| 11/23/2007 12:00:00 AM

¿El nuevo gigante?

El segmento de bebidas no alcohólicas tiene un joven jugador que viene creciendo: el té helado. Los nuevos hábitos de consumo y la complementariedad de los portafolios en las empresas han potenciado su dinámica.

En el mundo, la categoría de té listo para tomar representa hoy el 7% del negocio de las bebidas no alcohólicas y es una de las más dinámicas en nuevos lanzamientos. En el último año se han registrado más de mil lanzamientos de productos relacionados con este negocio que han fortalecido los portafolios de los productores.

Colombia no ha sido ajena a este fenómeno. En 2005, solo el 2% de la población tomaba té listo. Hoy, según datos de Invamer Gallup, el 30% de los consumidores de bebidas no alcohólicas lo ha consumido al menos una vez al mes. "Aunque no está en las dimensiones de las gaseosas y los jugos, muestra un gran potencial", advierte Diana María Duque, gerente de marca de Mr. Tea de Postobón.

Para Nestlé, en Colombia el mercado de té helado está en vías de desarrollo. "Es un mercado pequeño que ofrece poca variedad pero que ha venido presentando crecimientos importantes, en especial en el último año", dice Clemencia Espinosa, gerente de marca de Nestea de Nestlé.

Esta dinámica se ha dado por la tendencia de los alimentos saludables y funcionales y los beneficios del té. "Es un mercado acorde con las nuevas tendencias de consumo", señala Beatriz Llano, gerente de mercadeo de Té Hindú.

El negocio de té en Colombia tiene tres presentaciones: el tradicional té de infusión que se toma caliente; y las bebidas heladas que se dividen en las presentaciones en polvo y el té listo. Tiene jugadores locales como Postobón -en té listo- y Té Hindú —en infusión y en polvo—, entre otros; mientras que hay marcas internacionales como Nestea, en presentación en polvo; Unilever con la marca Lipton, con presencia solo en té de infusión; y ahora Carrefour con una marca propia de té listo. En el caso de Nestea, en el mundo, Nestlé es la dueña de la marca en dos segmentos: en polvo instantáneo y refresco listo para consumir. En este último, Nestlé tiene un joint venture con Coca-Cola a través de la empresa Beverage Partners Worldwide, BPW.

Si bien no se conocen cifras del tamaño del mercado, según Espinosa, de Nestea, el valor de la categoría de té helado en polvo se acerca a $6.000 millones con crecimientos superiores al 25%. Algunos como Postobón, registran crecimientos superiores a los tres dígitos. Para varios jugadores fue precisamente esta empresa la que dinamizó el segmento. "El negocio en Colombia está iniciando gracias al impulso que está tomando de la mano de Postobón", dice un vocero de Carrefour.

Y para Postobón hace parte de su estrategia competitiva. "Somos competitivos en gaseosas que es un mercado maduro. Pero tenemos que estar en la realidad del consumidor colombiano: de la tendencia saludable y vital", explica Jhon Betancur, vicepresidente de mercadeo de Postobón.

Por su parte, Té Hindú ingresó hace cuatro años al negocio de té helado, en la presentación en polvo, con su marca Icetea. "Hemos desarrollado diferentes presentaciones, tamaños e innovaciones. Hoy representa el 10% de nuestras ventas y esperamos que en los próximos años se ubique en el 30% de participación", dice Llano.

A su vez, Nestea en Colombia solo participa en el segmento en polvo y ha registrado crecimientos superiores al 25%. "Tenemos diversos proyectos para seguir impulsando nuestro crecimiento y acercándonos cada vez más a nuestros consumidores con alternativas relevantes", dice Espinosa, de Nestlé, al preguntársele por nuevos productos en mente para el mercado colombiano.

Frente al reto de la distribución, dos jugadores pueden favorecer la dinámica de la categoría. De un lado Carrefour, que desarrolla entre sus marcas propias, el segmento de té helado. Y por otro, Postobón, cuya apuesta es masificar sus consumos y garantizar la presencia de producto. De hecho, el té de Postobon está a la espera de las evaluaciones, reglamentaciones y controles para que la marca Mr. Tea llegue a otros países, como Venezuela.

El potencial del negocio ha quedado demostrado. Pero tendrá que enfrentar varios retos: el conocimiento del producto, avanzar en mayores innovaciones y nuevos productos y complementar portafolios para llegar a convertirse en una categoría que en el futuro puede atraer jugadores como Unilever con marcas como Lipton, que aún no han llegado al mercado colombiano en té helado, pero que ya se está promoviendo en canales regionales de televisión en América Latina.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?