Dinero.com Revista Dinero

Thomas Müller. Una de las claves del fútbol alemán en la última década fue concentrar los esfuerzos y el dinero en las divisiones inferiores. Los resultados ya son evidentes.

| 5/15/2013 6:00:00 PM

El tanque alemán

Detrás de la aplastante supremacía del Borussia Dortmund y del Bayern München ante los demás equipos europeos de fútbol, está la más moderna tecnología, las mejores técnicas de preparación física y el manejo eficiente del dinero.

No fue casualidad. El fútbol alemán se viene preparando hace 13 años para recobrar el protagonismo en Europa. Los éxitos de hoy forman parte de un gran pacto teutón que involucró a la Federación de Fútbol, los equipos, los patrocinadores y los hinchas.

Los alemanes hoy dan cátedra en economía en la Zona Euro y en el fútbol también. ¿Cuáles son las claves de su triunfo?

Lo primero que hicieron fue mirar la cantera antes de seguir girando millonarios cheques por estrellas provenientes del exterior. Tanto la Federación, como los equipos de fútbol iniciaron una agresiva política de inversión en las divisiones inferiores con resultados que ya se evidencian.

“Ahora tenemos una cantidad increíble de jugadores con talento. No dejan de aparecer nuevas promesas. Nos hemos vuelto más valientes sacando al campo a chicos de 17 años”, aseguró el técnico del Borussia Dortmund, Jürgen Klopp, en entrevista con el diario El País de España.

Los ejemplos saltan a la vista. El mediocampista Mario Göetze (20 años) y el delantero Marco Reus (24 años), son dos realidades del fútbol internacional que el Borussia muestra con orgullo, aunque Göetze fue transferido hace pocos días a su archirrival el Bayern München por 40 millones de euros.

Thomas Müller, estrella del Bayern y el mayor dolor de cabeza para el todopoderoso Barcelona en las semifinales de Champions League, tiene 23 años; también están David Alaba, de 20 años, el defensa Philipp Lahm, con 29 años, los mediocampistas Bastian Schweinsteiger con 28 años, y Toni Kroos, de 23 años, todos de las divisiones inferiores y formados en sus canteras.

Otro hecho que marcó la diferencia con la mayoría de equipos europeos es que la Bundesliga obliga a que por lo menos 51% de la propiedad de los clubes sea de sus socios, con dos excepciones históricas: el Bayer Leverkusen, cuyo dueño es la farmacéutica Bayer, y el Wolfsburg, de la gigante automotriz Volkswagen. Los socios del Bayern München tienen 82% de las acciones, pero el club también tiene dos patrocinios muy poderosos: Adidas y Audi.

Con las cuentas claras y los cazatalentos enfocados en Alemania y no en otros países, faltaba una tarea y era hacer más atractivo el negocio del fútbol. Es por ello que los organizadores decidieron reducir las tarifas para entrar a los estadios (casi comparables con las de Colombia) y cerraron acuerdos de transmisión por televisión con precios mucho más bajos que los registrados en ligas como la española o la inglesa.

La boleta más barata para ver al Chelsea costaba el año pasado unos US$88, mientras que para asistir a un partido del Bayern el costo promedio era de US$19. Lo paradójico es que, según un reporte de la BBC, en el año financiero 2010-2011 el Bayern tuvo una ganancia de US$79 millones, mientras el Chelsea registró una pérdida de US$106 millones.

Sin embargo, entre los dos equipos alemanes que llegan a la final también hay diferencias. Mientras el Bayern gastó más de 179 millones de euros en el último lustro, el Dortmund sólo ha invertido 42 millones de euros.

El Bayern es un equipo muy grande. Según la CNN, gracias a su poder económico, el club bávaro ha ganado 11 de las últimas 20 ligas de su país, incluyendo la actual temporada, que aseguró a falta de seis fechas para el final de un campeonato que dominó desde la primera jornada.

Si a los europeos los saca de quicio la supremacía económica de Alemania, qué pensarán ahora cuando ese país se convirtió en el nuevo amo y señor del fútbol, la gran válvula de escape de Europa.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×