| 4/27/2007 12:00:00 AM

El tanque de oxígeno de Pereira

Las remesas están moviendo la economía de la ciudad y su área metropolitana. Crecen el comercio, la construcción y las ventas de carros y servicios. Ya hay iniciativas para invertir bien esos recursos que envían 259.826 risaraldenses que viven en el exterior.

No es mera casualidad. En los últimos años se han instalado en Pereira las más grandes cadenas del país. Llegaron Makro, Carrefour, Éxito, Cafam, y Homecenter. Y están por hacerlo Alkosto y Panamericana, entre otras, al mismo tiempo que se anuncia la apertura de nuevos centros comerciales como Unicentro, Alameda y San Juan.
 
De hecho, la capital de Risaralda es considerada hoy en día como el núcleo comercial del Eje Cafetero en donde convergen por lo menos tres millones de consumidores de 60 municipios de la zona y del norte del Valle. Un informe de la revista Enfoque del Café señala que solo en el casco urbano de la ciudad hay por lo menos 4.500 establecimientos comerciales que atienden esta demanda en constante crecimiento, reflejo también del buen desempeño de la economía del departamento que creció el año pasado 5,4%, el índice más alto desde 1997.

Pero detrás de todo este auge comercial hay un motor encendido que viene jalonando, más que nada, las finanzas de la ciudad: las remesas. En eso están de acuerdo la Cámara de Comercio de Pereira y las seccionales de Fenalco y la Andi. Risaralda tiene el promedio más alto de migración nacional con el 8,9%. El departamento cuenta con 1'025.539 personas, de las cuales han emigrado al exterior 259.826, que equivalen al 15,35% de su población, de acuerdo con la información que ha recopilado el Dane sobre migración. De este total, el 50,2% se fue a España, el 33,7% a Estados Unidos y el 2,3% a Venezuela.

Y en lo que a Pereira se refiere, un informe de coyuntura económica de la Secretaría de Planeación la destaca, junto con su área metropolitana, como la región de Colombia que muestra los mayores porcentajes de hogares con personas en el extranjero. En Dosquebradas se estima que once de cada cien familias tienen un miembro en el exterior, mientras que en Pereira esta ocurrencia es de diez, los más altos índices del país. "Esto significa que 26.000 personas de Pereira y su área metropolitana están trabajando en el extranjero. En la comuna Cuba, por ejemplo, se pudo establecer que el 16% de los hogares cuentan con miembros por fuera del país, mientras que en Olímpica y Río Atún el 15,14% y el 14,47% respectivamente", informó el secretario de Gobierno de Pereira, Felipe Córdoba.

Es por este hecho que en el eje cafetero, y principalmente en Risaralda, se concentra uno de los mayor porcentajes de remesas del extranjero: el 19,1%. Un promedio bastante alto si se tiene en cuenta el número de habitantes de la región frente a otros como Bogotá que participa con el 15,5% o Antioquia con el 15,9 según una encuesta realizada por Asobancaria. El Banco de la República informó en días pasados que durante 2006 el monto de las remesas enviadas del exterior ascendió a US$3.890 millones de dólares, 17,4% más que las recibidas en 2005.

Una importante tajada de estas remesas se ha convertido en el tanque de oxígeno de Pereira y su área metropolitana y representan la principal causa del crecimiento comercial de la ciudad y de una mayor oferta de bienes y servicios. El impacto que tienen dichos recursos en la economía regional se mide en el hecho de que representaron el año pasado el 61,8% del total de ingresos de capital recibidos por inversión extranjera directa en el país. Incluso, las remesas superaron el año pasado las exportaciones de café que ascendieron a US$1.461 millones y las de carbón (US$2.913 millones).

Remesas y economía

Enrique Millán, gerente seccional de la Andi, explica que el éxodo masivo más reciente se dio entre 1995 y 1999, especialmente hacia España, cuando coincidieron la crisis del café y la crisis de la economía nacional. "Muchos que estaban vinculados con el sector agropecuario se fueron a trabajar a Valencia, zona productora de naranjas. Y a diferencia de otras migraciones como las que se dieron en los 70 y los 80, esta vez sí había mucha gente preparada que se fue en busca de las oportunidades que aquí se les negaban", dice.

Millán reconoce que las remesas dinamizaron el consumo y eso atrajo a las grandes superficies. Según él, los sectores que más se han beneficiado con el auge de estos recursos que envían del extranjero son las ventas al por mayor, la construcción que sigue disparada y la comercialización de vehículos. Y así lo confirma un informe de la Cámara de Comercio de Pereira según el cual ha habido una mayor liquidez de los hogares como consecuencia de las remesas, lo que coincidió recientemente con el repunte de los precios del café. Estos factores fueron determinantes en el incremento de la demanda de bienes y servicios.

Por eso el crecimiento de la economía de Risaralda en el cuarto trimestre de 2006 se explica por el buen comportamiento de la construcción (11,1%), comercio, restaurantes y hoteles (7,7%), industria manufacturera (5,3%), transporte y comunicaciones (5,5%) y del sector financiero (9,3%). La construcción sigue con su ciclo expansivo en edificaciones y obras civiles.

De igual manera el sector financiero de Pereira presentó una evolución positiva como consecuencia de una tasa de interés relativamente baja, acompañada de un mayor acceso al sistema como consecuencia de la expansión monetaria. Por ejemplo, el crédito de consumo durante este mismo periodo creció en esta ciudad 32,4%, la banca hipotecaria un 10% y la comercial 3%.

Este exceso de liquidez también se ha reflejado en la venta de automóviles. Caminos, el concesionario Chevrolet más importante de la región, vendió el año pasado 2.500 carros nuevos y 800 usados, lo que representó un crecimiento de 43% con respecto a 2005. Y todo parece indicar que la demanda seguirá estable, pues las metas para 2007 son colocar en el mercado 3.000 unidades nuevas y unos 1.000 usados, aproximadamente.

Otra dirigente gremial que reconoce la importancia de las remesas en la expansión económica del departamento es Victoria Eugenia Echeverri, directora ejecutiva de Fenalco en Risaralda. Según ella, el comercio de Pereira y su área metropolitana están demostrando que sí tenían la capacidad de atender esta creciente demanda no solo comercial sino de bienes y servicios. "Esto ha generado la confianza suficiente para que lleguen las cadenas de tiendas y supermercados más importantes del país". Cuenta Echeverri que las remesas también han contribuido a fortalecer el sector de servicios de salud como cirugía plástica, odontología y oftalmología.

Sin embargo, pese al desarrollo comercial de la región, apuntalado por las remesas, el presidente de la junta directiva de la Cámara de Comercio, Gabriel Jaime Vallejo, considera que dicho crecimiento aún no ha absorbido el desempleo que se ha generado a raíz de la crisis que por estos días afecta al sector de la confección, que ha tenido que disminuir su capacidad instalada. Por eso considera que hay que trabajar en una política pública que permita que ese flujo privado se canalice en la creación de iniciativas de desarrollo.
 
Esta misma preocupación la comparte Luis Alfonso Sandoval, director de investigaciones económicas de la Cámara de Comercio, que si bien reconoce la importancia de las remesas que impactan el consumo de bienes y servicios, advierte que dichos recursos no generan un encadenamiento productivo que se traduzca en la creación de valor y más empleo.

Por buen camino

Una de las organizaciones que más empeño le ha puesto al estudio y seguimiento del fenómeno de las migraciones en el Eje Cafetero es la ONG Asociación América-España Solidaridad y Cooperación Aesco Colombia, que lleva seis años operando en el país. Por ejemplo, logró que la alcaldía de Dosquebradas donara un terreno para desarrollar allí un programa de vivienda con base en el dinero de las remesas.
 
 Los remitentes de España pueden acceder a una línea de crédito especial en el Banco Popular de ese país para financiar el bien. Ya se adjudicaron 48 casas, que serán entregadas a finales del presente año. También está prevista la construcción de 44 apartamentos. Mediante este programa se podrán aprovechar $5.000 millones.

Aesco también le facilita a los colombianos que viven en Europa el acceso a créditos para que sus familiares puedan montar microempresas en Colombia y se independicen económicamente. Además montó un programa de retorno asistido desde Inglaterra con el apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones. A quienes estén interesados en regresar al país les dan el tiquete y recursos para que monten un negocio en Colombia. Hasta ahora han retornado a Pereira y Dosquebradas unas 43 personas en los últimos dos años, tras lo cual han comprado carros de servicio público, montado ferreterías, empresas de distribución, café internet y almacenes de ropa.

La organización, como parte de otra iniciativa, pero esta vez para prevenir más migraciones, ha capacitado en asocio con el Sena a 600 familias en artes y oficios. "Lo que buscamos es que toda persona que quiera irse del país se dé una nueva oportunidad o que se vaya en mejores condiciones. En Pereira, la gente se ha capacitado en 14 frentes como panadería, mantenimiento de computadores, redes, mesa y bar, parrilla y bar, confecciones y peluquería. Y a los que quieran hacer emprendimiento en un banco de microcrédito les prestan plata para financiar su proyecto. Unos 180 negocios están funcionando", reveló Bertha Lucía Henao, directora de Aesco en Colombia.

Todos saben que las remesas no durarán toda la vida. Por eso desde ahora el interrogante más importante que tienen que resolver las fuerzas vivas de la región es ¿qué pasaría si las remesas desaparecen o se reducen por la desaceleración española, que es de donde más provienen? El tema se ha venido estudiando con cuidado en la actual administración local, como lo reveló el secretario de gobierno, Felipe Córdoba.
 
Por eso es consciente de que hay que planificar una estrategia pública al respecto que trascienda ésta y otras administraciones para que Pereira y su área metropolitana generen un crecimiento sostenible al largo plazo y se incentive la creación de nuevas empresas. Solo así habrá empleos suficientes para todos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?