| 12/9/2008 12:00:00 AM

El momento de los quesos

Este segmento viene en ascenso, en un entorno muy competido y atomizado.

En los últimos años el mercado de quesos en el país ha venido en aumento. Según Nielsen, este mercado, que se divide en segmentos de quesos frescos y maduros, asciende hoy a más de $480.000 millones al año, lo que representa una producción de más de 42.500 toneladas.

En el periodo 2005 - 2007, este mercado registró crecimientos del 18% en valor, mientras que para lo corrido de este año lo ha hecho a un ritmo menor (14%). Sin embargo, es un incremento significativo dada la desaceleración de la economía y la caída en el consumo.

Las oportunidades en el mercado nacional son grandes, en especial por el consumo per cápita que tiene Colombia frente a otros países de la región. Según la Food and Agriculture Organization, en el mundo la industria quesera ha crecido 3% en los últimos años. Los dos grandes centros productores y consumidores son la Unión Europea y Estados Unidos, con registros de consumo por persona al año de 17 y 14 kilos, respectivamente. En Europa sobresalen Francia con un consumo per cápita de 23 kilos, Italia con 22 kilos y Suiza con 20 kilos. En América Latina el consumo es menor. Argentina es el mercado más desarrollado con un consumo per cápita de 11 kilos, seguido por Chile y Venezuela que alcanzan niveles de 4 kilos, y Brasil y México con 2 kilos. En Colombia está en casi 1 kilo.

Así, la categoría presenta grandes oportunidades para crecer en un escenario muy competido y atomizado. Colanta, con el 30% de participación en valor; y Alpina, con el 18%, son las compañías más grandes de la categoría, mientras que el 50% restante se divide en un sinnúmero de empresas locales y regionales. Además, las oportunidades que está presentando el mercado también las están observando productores internacionales. Por ejemplo, en últimos años, jugadores externos han entrado al segmento de quesos maduros pasando de 80 referencias a 150. Alpina viene con crecimientos del 20% en ventas desde 2006 y este es el tercer negocio en orden de importancia en los ingresos de la compañía Por su lado, Colanta invertirá $20.000 millones en una planta para queso blanco.

Esta explosión de intereses deja sobre la mesa varios retos que el sector tendrá que enfrentar. En primer lugar, corregir la informalidad, que se estima en cerca del 60% del total formal, es decir unos $290.000 millones, a lo que se suman problemas en copias de producto y empaque, no solo para grandes jugadores, sino también para las medianas y pequeñas empresas.

Del Vecchio, por ejemplo, se ha visto afectada con copias de su queso pera y de sus empaques. Sin embargo, sus planes de expansión no se detienen. La empresa, que vende $12.000 millones al año, tiene como objetivo duplicar la planta de producción de aquí a 2010, lo que le permitirá duplicar también sus ventas.

El segundo reto está en ganar presencia en los canales. Ante los nuevos desarrollos de las empresas y la llegada de nuevos jugadores, ganar un espacio en la góndola o en la vitrina del tendero será vital. La tienda viene creciendo al 26% en la categoría, mientras que en supermercados el crecimiento es del 7%. Así, podrían venir fórmulas, como por ejemplo, ver en tiendas neveras propias de las marcas, como acostumbran las bebidas, y como lo viene pensando Del Vecchio que tiene presencia en más de mil cigarrerías en Bogotá.

Y un tercer reto es trasladar el potencial de producción a mercados internacionales. Pero restricciones sanitarias y fitosanitarias, así como medidas internas de los países, no han permitido el desarrollo exportador.

Los movimientos tendrán que ajustarse a la desaceleración de la economía, no solo local sino en los mercados internacionales, pero las oportunidades están sobre la mesa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?