| 7/10/2014 6:00:00 AM

El que tiene tienda…

Con la apertura de más tiendas y la llegada de nuevos jugadores en venta y financiación de celulares, la industria del móvil sufrirá cambios profundos.

La eliminación de las cláusulas de permanencia en los planes de celulares, que entró en vigencia el pasado 1 de julio, revolucionará el negocio de venta de equipos en el país. Y las primeras jugadas para aprovechar esta nueva coyuntura de mercado comienzan a revelarse.

Dinero conoció que la multinacional china Huawei, principal proveedor de teléfonos inteligentes de Tigo –y uno de los fabricantes con mayor crecimiento en el mercado–, planea abrir en el país tiendas especializadas en la comercialización de este tipo de equipos. A esto se suman los planes de otros fabricantes para aumentar el número de puntos de venta.

“Estamos ante un reacomodo del negocio”, afirma el gerente de producto de Samsung Colombia, Luis Vargas. Hoy esa firma coreana tiene 5 tiendas y en lo que resta del año planea abrir otras 10 o 12, y en el futuro próximo completar 30. Esta ambiciosa meta no tendría sentido si no fuera porque el negocio de los celulares puede representar hasta 40% en estos locales.

¿Qué pasará con los puntos de venta de los operadores? Seguramente seguirán vendiendo celulares y comercializando aparatos a cuotas de 12 meses o más. Tigo los venderá a cuotas sin intereses y Claro ofrece la opción también a cuotas en sus puntos de venta o a domicilio.

Sin embargo, el negocio se moverá fuerte en otros frentes. Algunos inversionistas con el olfato muy fino en temas de negocios vienen trabajando hace meses para abrir puntos de venta en zonas de frontera como Pasto y Cúcuta, pues en países como Ecuador y Venezuela ciertos modelos, especialmente de gama alta, escasean o son muy caros. Otros empresarios hacen fila ante el MinTic para traer al país nuevas marcas, la mayoría de origen chino, con precios que serán muy competitivos frente a lo que ofrecen las marcas más encopetadas.

No hay que perder de vista que no todas las marcas de celulares tienen en sus planes abrir tiendas de venta directa. Lo cierto es que los grandes jugadores sí están mirando ese negocio con especial atención. En la actualidad ya hay tiendas de Apple, Samsung y las de Huawei se verán en el futuro inmediato.

Los ganadores
Dos factores determinarán el ganador en esta disputa por el mercado de celulares: precio y servicio. El problema es que muy pocas personas saben a ciencia cierta cuánto les costó su celular. La mayoría de los equipos fueron amortizados con los planes de los operadores, así que es muy difícil determinar cuánto terminaron pagando.

Lo cierto del caso es que no todos tendrán para pagar de un solo golpe $1 millón por un celular. En ese frente, algunos fabricantes de celulares se están moviendo para que entidades financieras del país entren con más fuerza en el negocio. Las conversaciones van por buen camino.

Inicialmente, los fabricantes de celulares con planes de expansión de tiendas tendrán a su favor la posibilidad de realizar rebajas y lanzamientos exclusivos en sus locales, algo en lo que se destacaban los operadores.

El otro gran frente será el servicio. Buena parte de las miles de quejas que inundan los call center de las empresas operadoras están relacionadas con fallas en equipos o daños que tardan días, semanas o incluso meses en ser resueltos.

Samsung promete desde ya que una falla leve no tardará más de 30 minutos en ser resuelta en sus centros de servicio, como el ubicado en la calle 84 de Bogotá. “En el primer piso tenemos la venta de equipos, en el segundo un show room y en el tercero un grupo de expertos solucionando los problemas de los equipos. Esta es una diferencia importante”, dice Vargas, de Samsung. La firma coreana empezó hace un mes la venta directa de celulares en el local del centro comercial Santafé, con buenos resultados.

La multinacional coreana dejó claro que para la apertura de las nuevas tiendas no tiene previsto operar bajo el modelo de franquicias, pero sí dejó la puerta abierta para la llegada de socios estratégicos que posean conocimiento del negocio.

Por su parte, Huawei ya tiene experiencia en tiendas en países como China, Laos, Sudáfrica, Filipinas, Malasia, Singapur y Guatemala, entre otros. En estas tiendas se distribuyen principalmente celulares inteligentes, equipos para Wi-Fi, tabletas y accesorios. 

La gigante china ha tenido un crecimiento importante desde su desembarco en el país. Durante 2013, Huawei Colombia alcanzó ventas de US$480 millones con un crecimiento promedio de 30% desde 2009 y en lo que va de 2014 ha vendido cerca de 800.000 smartphones.

Estas cifras, sumadas a sus éxitos en equipos para internet, están llevando a la empresa a incursionar en otros nichos como la venta directa, pero manteniendo su canal de distribución con los operadores.

Los perdedores

Entre los perdedores en este negocio podrían estar los distribuidores. Según un informe de El Espectador, unas 150.000 personas derivan su sustento en la venta de celulares a través de 430 distribuidores autorizados. Si la gente se va a las tiendas o grandes superficies a comprar el celular, estos empresarios resultarán golpeados. También podrían verse afectados los usuarios, pues las empresas fabricantes prevén un aumento en el número de robos. “Será un mejor negocio robar celulares de alta gama, teniendo en cuenta que los precios podrían subir”, dijo una fuente consultada.

El otro gran lío que se viene está relacionado con la oferta de locales suficientes para el caso de las empresas que están en fase de expansión. Según Samsung Colombia, conseguir un local bien ubicado a un precio ‘aterrizado’ es casi imposible. En los centros comerciales más apetecidos la tarea es compleja.

El negocio de venta de celulares se pondrá muy bueno en los próximos meses y, como en toda guerra comercial, habrá más de una víctima tirada en el campo de batalla. Lo importante será controlar incrementos anormales en los precios de los equipos, así como una política coherente y efectiva que permita reducir el robo de celulares.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?