| 3/18/2005 12:00:00 AM

El siguiente paso

El anuncio de EPM de escindir su negocio de telecomunicaciones es el primer peldaño en su transformación. Ahora debe ir al Concejo de Medellín, uno de los trámites más complejos.

Hace tres semanas, Empresas Públicas de Medellín (EPM) anunció su mayor transformación en los últimos años: escindir el negocio de telecomunicaciones y separarlo de aguas y energía. La meta es agrupar a las compañías de su portafolio en telecomunicaciones, orientando este negocio por mercados y no por productos ni tecnologías, y generando sinergias que les permitan competir con éxito en este mercado.

Se busca formar una fiducia que maneje los recursos y organice el negocio de telecomunicaciones y, en unos dos años, crear una gran empresa que integre las operaciones de las filiales de EPM en el sector (ver recuadro).

La decisión ha generado críticas. Para algunos, como el ex ministro de Minas Jorge Eduardo Cock, se quedó corta, pues la escisión debió llegar a los demás negocios. Para otros, en particular concejales, el nuevo modelo tiene reparos por la participación de los privados en el negocio de telecomunicaciones, en especial de Orbitel, con la presencia de Valores Bavaria y la Organización Luis Carlos Sarmiento, pues se busca hacer la nueva estructura sobre esta empresa.

Para que esta escisión se dé, el Concejo de Medellín debe dar vía libre al proceso. EPM es la joya de la corona de los antioqueños: en 2004 facturó más de $3 billones y su patrimonio supera los $10 billones -el mayor de las empresas en el país-. Así, cualquier decisión en su estructura genera polémica, pues la palabra privatización -o lo que ello represente- no está en la agenda local.



Los tiempos y los reparos

Según Juan Felipe Gaviria, gerente de EPM, la escisión de telecomunicaciones es vital. El tema crítico es el tiempo, "pues, en este sector, es una variable esencial y necesitamos tener una operación integrada pronto" (ver entrevista). Pero los antecedentes de una transformación de EPM no la favorecen. Como recuerda el concejal Mauricio Tobón, "la decisión de convertir a EPM en empresa comercial e industrial del Estado tomó de 1995 a 1997". A su vez, Luis Bernardo Vélez, presidente del Concejo, advirtió que la corporación tomará el tiempo que requiera para entender el proceso y abrir el debate.

¿Cuáles son los reparos y comentarios a la movida? Por un lado, para Jorge Eduardo Cock, ex ministro de Minas y Energía, la decisión de escindir el negocio de telecomunicaciones es acertada, "pero se quedó corta. Han debido armar, de una vez, empresas en generación y distribución de energía, y en aguas, para vincular capital privado -como en los modelos de ISA y ETB- que la blinde contra cualquier manejo político infortunado".

Por su parte, Ramiro Valencia, ex gerente de EPM, considera que esta movida en el campo de las telecomunicaciones tiene todo el sentido para hacer una estrategia de comunicaciones ágil. A diferencia de Cock, Valencia cree que tal como se planteó se protege el patrimonio de EPM. "Más del 50% de las utilidades de EPM proviene del negocio de energía. Al escindir el negocio de telecomunicaciones, un capital de más riesgo y de inversiones cada vez mayores, se le exige al negocio que provea sus propios recursos y no erosione el capital de los otros", señala.

Más allá de estas opiniones, la escisión debe surtir un proceso político y su aprobación debe pasar por el Concejo de la ciudad. "El Concejo aprobará o no la escisión en telecomunicaciones y la conformación de la fiducia", confirma Gaviria. Pero va a ser un paso complejo porque esta decisión estratégica transformaría a la compañía más importante de los antioqueños y, de paso, le quitaría poder y control sobre la nueva empresa al Concejo.

Para el concejal Vélez, la entidad desea conocer más a fondo el tema de telecomunicaciones. "Hay inquietudes en dos aspectos: uno, mantener el carácter público de la empresa. Y otro, la forma en que entrarían las empresas que tienen hoy participación privada a la nueva empresa macro que está planteada en el esquema, en particular sobre Orbitel. ¿Cuánto cuesta hoy esta empresa? ¿Cuánto cuesta al ingresar al conglomerado? ¿Los privados tienen la misma decisión de vender de hace unos meses? Hay que explorar todas las posibilidades, incluso, considerar la opción de la compra por parte de EPM a los privados con valoraciones de expertos".

Tobón, a su vez, cree que el negocio de telecomunicaciones debe transformarse, pero no como lo plantea la administración de EPM. "Debe ser alrededor de la Unidad Estratégica de Negocios que está hoy dentro de la empresa -concentra telefonía básica, que representa los mayores ingresos, internet, datos y televisión-. Además, los privados que hacen parte de los negocios de telecomunicaciones en Orbitel y Emtelsa no son socios estratégicos, sino de portafolio, que le apuestan a la reorientación de sus negocios. En ese sentido, ¿por qué vincularlos a un negocio mayor? ¿No es preferible, en el caso de Orbitel, que la empresa siga independiente y haga solo alianzas con la nueva estructura para el tema de larga distancia? En menos de 3 años se vencen las licencias de larga distancia y el mercado se va a transformar con el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (TLC) y las nuevas exigencias de la Organización Mundial de Comercio (OMC)". Además, para él, la valoración de más de US$180 millones que la compañía asesora Teletraining ha hecho de Orbitel es exorbitante.

En caso de que no prospere la iniciativa en el Concejo, ¿EPM tiene plan B? Según Gaviria no hay opción. "No hay alternativa. Tenemos una finca dividida en un montón de potreros y cada quien trata de optimizar la operación de su potrero. ¿Por qué no levantamos los límites del potrero y nos hacemos todos socios de la finca y tomamos decisiones para optimizarla? Yo no puedo seguir peleando en cada potrero", puntualiza.

El reto para la administración será muy complejo, más aún cuando en los últimos días se han originado cuestionamientos en la contratación con la firma Teletraining, consultora en el proceso. De hecho, la Contraloría de Medellín anunció una evaluación especial a la contratación con esta consultora, cuyo valor ascendió a más de $2.700 millones. El camino apenas empieza a recorrerse.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?