| 10/2/2009 12:00:00 AM

Emprendedores de 2009. Los ganadores

Por segunda ocasión, se otorgaron en Colombia los premios al Emprendedor del año. En una reñida pelea por el título Máster, Servientrega se llevó la distinción.

Tras una reñida competencia, Ernst & Young, en alianza con Revista Dinero, premiaron la labor de quienes por años han hecho del emprendimiento la labor de sus vidas. Los hermanos Jesús Guerrero y Luz Mary Guerrero, de Servientrega, consiguieron la mayor distinción de este prestigioso galardón mundial: Emprendedor del año en la categoría Máster.

Ellos serán los encargados de llevar en alto el nombre de Colombia el próximo año en el World Entrepeneur of the Year en Montecarlo, Mónaco, ceremonia en la que se premia al emprendedor más importante del mundo. El galardón lo recibieron luego de superar a Jean Claude Bessudo, de Aviatur, y a César Jaramillo, de Conalvías, por una reducida diferencia en el puntaje, que adjudicaron los jurados de este año a factores económicos, financieros y personales de estos tres fuertes finalistas.

Servientrega, empresa colombiana que genera alrededor de 9.700 empleos en Colombia y ha expandido sus operaciones a Ecuador, Perú, Venezuela, Estados Unidos y Panamá, reportó ingresos operacionales por más de $500.000 millones en 2008 y cuenta con más de 2.200 oficinas y 2.000 vehículos de transporte de envíos en Colombia. "El negocio básico que quería montar era una empresa de envío de documentos y paquetes pequeños a Buenaventura, porque allí había un primo que me prestaba el mensajero para que entregara los envíos", recuerda Jesús Guerrero sobre el inicio de esta multinacional que en 1982 creció con un capital de $17.000.

Una cultura de innovación en servicios y mejoramiento continuo, acompañada de capacitaciones que fueron llegando a medida que crecía la empresa, son los factores que más se destacan en la trayectoria de ascenso de este 'centro de servicios'. Luz Mary Guerrero resalta cómo lo logrado es el fruto del trabajo de todos sus colaboradores y destaca que su visión de futuro siempre ha estado presente, prueba de ello son las metas que fija la empresa, que llegan a un panorama de 50 años. "La evolución de la compañía la medimos en quinquenios, cada uno de ellos refleja los objetivos que nos trazamos en el mediano plazo", señala.

Jean Claude Bessudo, cabeza de Aviatur, fue otro de los emprendedores que disputó con Servientrega este reconocimiento. Para él, hacer crecer la agencia de viajes más grande del país, que cuenta con más de 26 empresas y 4.200 empleados, es algo que siempre ha surgido de manera natural. "Aquí no hay visión estratégica ni de largo plazo, para mí mañana es largo plazo. Lo que sí tenemos es adaptación a la situación y al momento, el único hilo conductor de la gestión de esta empresa es que cada vez que se ha presentado algún tipo de problema buscamos que no vuelva a presentarse", sostiene.

El tercero de los finalistas en la categoría Máster es César Jaramillo, fundador de Conalvías y quien hoy ocupa la presidencia de la junta directiva de esta empresa de construcción de obras civiles que ha logrado adaptarse a los vaivenes del mercado. La compañía ha logrado abrirse campo en los mercados de Ecuador y Panamá, "algo impensable en este sector hace apenas unos años", comenta Jaramillo. Con 4.000 empleados en Colombia y 1.000 en su operación en los dos países vecinos, Conalvías ha participado en la construcción de importantes obras de infraestructura en el país, como la del sistema de transporte masivo MIO en la ciudad de Cali. "Ahora nos estamos enfocando a los proyectos hidroeléctricos, un área que conocemos de tiempo atrás por nuestra participación en las obras de acceso de Calima III, en el Valle del Cauca", señala Jaramillo sobre los planes futuros de la compañía.

Espíritu emprendedor, el gran ganador

En el Emprendedor del año también fueron premiadas otras iniciativas de emprendimiento de diferente índole. Los estrictos criterios de selección que promueve el premio internacional encontraron en Colombia una amplia gama de candidatos para cuatro categorías que incluyen a los mejores talentos emprendedores de Colombia.

El premio a Vida de emprendimiento se otorgó a John Gómez Restrepo, fundador de Productos Familia. Este emprendedor, que inició sus labores hacia 1930, cuenta con una de las historias de emprendimiento más importantes del país, convirtiéndose en ejemplo para muchos de los empresarios que son la base de la economía del país. Hoy, Familia Sancela S.A., con sus diferentes líneas, marcas y variedad de productos, llega a más de 20 países alrededor del mundo y tiene filiales en Chile, Bolivia, Perú y Venezuela, con plantas de producción en República Dominicana y Ecuador. Maneja además relaciones comerciales con clientes en países como Argentina, Paraguay, Panamá, islas del Caribe, México, Estados Unidos, España, Francia, Eslovaquia, Israel, Sudáfrica y Australia.

El ganador de la categoría Emprendedor emergente del año fue Andrés Jaramillo, fundador del reconocido restaurante bogotano Andrés Carne de Res. Este emprendedor decidió abrir un pequeño restaurante a las afueras de Bogotá a los 24 años de edad en junio de 1982. Actualmente, su empresa cuenta con más de 1.000 empleados y es frecuentada por más de 6.000 personas semanalmente. El restaurante reportó ventas en 2008 por $34.358 millones, anotando un crecimiento del 20,5% con respecto al año anterior.

Alfonso Gómez, presidente de Telefónica Colombia, se hizo merecedor al premio Ejecutivo emprendedor del año. Gómez lideró el proceso de liquidación de Telecom y participó activamente en la creación de Colombia Telecomunicaciones, de la cual hace parte la multinacional Telefónica. Movistar reportó ventas durante 2008 por más de $2 billones.

Dadas las características de nuestro país, Ernst & Young y Revista Dinero decidieron incluir una nueva categoría a este premio para su versión en Colombia. La categoría, Emprendedor sucesor del año, eligió a César Caicedo, presidente de Colombina, para recibir el primer galardón que se entrega en esta modalidad. Colombina fue fundada en 1927 como una dependencia del Ingenio Riopaila para darle valor agregado al azúcar. En los años 70 decidió convertirse en exportador y, a partir de allí, se dio un cambio fundamental en la cultura de la organización. César Caicedo es el emprendedor de la segunda generación de una familia que se ha encargado de la proyección y crecimiento de la compañía durante los últimos años, consolidando a Colombina como una de las más importantes multinacionales colombianas. La compañía reportó el año pasado ventas por más de $1 billón y un crecimiento del 17,2%.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?