| 9/29/2016 12:00:00 AM

Club de Amigos, la firma bogotana que compite en el negocio de la soledad

Empresarios, jueces, personajes de la farándula y hasta altos oficiales de las Fuerzas Armadas acuden a clubes de amigos para conseguir pareja.

La proliferación de centros de belleza, hoteles y spa para mascotas es solo la punta del iceberg de un negocio que no conoce techo y es casi invulnerable ante las crisis económicas. Es parte del negocio de la soledad –amada por muchos ermitaños– que se ha convertido en la oportunidad comercial para multinacionales y empresas locales.

Club de Amigos es una compañía colombiana creada hace 17 años por Yida Rodríguez, psicóloga de la Universidad Javeriana. “Desde que era una niña me di cuenta de que le quería conseguir pareja a una tía. Es por ello que después de terminar mi carrera profesional decidí crear esta empresa”, afirma la empresaria.

Eran otras épocas. Internet apenas estaba arrancando y era un tabú acercarse a una de estas firmas en busca de la media naranja por el ‘qué dirán’. “Es un tema cultural. Algunos siguen creyendo que conseguir pareja por medio de una agencia denota fracaso o falta de identidad. Y eso no es así”, afirma Rodríguez.

Lea también: Colombianos inventan ‘kit’ para mejorar la vida de niños con parálisis cerebral

El negocio está muy bien estructurado. Los interesados –entre los que se cuentan reconocidos empresarios y empresarias, magistrados, altos oficiales del Ejército y la Policía y gente del común– pagan $280.000 cada año para que esta empresa empiece a mover los perfiles. El trabajo de la compañía es cruzar la información de tal manera que se puedan encontrar las parejas con mayor afinidad. No hay fotos circulando por internet ni catálogos que comprometan la privacidad. “Tampoco aceptamos personas casadas y menores de 25 años”, afirma la psicóloga.

Este tipo de compañías también organiza periódicamente eventos sociales en donde se encuentran y departen los afiliados. En los próximos días el Club de Amigos realizará la fiesta de Amor y Amistad, por lo que cada participante debe pagar una cuota de $60.000. Para presupuestos más altos también están disponibles cruceros y viajes internacionales. “Los empresarios buscan la menor exposición pública y por eso no van a este tipo de actividades”, afirma la fundadora de esta particular empresa.

La compañía bogotana ya ha logrado alentar unos 290 matrimonios, y unas 1.600 personas han utilizado o usan los servicios. Los estratos altos son los que más acuden a esta compañía.

Las temporadas del año en donde más se mueve el negocio son para Amor y Amistad y enero. “Cuando la gente pasa Navidad y Año Nuevo en soledad, empiezan a buscar pareja en enero”, dice Rodríguez.

En Estados Unidos esta actividad mueve unos US$1.000 millones al año. Aunque no parece mucho para ese mercado, en esa cifra no se incluye el dinero que podrían estar generando aplicaciones como Tinder o páginas como Ashley Madison, las cuales tienen un espectro mucho más amplio de actividades y cobertura internacional. Tinder hace parte del grupo empresarial Match, líder en Estados Unidos en este segmento y cuya capitalización bursátil es de US$4.690 millones. Brad Pitt y Angelina Jolie –con su reciente y publicitada separación– son dos potenciales clientes en esta próspera industria.

Lea también: El invento de un estudiante que podría salvar más de 1 millón de vidas

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?