Dinero.com Revista Dinero

Aureliano Ugueto, Ronald y Julio Schneider son tres empresarios venezolanos que decidieron invertir en Colombia.

| 8/15/2008 12:00:00 AM

Empresarios venezolanos le apuestan a Colombia

En los últimos 18 meses se han creado cerca de 90 empresas con capital venezolano en la Cámara de Comercio de Cúcuta y se prevé que la cifra seguirá creciendo en lo que resta del año. En Bogotá también hay negocios marchando.

El empresario venezolano Aureliano Ugueto llegó hace más de dos años a Colombia con la idea de explorar oportunidades de negocio y montar una planta para la producción de pan sueco. Lo atrajeron la estabilidad política, la ubicación geográfica y el tamaño del mercado y, luego de analizar las condiciones económicas del país, no dudó en invitar a sus socios Ronald y Julio Schneider a registrar su firma, Grupo PSB de Venezuela, en la Cámara de Comercio de Bogotá. Hace unos meses la empresa inauguró su planta de producción en Bogotá y ya tiene codificados sus productos en las grandes superficies del país. En los próximos días hará el lanzamiento oficial de su marca.

En Cúcuta, al nororiente de Colombia, cerca de 90 empresarios decidieron hacer lo mismo y, en los últimos 18 meses, registraron sus empresas con capitales que superan los $2.000 millones, para desempeñar actividades en diversos sectores de la economía, como comercio, agricultura, construcción, minería, juegos de azar y servicios, que están entre los que registran mayor demanda. Eligieron Cúcuta como puerta de entrada por la cercanía con Venezuela, pero en Bogotá también hay intereses pues, aunque la Cámara de Comercio de Bogotá no había reportado los registros, al cierre de esta edición la percepción de los empresarios capitalinos es la de que está creciendo la presencia de empresarios venezolanos en la ciudad.

"Los capitales son pequeños, pero lo novedoso es que cada vez son más numerosos y se están enfocando en diferentes sectores", afirma la presidenta de la Cámara Colombo-Venezolana, María Luisa Chiappe, en tanto que Pedro Sáyago, presidente de la Cámara de Comercio de Cúcuta, llama la atención sobre el hecho de que, si bien los capitales no son considerables, las inversiones previstas pueden llegar a serlo.

Un botón para la muestra es el interés del Grupo San Simón, de Venezuela, por invertir alrededor de US$6 millones en Colombia para la construcción de una planta procesadora de leche en Chiquinquirá, según lo reveló públicamente a principios de este mes el presidente de la Federación de Ganaderos de Cundinamarca y Boyacá, Euclides Rivera Murillo.

"Hay que recordar que los empresarios venezolanos son cosmopolitas, saben moverse internacionalmente y manejan sus capitales desde diferentes lugares del mundo. Ellos prefieren no mostrarse mucho, pero tienen negocios interesantes", opina Chiappe.

Para Oscar Triana, representante de la sociedad de capital venezolano Z-Agro Colombia, registrada en Cúcuta, "en Colombia hay muchas oportunidades de inversión en diversos campos y eso atrae a los inversionistas internacionales. Por ejemplo, en Venezuela hay unos abonos de arroz que están dando excelentes resultados, pues le generan al agricultor ahorros hasta del 30%. Estos abonos no se producen en Colombia y, por esto, se creó Z-Agro para importar el producto de Venezuela y colocarlo en el mercado colombiano", cuenta. Esta empresa está a la espera de las últimas aprobaciones de entidades agropecuarias para poner en marcha su proyecto.

Otros inversionistas consultados coinciden en afirmar que, desde Colombia, no solo se pueden manejar las operaciones en la CAN sino también las de Centroamérica, porque acá hay fábricas grandes y modernas, una industria desarrollada, recurso humano calificado para la expansión de los negocios de cualquier multinacional y una estabilidad económica favorable para cualquier negocio.

Y es que el apetito de los venezolanos por Colombia no sólo está en las medianas y pequeñas empresas, hay que recordar que el Grupo Cisneros está en la puja por el tercer canal de televisión colombiano y que Pdvsa ha reiterado en varias ocasiones su interés por traer inversiones a Colombia.

Factores de atracción

Hay quienes opinan que este fenómeno de inversiones venezolanas en Colombia se está dando porque Venezuela es el principal comprador de productos colombianos y podría resultar interesante para los empresarios del vecino país producir en Colombia para exportar a su país. Otro hecho llamativo para los inversionistas son las tasas de interés que, al estar más altas en Colombia, resultan atractivas. Y, un tercer aspecto, es la estabilidad económica de Colombia y la facilidad con que los consumidores asimilan los cambios en la economía.

Un inversionista venezolano que creó una empresa en el sector de la construcción colombiana afirma que "en Venezuela, paradójicamente, hay muchas oportunidades en el sector de la construcción, pero la inflación está disparada y las condiciones de la economía no son las mejores, mientras que en Colombia hemos encontrado estabilidad y oportunidades interesantes para desarrollar negocios, tanto local como internacionalmente".

En términos generales, los nuevos inversionistas provenientes de Venezuela dicen que Colombia es un destino interesante por la cercanía y por la facilidad de exportar las mercancías hacia diversos destinos, incluido Venezuela. En efecto, este es el modelo de negocios que quiere desarrollar el Grupo San Simón, no sólo con la construcción de la planta sino con la compra de leche a los agricultores de la región para luego procesarla y despacharla a su país.

El Grupo PSB de Venezuela tampoco descarta la idea de centralizar sus operaciones en el país para abastecer de pan sueco y otras líneas de alimentos a otros mercados, inclusive el venezolano, debido a que la operación les resulta más rentable en Colombia.

Con esta dinámica de inversiones, tanto Venezuela como Colombia ganan. La primera, porque al no tener desarrollado el sector industrial, tiene la posibilidad de producir fuera y abastecer el mercado y, la segunda, porque demuestra que, a pesar de las dificultades, siempre hay oportunidades para generar empleo y desarrollo para el país. Falta ver cómo reaccionan los empresarios colombianos al enfrentar a los nuevos competidores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×