| 8/3/2007 12:00:00 AM

El nuevo desembarco Chileno

Cine, salud, construcción, comercio y biocomubustibles son varios de los sectores que están en la lupa de algunas empresas chilenas. La inversión proveniente de ese país creció 68,2% en el primer semestre de este año.

Las mayores cadenas de comercio chileno viven una verdadera carrera por apoderarse del mercado latinoamericano y Colombia se convirtió en una de las plazas más atractivas para su inversión.

Luego de la llegada de Falabella y la alianza que tuvo Riplay con Carulla, empresarios de la construcción, el cine, los biocombustibles y la salud han mostrado interés por abrir filiales de sus empresas en Colombia.

La estrategia de los chilenos para su conquista ha sido la asociación. Caso Falabella - Sodimac; Carulla - Ripley, o más recientemente Cencosud con el Grupo Casino (uno de los dueños de Almacenes Éxito). Los chilenos tienen claro que si entran solos en el mercado nacional la pelea es a muerte y al repartirse el mercado más de uno podría salir lastimado. Es por esta razón que todo gran inversionista que anuncia su llegada al país ya tiene algún socio en la mira.

La visión del vicepresidente técnico de Stanford Multinacional, Álvaro Camaro, es clara: "parte de ese interés chileno en Colombia se sustenta en que las tasas de inversión actual son superiores a 30% y el consumo crece en más de 5%. Esto genera confianza y hace sostenible la economía".

Otros analistas consideran que en países como Chile la variación de la productividad tiende a ser cada vez menor porque ya es mucho lo que se ha logrado, mientras que en otros como Argentina, Perú, Brasil, Uruguay y Colombia aún encuentran mercado por desarrollar.

Las cifras lo corroboran: entre enero y junio de este año, la inversión de Chile en Colombia creció un 68,2%, llegando a US$360 millones, de los cuales US$226 millones corresponden a inversión directa, US$21 millones a inversión en acciones y US$113 millones a papeles de renta fija. Según el reporte del Banco Central de Chile, Colombia ocupa el quinto lugar entre los países en América Latina con inversión chilena, después de Argentina con US$3.990 millones de dólares, Perú con US$1.204 millones, Brasil con US$1.272 millones y Uruguay con US$1.044 millones. No obstante, las cifras podrían ser mayores porque muchas empresas utilizan el apalancamiento financiero en los países de inversión.

Lo que viene...

Para los próximos tres años, la avanzada de los chilenos se mostrará mucho más agresiva. Parque Arauco informó hace dos meses que abrirá operaciones en Colombia, cuarto país de destino para este operador de centros comerciales, después de Chile, Perú y Argentina. En estos países, el grupo posee propiedades en 15 centros comerciales. (Ver recuadro perfiles).

El vicepresidente ejecutivo de Parque Arauco, Andrés Olivos, confirmó que "ya se creó la filial en Colombia, la cual tendrá como objeto la adquisición, desarrollo, administración y explotación por cuenta propia o en asociación con terceros, de centros comerciales e inversiones de carácter relacionado al comercio".

El foco de la estrategia corporativa de desarrollo de Parque Arauco está en crear una plataforma de operación regional en América Latina, potenciando el crecimiento de los activos existentes, desarrollando nuevos formatos y expandiéndose a nuevos mercados. Para esto, la empresa buscará alianzas con socios locales, cuyo perfil sea relevante en el negocio del retail.

Con este anuncio se abre una puerta para que tiendas menores se suban a esta segunda ola de inversiones chilenas en el país. "Estamos viendo la posibilidad de invertir en Colombia a través del contacto que tenemos con Parque Arauco", dijo al Mercurio de Chile el gerente general de Ferouch, Abraham Álamos.

Falabella también tiene previstas inversiones por US$ 30 millones para abrir dos tiendas más en Colombia antes de abril de 2008. La empresa aspira a abrir diez locales en todo el país hacia 2010 y, según los diarios chilenos, la idea de Falabella es profundizar su presencia en Colombia para lo cual evalúan la incursión de sus supermercados Tottus, que en Perú son líderes, luego de la alianza internacional que hizo Falabella con D&S para avanzar juntos en la conquista de los mercados (ver recuadro).

El otro gran paso sería el arribo de las tiendas por departamentos París, aprovechando el acuerdo de Cencosud con la francesa Casino para la introducción de la cadena de Homecenter Easy.

Luz Elena Villegas, gerente de mercadeo del centro comercial El Retiro, considera que "el interés de los chilenos en el país es buenísimo en la medida que no haya un canibalismo sin sentido". La visión de esta ejecutiva es que, si los expertos en el retail chileno vienen a fortalecer el comercio para mejorarlo, habrá oportunidades interesantes y seguramente el costo de arrendamiento de los locales tendrá una tendencia a la baja, pues actualmente es muy elevado. "De no ser así, veremos muchos locales desocupados en los centros comerciales, como ya está pasando tanto en los nuevos como en los que llevan más de 30 años", dice Villegas.

El cine también se proyecta

Pero la mirada no sólo está puesta en el comercio, el cine chileno también espera proyectarse en el país y muestra de ello es que Cinecolor está desarrollando una sede en Bogotá con la idea de poner en operación un laboratorio fílmico antes de que finalice 2008.

José Patricio Daire, dueño de la cadena, ha dicho que la inversión en este proyecto asciende a US$12 millones para replicar el modelo de prestación de servicio audiovisual integral que tiene en su país. La planta contará con un laboratorio cinematográfico para servicios de post producción y sistemas de audio y video digitales similares a los que funcionan en Santiago.

Elba Rodríguez McAllister, gerente General de Cineplex, considera que para Cinecolor el negocio puede ser muy bueno debido a que no existe este tipo de laboratorios en el país. Actualmente, se traen copias de México y Argentina, en su mayoría, y de España y Europa en una pequeña parte. Esto quiere decir que para los importadores de las copias también resulta positivo porque se reducen los costos.

Sin embargo, existe el riesgo de que Cinecolor logre, como ya lo hizo en Argentina, que la regulación prohíba la importación de copias ya que esto afectaría a los cineastas independientes y podría generar altos costos para la industria.

Más negocios

La otra plataforma de crecimiento en la óptica de los chilenos está en el negocio de los biocombustibles. La sociedad de inversiones Campos Chilenos, controlador de la agroindustrial Iansa, estudia desarrollar en Colombia un proyecto de etanol con posibles socios locales. Este proyecto significaría una inversión preliminar por US$60 millones, donde la mayor participación sería de los chilenos, según lo ha revelado la compañía a través de comunicados de prensa.

El sector salud, por su parte, también se ha constituido en una gran oportunidad. Banmédica llegó hace varios años al país y hoy hace presencia mediante su compañía Colmédica que ofrece los servicios de EPS y medicina prepagada. La visión de los chilenos, en este sector, es ampliar su campo de acción y aumentar su presencia tanto en cobertura como en servicios.

No todo pinta color de rosa

A simple vista, el nuevo desembarco chileno suena interesante porque crea la expectativa de nuevas oportunidades de empleo y más oferta para el consumidor final. "Los chilenos son líderes latinoamericanos en el mundo del retail. Tienen en sus universidades facultades de ingeniería comercial e invierten cuantiosos recursos en conocer en detalle a los consumidores de cada país", comenta Rafael España, analista económico de Fenalco.

Precisamente, esta preparación les ha permitido defender sus negocios de la competencia que ha ingresado a su país, al punto que grandes cadenas como Sears, J.C. Penny, Disco-Ahold, Home Depot y Carrefour se retiraron de ese mercado tras varios años de generar pérdida. La cadena francesa, que tiene presencia en Colombia, lo hizo en 2004 cuando firmó un acuerdo para transferir sus siete almacenes chilenos al grupo Distribución y Servicios (D&S) de Chile.

Pero ¿cuál ha sido la fórmula para alejar la competencia extranjera? Se preguntan varios empresarios del comercio y otros sectores. La respuesta está en la observación e imitación de sus mejores prácticas, adicionando el toque local de conocimiento del mercado.

Este panorama muestra que lo que se espera en Colombia no es fácil. Hay que recordar también que los chilenos compiten con financiación. Según los análisis de Fenalco, en Chile el 67% de las tarjetas de crédito son emitidas por los comerciantes, mientras que en Colombia esa cifra apenas alcanza el 1%. El gremio del comercio prevé que con la expansión de los centros comerciales y la llegada de nuevos protagonistas, en alianza con empresas que ya tienen el conocimiento del mercado nacional, seguramente habrá mayor énfasis en la colocación de tarjetas de crédito por parte de los comerciantes y a futuro seguirá la fusión entre las empresas que quieran sobrevivir en el mercado. La gran preocupación de los analistas económicos radica en que en la medida que haya más inversionistas extranjeros en el país, gran parte de los capitales retornará a su lugar de origen y habrá menos empresas cotizando en la bolsa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?