| 8/21/2013 6:00:00 PM

El rey de los fideos

La llegada al país de la japonesa Nissin, creador de la sopa de fideos más famosa del planeta, anticipa la apertura de un nuevo mercado en alimentos.

Los japoneses quieren darle ‘sopa y seco’ a los colombianos. Más exactamente sopa de fideos o ‘Ramen’, como se le conoce en Japón a un alimento que por siglos ha sido uno de los platos favoritos de los asiáticos.

Así lo confirma la llegada al país de la multinacional Nissin Foods, la mayor productora de sopas instantáneas de fideos en el mercado nipón y creadora del ‘Ramen instantáneo’, un alimento que nació en el mercado japonés y se ha extendido por todo el mundo.

La empresa fue creada en 1948 por Momofuku Ando, después de la Segunda Guerra Mundial, y alcanzó su momento estelar en 1958, cuando su fundador desarrolló la fórmula del ‘Chikin Ramen’, la primera sopa de fideos instantánea que hoy vende la compañía bajo el nombre de Cup Noodles. Aunque inicialmente se vendía como un artículo de lujo, el producto se fue popularizando y hoy es un plato incorporado a la gastronomía japonesa, que tiene su mayor consumo entre los jóvenes.

Con presencia en 80 países, 75 plantas de producción –algunas de ellas en Estados Unidos, México y Brasil– y 7.500 empleados en el mundo, Nissin Foods es una de las compañías asiáticas de alimentos con mayor presencia internacional.

En marzo de este año la compañía abrió oficinas en Bogotá y desde entonces sus ejecutivos –japoneses y colombianos– han desplegado una intensa campaña de mercadeo para cubrir las principales ciudades del país. El lanzamiento oficial de la marca será este 27 de agosto, durante una ceremonia en la que participará Noritaka Ando, nieto del fundador.

El presidente de la firma en Colombia, Shinichi Fukushima, asegura que la apuesta por el mercado colombiano es ambiciosa porque es uno de los países con mayor potencial en América Latina debido al tamaño de la población y al ingreso.

“En Colombia son muy populares las sopas y en Asia los fideos, y encontramos que había una oportunidad muy interesante para llegar a este mercado con nuestros productos”, asegura el directivo. Previo al ingreso, la compañía investigó al consumidor colombiano y desarrolló tres variedades que se adaptan al estilo de vida y el gusto de los colombianos: sopa de fideos con sabor a gallina, a pollo y a carne, que se importarán de la planta de Estados Unidos. La compañía también venderá fideos largos en bolsa, con un costo asequible y enfocado en consumidores que no disponen de mucho tiempo para preparar su comida.

Fukushima reconoce que la compañía llega para crear una nueva categoría en el mercado de alimentos colombiano, pero está seguro de que la calidad de los alimentos y el conocimiento que tienen del consumidor les permitirá atender el mercado de quienes buscan productos fáciles de preparar.

En su etapa de ingreso, la compañía invertirá alrededor de US$6 millones, y en cinco años espera alcanzar ventas por US$30 millones. La empresa planea llegar inicialmente a las principales ciudades a través de cadenas de comercio y distribuidores, y posteriormente extenderse por todo el país. Los resultados de esta ambiciosa apuesta comenzarán a verse a la vuelta de dos o tres años, cuando la empresa espera que el Ramen haga parte de la dieta de miles de colombianos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?