| 8/15/2008 12:00:00 AM

En el centro de todo

El movimiento de negocios que generará el Latinamerican Trade Mart lo convierte en uno de los ejes del comercio internacional más importantes del país.

El corredor de la calle 26 se convirtió en una de las zonas de mayor dinamismo para la inversión empresarial en Bogotá. En el trayecto, que arranca en la carrera 50 y termina en el Aeropuerto Eldorado, se construyen actualmente cerca de ocho proyectos de gran envergadura que incluyen hoteles, centros de convenciones, puerto logístico y centro de comercio internacional y cuyas inversiones se acercan a los US$1.000 millones.

Las obras se conectan entre sí, pues buena parte de la ocupación hotelera y de los centros de negocios y de convenciones se generará con los empresarios que harán parte del proyecto logístico y del centro de comercio.

Los hoteles de las cadenas Marriot y Avia avanzan en su construcción, cuya finalización está prevista para 2009; el Challenger adelanta una ampliación, mientras que los de NH, Hyatt y Diplomat están en proceso de estructuración. Estas nuevas instalaciones hoteleras aportarán 1.500 nuevas habitaciones a la capital, e inversiones por unos US$240 millones. El engranaje continúa con el Puerto Logístico de Las Américas, en las inmediaciones del Aeropuerto Eldorado, con inversiones cercanas a los US$500 millones y cuya definición logística está en estos momentos en manos de una consultoría internacional.

El proyecto que cierra este círculo virtuoso de desarrollo empresarial del sector, por el movimiento de hombres y de negocios que generará, es el Latinamerican Trade Mart. Se trata del primer centro de comercio internacional para América Latina, que operará desde Colombia y que permitirá que compradores internacionales de productos para el hogar, moda, textil, manufacturas de cuero y calzado, materiales de construcción, muebles y decoración, gourmet, regalos, joyería y bisutería, tengan un espacio permanente para encontrar una amplia y variada oferta de los países de la región.

La estructura incluye un complejo de 200.000 m2 de construcción, cuya inversión supera los US$200 millones y que consta de 11 pisos con 500 locales para exhibición permanente de productos; 900 locales de exhibición temporal, para ferias y eventos especiales; un centro de convenciones con capacidad para 3.000 personas, terraza de comidas, 2.000 parqueaderos y un centro de información de comercio exterior. El proyecto salió a preventa en febrero pasado y su construcción tomará 30 meses. Se estima que la inauguración de este complejo se hará en marzo de 2011.

Un modelo probado

La puesta en marcha del Latinamerican Trade Mart busca emular el éxito que han tenido en el mundo los centros de comercio internacional como el Dallas Market Center, DMC, que cada año es visitado por más de 200.000 compradores profesionales de todo el mundo; o el Shanghai Mart, el primero desarrollado en China y que cuenta con 2.200 salas de exhibición; o el Trade Mart Bruselas, especializado en decoración y confección y que cada año es visitado por más de 200.000 personas. Su desarrollo en Bogotá está a cargo de las firmas Pedro Gómez & Compañía y la Organización Luis Carlos Sarmiento Angulo.

Pero, contrario a lo que se pueda pensar, el Latinamerican Trade Mart no es un mero proyecto inmobiliario. El concepto que maneja incluye, en una primera etapa, la inversión inmobiliaria, pero se complementa con un modelo de negocio que involucra la comercialización de espacios para las exhibiciones permanentes, una ambiciosa agenda de eventos, ferias, seminarios y actividades de mercadeo, que apuntan a tener un flujo permanente de compradores y vendedores para mantener siempre ocupadas las instalaciones.

De hecho, la rentabilidad para los inversionistas en el negocio inmobiliario está dada por el porcentaje de ocupación que tengan los locales arrendados. La demanda de estos locales, a su vez, está determinada por el flujo de compradores internacionales que se sientan atraídos por la muestra que se exhibe en el centro y que cumpla con las condiciones de precios, calidad y variedad de productos que los motiven a volver. Para garantizar la ocupación, el centro hará una selección de sectores que generen una oferta complementaria y que permitan utilizar el formato de 'venta cruzada' que se da, por ejemplo, cuando los compradores de moda y accesorios adquieren al mismo tiempo artículos de regalo y viceversa. De acuerdo con estudios del DMC, el 40% de quienes compran moda y accesorios adquiere al mismo tiempo artículos de regalo.

La operación del centro internacional de comercio en Bogotá contará con la asesoría de la firma Market Center Management, MCM, reconocida en el mundo por ser una de las más experimentadas en este negocio, ya que administra algunos de los mayores operadores de centros en Asia, Europa y Norteamérica, donde está ubicado el Dallas Market Center, considerado el más grande del mundo. David Voss, vicepresidente ejecutivo de operaciones del DMC, estimó que este complejo permite ventas anuales por unos US$8.000 millones y su operación genera un impacto económico en la ciudad cercano a los US$300 millones, por el movimiento en hoteles, restaurantes, logística y transporte aéreo, ya que es visitado cada año por unas 200.000 personas.

El industrial Pedro Gómez Barrero, uno de los gestores de este proyecto, espera que el Latinamerican Trade Mart funcione en Colombia "enlazando el comercio internacional de la región". El empresario explica que este centro de comercio "facilitará a los empresarios, tanto productores como comercializadores, contar con un canal dedicado exclusivamente a atender el mercado mayorista, tanto interno como de importaciones y exportaciones".

La puesta en marcha de este centro internacional de comercio en Colombia facilitará el acceso de productores y comercializadores de todo el mundo a una amplia gama de productos y permitirá que por fin el país comience a aprovechar las oportunidades de su ubicación geográfica.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?