| 10/31/2014 2:00:00 PM

Reenfoque energético

Endesa venderá sus activos en Latinoamérica a Enel y se concentrará en España. ¿Cómo es la movida y cuáles sus implicaciones para Colombia?

Los accionistas de la empresa española Endesa aprobaron la venta de activos en Latinoamérica a su principal propietario, Enel Italia, que controla 92,1% de dicha empresa. Con esta movida, Endesa espera enfocar sus operaciones en España y así lograr independencia respecto de Enel y su filial chilena Enersis.

El presidente de Endesa España, Borja Prado, expresó su interés en concentrar sus negocios en la península ibérica, para lo cual tiene previsto invertir en los próximos dos años US$2.500 millones; 25% más de lo invertido durante 2013 en dicho país. Los recursos se dirigirán principalmente a aumentar la capacidad de generación, así como a mejorar sus centrales nucleares y optimizar la cartera de generación a base de carbón.

La transacción tiene dos partes: Enel le comprará a Endesa su 60% de participación en Enersis Chile, de donde se desprenden los activos que tiene en Latinoamérica por un valor de US$10.527 millones. A su vez, y para que Endesa España logre su independencia corporativa, tendrá que pagarle a Enel Italia US$17.093 millones a través de un histórico reparto de dividendos en España por valor de US$18.633 millones, cifra que ya incluye el 7,9% correspondiente a los accionistas minoritarios.

Para financiar la operación, Endesa recurrirá a un endeudamiento de US$8.106 millones, lo que además fortalecerá su posición en el mercado de capitales con mayor trayectoria y disciplina financiera, de cara a una eventual Oferta Pública de Venta (OPV) posterior.

Con la compra de los activos de Endesa en Latinoamérica, Enel Italia tendrá una relación más estrecha con Colombia: por una parte, se hará dueña de 48,5% con un poder de votación que equivale a 56,4% de la generadora Emgesa –la segunda en Colombia con una capacidad instalada de 2.900 MW y que hoy construye el proyecto hidroeléctrico del Quimbo, cuya capacidad es de 420 MW y la inversión ya bordea los US$1.000 millones– y la distribuidora Codensa de Colombia, que cubre el mercado de mayor importancia y más dinámico en el país: Bogotá y sus alrededores. Actualmente esas dos compañías contribuyen con más de 36% del Ebitda de Enersis Chile (Endesa Chile).

También se quedará con 11% de la Empresa Propietaria de la Red (EPR) y de su gerencia ejecutiva, la cual gestiona el proyecto de interconexión eléctrica que une a los países centroamericanos desde Guatemala hasta Panamá (Siepac). Allí tendrá como socio a Interconexión Eléctrica S.A. (ISA).

Al concretarse la transacción, Enel podrá seguir participando en las subastas regionales sin competir directamente con una firma de su propiedad, como ha ocurrido recientemente.

Con esta movida se dan dos mensajes claros: por un lado, el enfoque en mercados estratégicos para Enel como parte de una integración vertical para la holding, con un poder de decisión absoluto en un mercado significativo en potencial de crecimiento. Y, por otro, la apuesta de Endesa por regresar a su mercado original –España– que hoy atraviesa grandes retos en el sector, que le representarán millonarias inversiones con igual potencial de retornos. Una decisión que deja a las dos empresas recargadas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?