| 7/23/2004 12:00:00 AM

Empresas verdes

Un decreto de finales de julio les dará una súbita relevancia a las empresas que se dedican a limpiar los residuos sólidos orgánicos con bacterias.

Los colombianos tendrán que tomar en serio a las firmas dedicadas a la degradación de desechos con bacterias. No solo porque muy posiblemente las verán crecer aceleradamente en ventas en los próximos años, sino porque las podrán necesitar como proveedoras de servicios en un futuro cercano.

Con un decreto de julio, el gobierno sacará el tema del tratamiento de los residuos sólidos orgánicos de los congresos de fanáticos de la ecología, para llevarlo a las mesas de las juntas directivas de las empresas, al establecer normas que las harán responder por los desechos que produzcan. Esto abrirá una gran oportunidad para las firmas que usan bacterias no patógenas para transformar residuos en materiales útiles o por lo menos ecológicamente neutros.



Una buena muestra

La firma Procesos Agrobiológicos inició su operación en 1989, solucionando un pequeño problema de degradación de desechos para recuperar una carbonera en Suesca, Cundinamarca. Hoy maneja 13.400 toneladas de residuos mensuales y procesa en el parque ambiental Pradera toda la basura que produce el Valle de Aburrá.

Con un proceso bacteriano convierte los residuos en compost de uso agrícola o ambiental. El de uso ambiental sirve para recuperar canteras o suelos erosionados. Por ejemplo, el que se produce en Medellín posiblemente se use para revegetalizar cortes de montaña en el Túnel de San Jerónimo, explica la fundadora de la empresa, María Antonieta de Prieto.

Procesos Agrobiológicos produce consorcios de bacterias que pueden degradar tipos específicos de basuras con gran velocidad (35 días). El consorcio puede incluir microorganismos como los nitrobacter, nitrosomonas, azotobacter y lactobacilos.

La empresa, que ya emprendió el proceso de patentar sus procedimientos, trabajaba en Ecuador con DQO Environmental Services y entregó en franquicia su tecnología a la guatemalteca Biotransparente para manejar residuos de caña de azúcar.



Agua limpia

En menor escala, Fundaces -Fundación de Asesorías para el Sector Rural- usa bacterias fotosintéticas, ácido lácticas y levaduras, para limpiar aguas negras y de plantas que procesan alimentos. En el río Tunjuelo de Bogotá se aplicó por primera vez la bacteria y ahora se estudia su empleo en el río Bogotá. Si la prueba funciona, la capital podría hacer un gran ahorro, porque las plantas de tratamiento que hoy utiliza tienen costos de operación cercanos a los $3.000 millones mensuales.

En un estado experimental, un grupo de investigadores de la Universidad Industrial de Santander usa bacterias desulfovibrio spp para eliminar los metales pesados y bajar la acidez de los drenajes de las minas de carbón artesanal.

En Colombia varias empresas ya usan bacterias para convertir los residuos de flores y las excretas animales en abono. Sin embargo, se podrían tratar los residuos de las plazas de mercado, los de los mataderos o las cervecerías, y los desechos de papel. Las cuentas de la conversión convencerían al menos 'verde' de los gerentes financieros: una tonelada de compost vale $60.000 y una de humus, $350.000.

Así, el tratamiento bacteriano de los residuos sólidos orgánicos es un campo donde empresarios y ecologistas encuentran un interés común.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?