| 2/1/2006 12:00:00 AM

El Tiempo se reacomoda

Se están armando grupos para fusionar contenidos de economía, deportes y entretenimiento en todos los medios de la Casa Editorial. Desaparecen las secciones regionales del diario y nace producto informativo para celulares.

Un verdadero revolcón se está gestando en la Casa Editorial El Tiempo, en procura de que toda la organización apunte hacia los mismos objetivos, en los cuales está depositado el futuro del negocio: la generación de contenido, la venta de publicidad y la convergencia. En este sentido, se hicieron importantes inversiones durante 2005 para estructurar una plataforma tecnológica que permita reunir en una sola base toda la información que generan El Tiempo, Portafolio, Hoy, Alo, Enter, Eskpe, CityTv y eltiempo.com.

Antes, cada medio manejaba un sistema diferente. Ahora, todos comparten uno solo en el que se deposita la información que produce cada uno de ellos. Así, las personas que manejan contenidos pueden acceder a esta fuente y compartirla de manera eficiente.

Este proyecto denominado 'convergencia' generará un cambio cultural en la manera como hasta ahora venían trabajando los periodistas que cubren diferentes fuentes en los diversos medios de la familia Santos. La idea es que de ahora en adelante se conformen grupos para generar contenidos en materia económica, de negocios, entretenimiento y deportes, entre otros. Por ejemplo, un mismo equipo será el encargado de cubrir todo lo relacionado con economía y negocios tanto para Portafolio como para la sección Económica de El Tiempo y eltiempo.com.

"En el tema de convergencia, nos estamos moviendo más hacia manejo de temas que de productos. En este sentido, vamos a conformar los equipos que generen el mejor contenido para todas las empresas de la organización. Sin embargo, la convergencia no es sinónimo de despidos, sino de eficiencia y de un mejor cubrimiento de fuentes. Es absurdo que un partido de fútbol lo cubran los redactores deportivos de Hoy, los cuatro de City y los ocho de El Tiempo. Eso genera duplicidad", explica el presidente de la Casa Editorial, Luis Fernando Santos.

No obstante, el empresario reconoce que la convergencia tiene por delante retos muy grandes, como el de cambiar la mentalidad de los periodistas de impresos, acostumbrados a un producto diario, pues ahora tendrán que trabajar en función de un producto que estará vigente las 24 horas del día y los 7 días de la semana. Según Santos, este cambio genera una resistencia natural. Y pese a que insiste en el hecho de que el modelo no generará despidos, en una de las secciones donde hay mayor incertidumbre es en la Económica, tras el anuncio de la fusión con Portafolio.

Nuevos negocios Con el esquema de trabajo y el foco definidos, la Casa Editorial empezó a desarrollar su más reciente etapa de crecimiento, que se inició con el lanzamiento en días pasados de un servicio informativo y de entretenimiento para usuarios de telefonía móvil, bautizado 'Vivemóvil'. Consiste en que los usuarios de Ola y Movistar podrán acceder por su teléfono a la amplia gama de contenidos de la organización. El Tiempo suministrará las noticias de último momento, Portafolio hará lo mismo con datos especializados de economía y negocios que incluirá cierre de mercados e indicadores, mientras que la información del entretenimiento estará a cargo de Eskpe. Además, los usuarios también podrán interactuar con los programas de CityTv en tiempo real y acceder a los servicios del elempleo.com.

"Este producto nació del hecho de que somos primordialmente proveedores de contenido, y la idea es poder ofrecerle dichos contenidos a la mayor cantidad de personas posible. Y el mercado de los celulares, con 22 millones de usuarios potenciales en Colombia, nos brindaba una gran oportunidad en este sentido. De esta manera, El Tiempo se convierte en el primer grupo de medios en incursionar en este mercado", sostiene Santos. El negocio se estructuró con base en la experiencia de otras regiones donde el modelo está muy desarrollado, como Asia y los países nórdicos. También viene tomando fuerza en Estados Unidos, España y Chile, entre otros.

Otro cambio importante que se dará en El Tiempo es que de-saparecerán las secciones regionales que circulan con el diario con información local en algunas zonas del país. Desaparecen Tiempo-Cali, Tiempo Caribe, Tiempo-Café y Tiempo-Medellín. Según explicó Santos, el diario tiene el 35% de su circulación por fuera de Bogotá, donde compite con periódicos "muy buenos y muy fuertes como El Heraldo, Vanguardia, El País y El Colombiano, que cada vez mejoran y se afianzan más en sus plazas". No obstante, aclara que la intención nunca fue competir contra ellos y que la meta era consolidarse como la segunda opción en información en cada una de estas regiones.

Los mismos lectores se encargaron de hacerles saber a los Santos que los periódicos regionales eran más que suficientes para informarse de las noticias locales, y que deseaban encontrar más información de Bogotá, donde se toman las decisiones económicas y políticas más importantes del país. De hecho, los lectores de El Tiempo en las regiones pertenecen a estratos 4, 5 y 6, donde están quienes toman decisiones, empresarios y comerciantes que también están suscritos al periódico local. Por eso, en la edición nacional se le dará más importancia a la información procedente de la capital, y en la sección Nación se incluirán de manera general las noticias más sobresalientes de las principales ciudades del país.

Más movidas Pero mientras las ediciones regionales desaparecen, los semanarios que circulan con la marca 7días se fortalecen. Llano, Tolima y Boyacá ya circulan dos días a la semana, los martes y viernes. Este hecho ha influido en la recuperación económica de dichas regiones. Por lo cual, la Casa Editorial prevé aumentar su circulación y lanzar nuevos semanarios 7días en ciudades donde la operación local deja buenos dividendos, como la Costa y Cali, y donde desaparecerán los cuadernillos locales. En la capital del Valle, por ejemplo, El Tiempo factura unos $4.000 millones anuales.

Otro negocio que la Casa Editorial tiene en la mira es la radio. "Si se da la oportunidad, entramos. Hasta ahora no se ha dado, pero seguimos buscando opciones con un modelo muy diferente al actual", advierte Santos.

Otro segmento que piensan fortalecer es el de las revistas, a donde aspiran a convertirse "en un jugador importante". Recientemente, la revista Cambio, a la cual piensan "metérsela toda", se unió al portafolio compuesto, entre otras, por Eskpe, Enter y Alo. Esta adquisición hace parte de la estrategia de concentrarse solo en medios, por la cual la organización está desinvirtiendo en negocios que no tienen relación con la generación de contenido. Ya lo hicieron con TV Cable y Tower Records, entre otras empresas, y pronto lo harán también con Avantel y Cinemark.

Entretanto, todo parece indicar que continuará el matrimonio con el Grupo Prisa, de España, dueño de Caracol Radio, gracias al cual nació el Grupo Latinoamericano de Publicidad. Esta empresa puso en marcha un modelo en el cual se juntan las fuerzas de ventas de diferentes medios que compiten entre sí. Al parecer, la fórmula ha funcionado, "complicada y todo, pero funciona".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?