| 11/12/2015 7:00:00 AM

Empresa colombiana innova en el mercado del huevo

En un mercado del que se esperan pocas cosas novedosas Huevos Santa Reyes apostó por un proceso de innovación y por huevo de valor agregado. Así lo está haciendo.

Innovar se ha convertido en el estribillo más usado en las estrategias empresariales en todo el planeta. Sin embargo, lograrlo no es un asunto fácil. Menos cuando se trata de un producto tradicional en la canasta familiar, pero genérico: el huevo.

Pero, para sorpresa de muchos, la compañía Huevos Santa Reyes lo está logrando. Esta firma compite en un mercado en el que el año pasado se vendieron 11.529 millones de huevos, por eso destina el 1,5% de sus ventas anuales al desarrollo de productos innovadores. Para este año prevé ingresos por $70.000 millones.

Una de sus principales metas apunta a lograr que los productos desarrollados con innovación representen el 20% del total de las ventas en cinco años, dice Carlos Lozano, gerente de la empresa. Hoy la cifra es de 12%. Pero la pregunta no es si la empresa le ha apostado a la innovación, sino cómo lo está logrando, pues innovar con huevos parece una estrategia compleja.

La compañía empezó a trabajar con productos de valor agregado en 1997, cuando la multinacional Bimbo le propuso desarrollar un huevo con características de presentación diferentes a las de un producto genérico.

A partir de ese año creó el departamento de investigación y desarrollo con el fin de entregarles a los consumidores un producto que favoreciera su nutrición. Luego lanzó la línea Gallina Feliz, la cual está enfocada en un huevo producido en condiciones que promueven el bienestar animal, con gallinas en semipastoreo.

En 2004, la tendencia de consumo iba hacia los alimentos funcionales y por ello Santa Reyes decidió enriquecer el huevo con nutrientes esenciales y comenzó a trabajar en una línea saludable con tres productos diferentes: Bonegg para mujeres, Omegga para los hombres; y posteriormente Súper Reyecitos, para niños. Uno de sus más recientes lanzamientos tiene que ver con las claras de huevo pasteurizadas.

“Nuestro secreto ha sido entender las tendencias de los consumidores. Analizamos e invertimos en investigación y desarrollo porque es de la única manera en que llegamos a marcar la diferencia ante un producto genérico como lo es el huevo”, señala Lozano.

A otras regiones

En medio de un panorama en el que los costos de los insumos se han subido alrededor de 20%, mientras los precios al consumidor final solo lo han hecho 8%, la productora y comercializadora tiene agresivos planes de expansión y fortalecimiento de su portafolio de productos.

La empresa decidió poner en marcha el montaje de una de las granjas más grandes de Latinoamérica para el desarrollo y producción de huevos con valor agregado.

El proyecto avícola está ubicado en el municipio de El Rosal, en Cundinamarca. Inició con tres galpones y 50.000 aves y en su fase inicial la compañía ha invertido $8.000 millones y se prevé que de aquí a 2018, cuando estará lista, se invertirán alrededor de $2.500 millones por año.

Hoy cuenta con granjas en Nemocón, Mosquera y Cajicá. En este último municipio inició operaciones hace 45 años con 15.000 gallinas ponedoras. En la misma zona de Cundinamarca tiene su mayor punto de operación, con un centro de producción que incluye una planta de huevo líquido pasteurizado, una granja de producción y un centro de distribución.

Hoy la producción de la compañía es de 700.000 huevos diarios, lo que significa un promedio de 255 millones de unidades al año y alrededor de 22 millones al mes.

Si bien Bogotá representa 40% de sus ventas, el plan de la organización es expandirse a otras zonas del país. La movida incluirá la adquisición de una empresa pequeña o la construcción de una granja, un proceso que cada día se torna más difícil por las objeciones que en materia de licencias les ponen a los empresarios de este sector.

Carlos Lozano explica que otro de sus planes apunta a llegar a zonas en las que no hacen presencia y tienen un alto potencial de crecimiento en consumo.

Comercialización

Paralelo a los nuevos desarrollos, la productora de huevos ha fortalecido sus canales de comercialización a través de alianzas estratégicas con establecimientos del retail moderno, lo que le ha permitido estar presente en las góndolas de cadenas como Éxito y Supertiendas Olímpica con lo cual llegó a regiones como Cali, Medellín, Cartagena, Barranquilla, Santa Marta, Villavicencio, Buenaventura, Girardot e Ibagué.

Además, la firma se fortaleció con la apertura de tiendas propias de las cuales hoy tiene 22, pero su meta es llegar a 30 en 2020.

Por ahora la empresa no está interesada en una integración vertical, pues en el pasado tuvo planta de concentrados, pero su gerente decidió que el negocio era la producción y venta de huevos y no de alimentos para los animales, por lo cual selló una alianza estratégica con Italcol, compañía con la que hoy trabaja.

El proceso de consolidación le ha permitido a Huevos Santa Reyes incrementar el número de empleados, que en este momento alcanza 600. No obstante, Lozano estima que con la nueva granja la cifra puede incrementarse 10%, es decir, que en los próximos meses adicionará alrededor de 60 puestos de trabajo directos a la nómina.

Con una fuerte actividad comercial y su apuesta por la innovación, muchos esperan conocer cuál será el siguiente paso con el que sorprenderá al mercado esta productora de huevos, en busca de conquistar el paladar de un mayor número de consumidores.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?