| 3/4/2011 12:00:00 AM

El relevo de Murdoch

A sus 39 años, James Murdoch se perfila como el posible sucesor de su padre, Rupert Murdoch, en la presidencia de News Corporation.

James Murdoch, hijo del magnate australiano Rupert Murdoch, se perfila como el más seguro heredero de uno de los grandes emporios mediáticos del mundo. Sus otros hermanos están a la expectativa. 

El próximo 11 de marzo, cuando el magnate Rupert Murdoch cumpla 80 años, podría conocerse el nombre de su sucesor en la presidencia de News Corporation, uno de los conglomerados de medios más poderosos del mundo.

Solo superada por Walt Disney y Time Warner, la organización se ha convertido en el tercer grupo de medios de comunicación del planeta gracias a la buena gestión que Murdoch ha realizado desde su creación en 1979. Tan solo el año pasado reportó ingresos por US$32.700 millones. La compañía tiene 64.000 empleados en todo el planeta.

Entre otros activos, News Corporation es propietaria de la cadena de canales de televisión Fox, el servicio satelital Sky, los sitios web MySpace y Hulu, los periódicos The Sun, The Times y The Wall Street Journal, y la editorial HarperCollins.

Según The New York Times, el mayor candidato para reemplazar a Murdoch es James, su cuarto hijo, quien actualmente se desempeña como presidente de la firma para Asia y Europa. Esto confirmaría que hasta las ovejas más negras pueden llegar a dirigir el rebaño.

El ejecutivo solo se interesó por el negocio familiar hace diez años. Entonces, ya había abandonado la Universidad de Harvard -donde estudiaba historia y cine- para crear una pequeña productora de música rap. "Pasaba las noches fumando Marlboros y en clubes nocturnos 'reclutando' nuevos talentos", recuerda el comentarista Ronald Glover, en BusinessWeek.

En 2000, su emprendimiento musical fue absorbido por News Corporation, que decide ponerlo al frente de StarTV, su subsidiaria asiática de televisión satelital que estaba casi en la ruina. Allí dio vuelta al negocio, gracias a su ingreso en el mercado indio y a su apuesta por producir programas locales, como la versión india de Quién quiere ser millonario.

Este éxito no solo sirvió para que compararan su habilidad para los negocios con la de su padre, sino además lo catapultó a la dirección de BSkyB, empresa británica de televisión satelital, donde News Corporation tenía una minoría accionaria, pieza clave de la expansión de la compañía en Europa.

En 2007 reemplazó a su padre como director no ejecutivo y fue encargado de "asumir la responsabilidad directa por el desarrollo estratégico y operativo de los activos en televisión, prensa y productos digitales del conglomerado en Europa, Asia y el Medio Oriente", dijo la empresa en un comunicado. A pesar de sus responsabilidades, James, de 39 años, no parece tener nada ganado en la lucha por reemplazar a su padre. De hecho, hace un par de semanas Elisabeth Murdoch, la segunda hija del magnate, fue admitida en la junta directiva de News Corporation donde, según el diario The Guardian, será inicialmente observadora de las decisiones, aunque su padre espera que tenga voto en el futuro cercano.

Solo hasta el 11 de marzo se podría saber el verdadero futuro de esta sucesión. Murdoch se ha limitado a decir que no tiene preferencias. Incluso, ha sostenido que le gustaría que fuera manejada por todos, como un equipo. El magnate sueña con una transición en paz y muy familiar.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.