beneficios del mercado ampliado de la bolsa de energía.

El mercado de la bolsa mayorista opera libremente de acuerdo con las condiciones de oferta y demanda. Es decir, permite a las empresas comercializadoras y por su intermedio, a los grandes consumidores adquirir la energía en un mercado de grandes bloques. Ante una demanda de energía, la bolsa despacha la oferta que tiene los precios más bajos, lo cual fomenta la competencia y ante un panorama de alta demanda, permite a los generadores más eficientes vender su producción. "El sistema desarrollado por medio del centro nacional del despacho que opera como nodo central de los generadores y comercializadores de energía, permite que el país cuente con disponibilidad de oferta y demanda. Este sistema de información con las mejores tecnologías agrega conocimiento del mercado para que los agentes sean más eficientes", comenta Pablo Hernán Corredor, gerente general de XM.

En forma complementaria, comercializadores y generadores actúan celebrando contratos de energía eléctrica entre ellos. El precio de la electricidad en los contratos se establece de común acuerdo entre las partes contratantes, sin la intervención del Estado.

En Colombia, los principales jugadores de la bolsa —en generación— son Isagen, Empresas Públicas de Medellín y Emgesa. Entre 1995 y 2005, el número de generadores de energía aumentó de 22 a 43, mientras que los comercializadores pasaron de 28 a 36 empresas.

El futuro

Los retos que tiene Colombia en la exportación de energía son generar mayor convergencia entre los sectores de gas y electricidad, e integrar en la bolsa de energía a los generadores hídricos, térmicos, de gas, de carbón y de eólica. De hecho, ya se han dado los primeros pasos en este sentido. Por ejemplo, Empresas Públicas de Medellín "tiene el parque experimental Jepírachi, dedicado a la investigación y desarrollo de energía eólica que ya está conectado al sistema", comenta Rafael Pérez, subgerente comercial de generación de energía.

El mercado de la bolsa de energía lleva en consolidación 11 años, y se inició a raíz de la crisis energética de 1991-1992 y los problemas que se presentaron para cubrir la demanda del momento. El primer paso fue eliminar la integración vertical y separar los negocios de generación, transmisión, comercialización, distribución y poner al Estado como regulador por medio de la Comisión de Regulación de Energía y Gas, CREG y la Superintendencia de Servicios Públicos.

Para Ricardo Ramírez, director ejecutivo de la CREG, "como entes reguladores se han creado las condiciones que garantizan una oferta energética, llevan el mercado hacia la libre competencia, definen la metodología para cálculos tarifarios a usuarios regulados y finales, bajo criterios económicos, sociales, ambientales y de competencia", comenta.

Colombia tiene unas de las tarifas de electricidad más competitivas de la región. De acuerdo con XM, Los Expertos en Mercados, el precio de la energía en el país está US$10 por debajo del mercado regional. El potencial de las generadoras del país para suplir la demanda de la región es muy alto, lo cual ha generado economías de escala por un uso eficiente de los recursos. De ahí que a futuro se espere una mayor expansión regional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?