| 6/26/2014 5:00:00 AM

Tapizando el mundo

Además de café, petróleo y flores, Colombia se da a conocer por los tapizados, que llegan a 70 países. Una empresa tan anónima como exitosa es la protagonista.

Los yates más lujosos del mundo, imponentes estadios en Europa, miles de buses escolares de Estados Unidos, hoteles, aeropuertos y millones de motos y vehículos tienen algo en común: el tapizado de sus sillas fue fabricado en la calle 11 con carrera 34 de Bogotá.

Aunque el nombre de la compañía que los fabrica no les dice mucho a sus usuarios, los productos que salen de la planta de Proquinal, de 74.000 m2, sí dan de qué hablar.

Proquinal evidentemente no es una marca reconocida, en parte, porque sus propietarios decidieron desde un comienzo mantener siempre un perfil bajo. Ahora, con nuevos vientos a favor, esta compañía, fundada en 1972, busca contar una historia empresarial representada en múltiples éxitos comerciales.

Desde su inicio la empresa tuvo vocación exportadora. Hoy sus productos llegan a 70 países y posee oficinas en México, Múnich, Barcelona y 4 bodegas en Estados Unidos. Sus ventas anuales superan los US$170 millones y en Colombia tienen 40% del mercado de telas y pisos de vinilo.

Tal y como lo ha hecho la Selección Colombia, Proquinal ya metió varios goles en Brasil. La tapicería de 9.000 sillas VIP del estadio de Porto Alegre, una de las sedes del Mundial Brasil 2014, fueron fabricados por esta compañía. Pero no es el único éxito deportivo: otras 12.000 sillas del estadio de Frankfurt (Alemania), en donde se jugaron partidos del Mundial de 2006, cuentan con este tipo de materiales criollos. Y la lista sigue con escenarios para fútbol en Bruselas, Toluca, León, Tijuana y del Espanyol de Barcelona, entre otros. (Vea en www.dinero.com la galería con los principales productos de la compañía).

Y ahora Proquinal va por más. La meta es seguir conquistando grandes y emblemáticos campos deportivos en certámenes como los Olímpicos de Río de Janeiro y el Mundial de Fútbol de Rusia en 2018.

En el tema de yates, las noticias son todavía más sorprendentes. Proquinal tiene 70% del mercado para el tapizado de yates y botes deportivos en Estados Unidos y cerca de 10% en Europa, donde los planes de expansión son aún más ambiciosos. La compañía tiene acuerdos para proveer materiales a reconocidas marcas de embarcaciones de lujo como Mastercraft, Yahama y Riviera. (Vea en www.dinero.com un vídeo de cómo se hace un tapizado).

“Si usted está en Estados Unidos y monta un jetsky marca Yamaha, seguramente tiene tapizado colombiano”, cuenta con orgullo el gerente de mercadeo de Proquinal, Fernando Páez Nieto.

De la misma manera, si va de crucero a través de las líneas Princess o Royal Caribbean, no se sorprenda si su silla de piscina o mueble de cuarto fue tapizado por esta empresa. Lo mismo podría suceder en buena parte de los casinos de Las Vegas, o en miles de locales McDonald’s de Estados Unidos y Europa. La lista sigue con los hoteles Marriot y las cadenas Pizza Hut y Juan Valdez, entre otros muchos.

Como si eso fuera poco, las sillas de cientos de buses escolares en Estados Unidos están hechas en Proquinal. Aquí el gran mérito está en que se logró cumplir con la exigente regulación de ese país, que incluye la utilización de materiales que retardan el fuego, como el nomex y kevlar.

En el sector automotor la penetración de esta compañía es también muy grande. Provee sus productos a 8 fabricantes de motos, a los vehículos de GM ensamblados en Colombia, así como el recubrimiento del piso para los buses del Sitp y Transmilenio.

Aeropuertos y salas de cine

Las ventas de Proquinal también han llegado a los mercados de Europa y Asia. Tras una alianza estratégica con la firma europea Figueras, los tapizados bogotanos están en las sillas de las salas de espera de los aeropuertos de Baréin (Golfo Pérsico), San Petesburgo (Rusia), Miami, Barajas de Madrid y El Prat de Barcelona, entre otros.

En las grandes cadenas de cinemas también se está migrando de las sillas de tela a las de vinilo. Por ello la empresa ha logrado acuerdos con Cinemex, Cinepolis, Cine-colombia y Cinemark para iniciar este recambio.

“La clave de nuestro éxito es que desde un comienzo nos propusimos llegar a mercados internacionales como Estados Unidos, en donde las exigencias en calidad son altas y se requieren de proveedores de primer nivel y un laboratorio muy sofisticado”, explica Olga Inés Cano, presidente de Proquinal.

Entre los planes de la empresa está seguir creciendo en Europa y en países emergentes con un potencial importante como Brasil y México.

Empresas como Proquinal demuestran que es posible imprimir valor agregado a una industria nacional en proceso de renovación. Ahí está la clave de su éxito.


***

Alianzas estratégicas

Proquinal es la principal empresa proveedora de telas para chaquetas de la Policía Nacional. También fue la firma escogida por el empresario Miguel Caballero para proveer las telas para chalecos de la Armada Nacional que evitan el ahogamiento. La empresa de Caballero fue la misma que le hizo una sudadera blindada al expresidente de Venezuela, Hugo Chávez, una gabardina blindada al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y una guayabera al expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Los acuerdos de Proquinal con Mario Hernández y Boots & Bags abrieron la puerta para nuevos diseños y materiales en bolsos y calzado de lujo. Las telas utilizadas en este tipo de artículos tienen un relieve o textura especial que las hace únicas y apetecidas en mercados internacionales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?