| 4/16/2008 12:00:00 AM

El primer ministro británico instó a banqueros a ayudar a conjurar racionamiento global del crédito.

NACIONES UNIDAS- Afectado por una popularidad en descenso y el desplome de los precios de las casas en su país, el primer ministro de Gran Bretaña, Gordon Brown, se reunió el miércoles con banqueros de Wall Street.

El primer ministró los instó a que aclaren sus deudas rápidamente, para ayudar a poner fin al racionamiento global del crédito.

En una gira de tres días por Estados Unidos, que ya está tambaleándose al borde de la recesión, Brown también se reunirá el jueves con el presidente George W Bush y con el jefe de la Reserva Federal, Ben Bernanke, el viernes para su participación en la turbulencia de los mercados.

Pero con la economía británica desacelerándose y sus índices de popularidad en descenso a un mayor ritmo que cualquier lider desde antes de la Segunda Guerra Mundial, Brown está ansioso en demostrar que está en control de la economía que administró como ministro de finanzas durante una década de prosperidad.

"Este es un período de prueba," dijo Brown. "Es probablemente una semana de prueba con todos los resultados que están siendo divulgados," agregó.

Muchos están especulando que Brown podría pronto enfrentarse con un rival para el liderazgo, especialmente si el gobernante Partido Laborista sufre enormes pérdidas, como se espera, en las elecciones locales del 1 de Mayo.

Su ministro de finanzas y cercano aliado, Alistair Darling, dijo el miércoles en China en una entrevista con una agencia de noticias que el Gobierno necesitaba un nuevo enfoque.

Brown ha permanecido desafiante ante los alegatos de que la gente está perdiendo la confianza en él. Dice que es comprensible que la gente esté preocupada sobre su propio bienestar, pero que él hará de la economía "su único enfoque."

Con este fin, se reunió el martes con ejecutivos bancarios en Londres para discutir qué medidas podrían tomarse para ayudar a poner fin al racionamiento crediticia que ha afectado durante 8 meses debido a las exposiciones de las instituciones financieras a la vertiginosa caída de los precios inmobiliarios.

El consenso en la reunión era que los mercados necesitaban más liquidez y Brown dijo el miércoles que el gobierno estaba considerando una serie de opciones con el Banco de Inglaterra para que comiencen a funcionar nuevamente los congelados mercado de hipotecas.

"Estamos determinados en hacer todo lo que esté en nuestro poder," dijo a los reporteros y agregó que iba a sostener una reunión similar con los banqueros de Wall Street a fin de obtener su visión sobre lo que se necesitaba para poner fin a la turbulencia de los mercados y los instó a informar rápidamente sus pérdidas como resultado de la inversión en las deudas hipotecarias estadounidenses.

Brown se reunirá con Bush en Washington el jueves y los problemas de la economía y los mercados serán un tema importante de discusión.

"Queremos una acción coordinada para lograr una economía más estable," dijo Brown. Acción para hacer detener la escalada del crudo y de los alimentos que está avivando la inflación en los países ricos y originando disturbios en las naciones en desarrollo también ocupará un lugar importante en la agenda.

Se espera que los dos líderes conversen sobre cómo llegar a un acuerdo global de comercio. "Estamos cerca de un acuerdo, pero corresponde a los líderes presionar para que sea aprobado," dijo un funcionario británico.

Brown también espera reunirse el jueves con los precandidatos presidenciales demócratas Barack Obama y Hillary Clinton y el virtual nominado presidencial republicano John McCain.

 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?