| 4/16/2010 12:00:00 AM

El rumbo de Colombia Telecomunicaciones

Ante la caída en ingresos por servicios de telefonía fija, la empresa comienza una agresiva transformación de su negocio hacia la banda ancha y la televisión por suscripción. El Gobierno busca alternativas para maximizar el valor de sus acciones en la compañía.

Antes de que termine el actual periodo presidencial, el Gobierno decidirá qué hacer con la participación accionaria que tiene en Colombia Telecomunicaciones, ante los planes de expansión y de transformación tecnológica de la compañía, que requerirán una alta inversión para concretarse. En este momento, el Gobierno conserva 47,97% de las acciones de la empresa.

Por lo pronto, el Ministerio de Hacienda y el Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade) ya contrataron a la unión temporal de la banca de inversiones Corficolombiana y de la firma de abogados Durán & Osorio para que determine la alternativa más adecuada para maximizar el valor de las acciones del Estado.

"Esta consultoría, que dará resultados en dos meses, nos dirá cómo debemos manejar la participación del Estado en la empresa. Así mismo, despejará dudas sobre si deberíamos ser socios estratégicos de ETB, si Colombia Telecomunicaciones es el mejor vehículo para esas inversiones, o si el Gobierno puede participar de la operación móvil de Telefónica", dice Daniel Medina, ministro de Tecnologías de la Información y de las Telecomunicaciones.

Desde hace un par de años, Colombia Telecomunicaciones adelanta un proceso de transformación en su estrategia de negocios, con el cual afronta la paulatina caída en los ingresos por servicios de telefonía fija de voz. Así, la compañía ha comenzado a consolidar sus servicios de conexión a banda ancha y de televisión por suscripción, al tiempo que proyecta varias acciones para consolidar su operación y expandir su red.

Michael Duncan, presidente de Colombia Telecomunicaciones, comenta que inicialmente la organización está decidida a competir agresivamente en servicios de banda ancha. Incluso, de los $500.000 millones que invertirá la organización este año, cerca de la mitad estarán enfocados en el desarrollo de esta línea de negocio.

"Hoy en día tenemos la mayor cobertura de banda ancha en el país y estamos trabajando conjuntamente con la Nación en proyectos públicos que nos permitan llegar a las poblaciones más alejadas, donde no hay una rentabilidad económica", comenta Duncan. En la actualidad, la empresa tiene cerca de 470.000 terminales y más de medio millón de clientes del servicio.

Otro foco estratégico está en la televisión por suscripción que, además de constituir la fórmula de Triple-Play, es el servicio donde varios de sus competidores han logrado sacar mayor ventaja: Telmex Hogar cuenta con el 53% de participación, seguida por UNE, el negocio d telecomunicaciones de EPM (25%) y DirecTV (8%), según la Comisión Nacional de Televisión.

La organización ha tenido que acelerar su proceso de compra de contenidos, así como el lanzamiento de productos interactivos y de alta definición para crear una oferta adecuada a las expectativas del mercado. Según Duncan, estas decisiones han comenzado a mostrar sus frutos al punto que, en el primer trimestre de 2010, registran un promedio de 20.000 nuevos clientes mensuales. "Nuestro producto es satelital, con lo cual somos capaces de llevarlo hasta el último rincón del país, al no tener ninguna limitación tecnológica ni geográfica", asegura.

La venta de servicios de banda ancha y de televisión satelital equivale a la mitad de los ingresos de la compañía en este momento. El año pasado, Colombia Telecomunicaciones tuvo ingresos por $2,23 billones, con una utilidad neta de $96.730 millones.

Venta, sobre el tapete

Si bien el ministro Medina y los funcionarios de Colombia Telecomunicaciones no contemplan la opción de vender la participación estatal sin conocer los resultados del estudio de la banca de inversión, varios expertos comienzan a contemplarla ante los procesos de consolidación de grandes empresas, la alta inversión que representa la constante transformación tecnológica de este negocio y el rol que debe tener el Estado en el sector.

Para Sergio Michelsen, experto en telecomunicaciones de Brigard & Urrutia Abogados, el Estado no debería participar como inversionista sino como un ente regulador que garantice que la operación del sistema sea eficiente, más ahora que se prevé una alta concentración de empresas y servicios. "El Estado no debe buscar únicamente réditos económicos sino también sociales. Entonces, debería invertir sus recursos en servicios que sean prioritarios y que el sector privado no cubre correctamente como infraestructura, educación o salud", dice.

De hecho, Colombia Telecomu-nicaciones está participando en los procesos de ETB y de Emcali, con los cuales espera acelerar su estrategia de incorporación de nuevos clientes y de expansión de infraestructura. Eso sí, esta jugada implicaría una inversión adicional para sus socios. "En la medida en que hay presiones sobre los crecimientos orgánicos, también se busca un crecimiento inorgánico para seguir desarrollando sus operaciones", dice Duncan.

A esto se une que la sustitución de los ingresos de telefonía fija pública conmutada por los provenientes de servicios de banda ancha, requiere de cuantiosas inversiones debido a las necesidades de expansión de la capacidad de las redes.

"El terreno de internet, así como de los servicios de televisión o voz sobre IP, entre otros, están sometidos a creciente competencia y menores márgenes de utilidades operacionales. Sin conocer las cifras, tengo la impresión de que el negocio no genera caja al gobierno nacional", dice Rafael Orduz, ex presidente de ETB y decano de ingeniería de la Universidad Sergio Arboleda.

Colombia Telecomunicaciones se está transformando de forma organizada y eficiente para afrontar las nuevas condiciones que le impone el sector. Ahora solo faltan los resultados de la banca de inversión contratada por el Gobierno para que la compañía sepa cuáles serían los pasos más acertados para su proceso de consolidación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?